Logo El Confidencial
se ha celebrado en la finca del Rincón

Las lágrimas de Esther Doña escuchando a Juan Peña la noche de su reboda

La novia se ha emocionado al escuchar la letra de una canción que ha interpretado el cantante que hablaba de lo fácil que es amar a alguien

Foto:

La fiesta de reboda de Esther Doña y Carlos Falcó tuvo varios momentos en los que la actual marquesa de Griñón se emocionó. Una, con el brindis de 'La Traviata' y otra fue en el transcurso de la cena cuando Juan Peña les dedicó algunas de sus canciones de amor.

Juan Peña llegando a la reboda. (Gtres)
Juan Peña llegando a la reboda. (Gtres)

Y no solo ella sino muchas de las invitadas al escuchar el estribillo que dice: "Te quiero muchísimo porque es facilísimo amarte hasta el fondo profundo de ti"... El cantante fue el plato fuerte de la fiesta y no Pitingo que nunca acudió porque no tenia que hacerlo. Ni estaba, ni se le esperaba. Después hubo música disco y fue cuando la novia cambio su vestido de Rosa Clara más tradicional por uno de tipo lencero que dejaba la espalda al descubierto.

Los vestidos de Rosa Clará que lució Esther Doña
Los vestidos de Rosa Clará que lució Esther Doña



Como sucede con todas las novias no le importó el relente de la noche y prefirió estar guapa y enseñar el modelo joya que le regaló la diseñadora. Entraba en el paquete nupcial igual que la cesión que hicieron otros proveedores. El reportaje gráfico de Esther vistiéndose se hizo una semana antes para que el día de la fiesta no hubiera nervios. A las firmas comerciales estos publireportajes les vienen muy bien y a los protagonistas también.

Esther Doña no pasó frío (o si lo tuvo, lo disimuló) y sí muchas de las invitadas que en la cena servida en el jardín se tuvieron que cubrir con chales. Las mesas estaban vestidas con manteles blancos y sillas de tijera del mismo color que el atrezzo que se utiliza cuando se alquila El Rincón para bodas, banquetes y comuniones.


Quizá lo más llamativo resulto el menú que se salía del concepto tradicional que se sirve en los convites nupciales: de primero, salpicón de frutos del mar con ají y aire de placton. Después un contundente plato denominado 'Adafina', un cocido de garbanzos con carne de cordero que según la tradición judía se elabora en una olla de barro la noche del viernes y se come durante el Shabat. Y en tercer lugar, una lasaña de tartar de ciervo. Todo el menú acompañado de los vinos del marqués.

La noche se alargó hasta la madrugada. Algunos de los invitados reservaron habitaciones en hoteles cercanos y otros regresaron a Madrid. La familia de Esther durmió en palacio.

Gracias @inesruizoficial por el #vestido de #ikat . #altacostura #hautecouture #inesruizfashionbrand

Una publicación compartida de Monica Martin Luque (@monicamartinluque) el



Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios