Logo El Confidencial
ESTE MIÉRCOLES TIENEN UN ACTO DE CONCILIACIÓN

La 'enemiga' de Álvaro de Marichalar: “No voy a darle ni un duro a este tío”

Sabina Urraca ha sido citada a un acto de conciliación este miércoles para llegar a un acuerdo con el excuñado de la infanta Elena. Él pide 30.000 euros por daños; ella que se olvide del tema

Foto: Álvaro de Marichalar, en una imagen de archivo. (Gtres)
Álvaro de Marichalar, en una imagen de archivo. (Gtres)

Álvaro de Marichalar dice que perdona “ahora y mañana”, pero no olvida, porque este miércoles denuncia que su derecho al honor ha sido vulnerado y pide una restitución del daño por la vía judicial, un daño que él cifra en 30.000 euros. Nos referimos a su entuerto con la periodista Sabina Urraca, usuaria de la aplicación Blablacar, que une a viajeros para compartir gastos de viaje en coche. En uno de estos trayectos, el empresario y la periodista freelance compartieron trayecto, y también confidencias, opiniones y, al final, una mala experiencia que quedó retratada en un artículo en el que Sabina denunciaba no solo las 'malas formas' del excuñado de la infanta Elena, sino también la actitud de una clase social que, a su parecer, “no tiene respeto ni escrúpulos”.

Ahora, este asunto se desgrana en un acto de conciliación en el que ambos están citados en un juzgado de Madrid. La cita tiene lugar este miércoles 15 de marzo a las 10:30 horas y en él se establecerá definitivamente la forma en la que el honor de Marichalar será reconstituido, ya sea económicamente o mediante una rectificación.

Sabina Urraca en una imagen facilitada a Vanitatis. (Gtres)
Sabina Urraca en una imagen facilitada a Vanitatis. (Gtres)

Vanitatis se ha puesto en contacto con Álvaro de Marichalar, pero su móvil personal no da señal e invita directamente a dejar un mensaje en su buzón de voz. No es el caso de Sabina Urraca, quien sí ha podido atendernos para que conozcamos de primera mano cómo afrontará esta vista y qué aspiraciones guarda con un asunto que comenzó en el pasado mes de agosto y que aún le genera algún que otro quebradero de cabeza.

Sabina, tal y como mantiene en conversación con este medio, no tiene ninguna aspiración puesta en este caso más allá de que termine: “No quiero en absoluto que este asunto continúe, quiero que se acabe de una vez, que se olvide por completo”, asegura. Eso sí, la idea de tener que pagar 30.000 euros le preocupa especialmente: “Soy freelance y colaboro con varias revistas. Gano bastante poco, aunque ahora por suerte he conseguido poder vivir gracias a escribir exclusivamente y no me lo creo. Estoy feliz por ello. Además en breve publico un libro. Por eso los 30.000 euros que Álvaro me solicita me parece loco, marciano, algo desorbitado y muy fuera de mis posibilidades. Por supuesto, no estoy dispuesta a darle ni un duro a este tío. Para él debe ser el pan nuestro de cada día, pero yo no quiero, tan solo publiqué un artículo en el que denunciaba la falta de respeto de una clase social, no solo sobre Álvaro de Marichalar, sino que tan solo expliqué su caso a modo de ejemplo”, analiza la periodista horas antes de tener que verse las caras con el hermano del exduque de Lugo.

Álvaro de Marichalar en una imagen de archivo. (Gtres)
Álvaro de Marichalar en una imagen de archivo. (Gtres)

Por el momento, se cierra en banda ante la posibilidad no solo de tener que pagar por lo escrito, sino también de tener que pedir perdón por unas palabras de las que no se retracta: A no ser que me vea muy jodida, no pienso pedir perdón, ni escribir una rectificación, porque no me arrepiento en absoluto de lo que publiqué, porque así lo sentía. Creo en la libertad de expresión y esto me parece delirante y, en ocasiones, como el último escrito que ha realizado sobre el tema, también contradictorio, porque en algunas cuestiones se contradice. Por favor, ¡contrólate!”, clama Sabina, que desea enfrentar este proceso con las cartas sobre la mesa y con humildad.

Lo que calla Sabina sobre Marichalar

También ha hablado sobre el revuelo que se ha producido desde que la historia dio el salto a los titulares. No tanto por el hecho de haber recibido infinidad de llamadas por parte de compañeros de profesión para conocer su opinión al respecto, sino también por persona anónimas que le deslizan información delicada sobre su 'enemigo' y que ella prefiere desechar para no hacer que la bola de nieve vaya creciendo ladera abajo: “Desde que publiqué el artículo me han llamado y escrito muchísimas personas para contarme cosas sobre él. Gente incluso que tenía contacto con él cuando eran pequeños y me cuentan que les pedía siempre dinero y jamás se lo devolvía, gente que dice que le ha engañado o estafado. La gente le ha cogido tirria y ahora que tengo este problema con él quieren darme esta información, pero yo quiero olvidarme ya del asunto y seguir con mi vida”.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios