Logo El Confidencial
vanicity

Santorini o el glamour volcánico del Egeo

Santorín, Santorini, Tera, Thera o Thira es un pequeño archipiélago circular formado por islas volcánicas y plagado de pueblos blancos con cúpulas en azul. Y no es un sueño

Foto: Santorini.
Santorini.

Dicen que Cristiano Ronaldo, Leonardo DiCaprio, Selena Gomez o Elton John son habituales de Santorini. Y es que esta isla del Mar Egeo es misteriosa y atractiva como pocas. Cargada de leyendas y escenario de las grandes hazañas de la mitología clásica, con toda su pléyade de héroes y oráculos, Santorini no ha dejado de ser nunca la reina del Mediterráneo, territorio exclusivo del glamour, paraíso de ricos y famosos. Ha cautivado el corazón de los más de dos millones de viajeros que recibe cada año, especialmente durante las vacaciones de verano, que han quedado embrujados por su hechizo. Es solo una de las 1.400 islas que salpican las aguas griegas, pero también una de las más singulares. Dicen que aquí nació el mito de la Atlántida.

Majestuosas playas, lugares de interés arqueológico y cultural, alta gastronomía, gran oferta hotelera… Santorini es un lugar muy especial para relajarse, disfrutar y dejarse ver. Y para explorar los encantadores pueblos que conforman esta isla, 'la niña mimada' de las Cícladas. Rezuma sabor mediterráneo por los cuatro costados, por ese territorio con forma de herradura, de altos acantilados y playas multicolores, que se formó hace exactamente 3.500 años, cuando la isla reventó a causa de una gran erupción. Sus habitantes son conscientes de que viven literalmente sobre un volcán, pero no les importa, porque esta circunstancia convierte a Santorini en un destino peculiar y mágico, hasta el punto de que la denominan 'la perla del Egeo'.

Por aquí transitaron fenicios, egipcios, romanos, venecianos… Así hasta hoy. Todos luchando y codiciando este territorio que brinda, dicen, las puestas de sol más hermosas del mundo. A unos 200 kilómetros del territorio continental. Todo un lujo de la naturaleza, expresado también en esas playas de arena volcánica, de color tizón, que tanto abundan en Santorini, aunque también las hay de color rojo (Red Beach, al sur de la isla) y dorado.

Conviene tomar el pulso al territorio, recorriendo los pequeños pueblos diseminados por la isla (Kalisti, “la hermosísima”, la denominaron los fenicios). Son pueblecitos de postal, que aportan un toque blanco en lo más elevado de los ennegrecidos acantilados volcánicos y que parece que intentan lanzarse de cabeza al Egeo. Eso sí, no es territorio para tacones Santorini, por lo menos mientras se transita por sus zigzagueantes callejuelas, jalonadas por infinidad de escalones. No es decoración caprichosa. La orografía obliga. Así que podemos dirigir nuestros pasos a Fira, la capital; Oia y Pyrgos, los núcleos más importantes de población, aunque en el camino nos encontraremos con otros rincones que nos tentarán por su belleza.

Dónde dormir

Siguiendo las agujas del reloj: Hotel Tsitouras; Chromata Hotel; Hotel Grace y Hotel Vedema.
Siguiendo las agujas del reloj: Hotel Tsitouras; Chromata Hotel; Hotel Grace y Hotel Vedema.


Si quieres saber lo que es el gran lujo, tienes que dirigir tus pasos al Grace Santorini, posiblemente el hotel más exclusivo de la isla, porque te hará sentir como dentro de un cuento. Además de sus vistas espectaculares al mar, posee una arquitectura y una decoración que quita el sentido y una piscina infinity con una de las mejores panorámicas que hayas podido ver. Y si te has olvidado el portátil y necesitas hacer alguna consulta personal, no hay problema. El establecimiento te proporciona uno. Y si lo que necesitas es un iPod, también. Puedes optar por alojarte en alguna de sus impresionantes villas, con capacidad para cuatro personas, y si lo deseas te servirán champán en el desayuno, para que comiences el día con un toque de burbujas. ¿Quieres saber el precio del alojamiento? 900 euros en una suite superior para dos huéspedes.

Tampoco está mal el The Tsitouras Collection, ubicado en una gran mansión edificada con bóvedas, tragaluces y cúpulas en Firostefani en 1780 y repleta de antigüedades, entre las que descubrimos ánforas romanas, iconos bizantinos, pinturas y mapas antiguos. Las vistas son excelentes y, en torno a la casa grande, hay cinco villas con capacidad para alojar de 2 a 5 personas. La Casa del Mar, la Casa de los Vientos, la Casa de los Retratos, la Casa de Porcelana y la Casa Nureyev. Así se llaman. ¿Quieres saber qué huéspedes ilustres se han alojado aquí? Pues, entre otros, Gianni Versace, Moschino, Joan Kennedy, Jack Lang, Demis Roussos o Harvey Keitel. Pasar aquí una noche cuesta de 500 a 2.000 euros.

Abundan los hoteles en Santorini que cortan la respiración. Hay mucho para elegir. Ahí están, por citar sólo otros tres, el estiloso Chromata Hotel, el Vedema Resort, levantado alrededor de una bodega del siglo XVII, o el exclusivo Mystique.

Dónde comer

Siguiendo las agujas del reloj: Restaurante Pyrgos; Restaurante Selene; Restaurante La Maison; Restaurante Le Ciel.
Siguiendo las agujas del reloj: Restaurante Pyrgos; Restaurante Selene; Restaurante La Maison; Restaurante Le Ciel.


Algo parecido sucede con los restaurantes, muchos de ellos ubicados en emplazamientos únicos, junto a la caldera volcánica, con vistas impresionantes, porque disfrutar de la gastronomía griega y mediterránea es otro de los alicientes de Santorini. No hay que salir de la isla sin probar el suvlaki, un plato local elaborado con carne de vaca o pollo aderezada con especias, o la célebre musaka. Y de postre, también es obligado el galaktoboureko, un exquisito dulce de leche cubierto de hojaldre. Las raciones son grandes y, al final, siempre te van a ofrecer un chupito de ouzo, el licor típico griego.

El restaurante Selene es uno de los más cotizados de la isla. Sus propietarios, Yiorgos y Evelyn Hatziyannakis, promocionan y reinterpretan la cocina griega tradicional y el producto local con una carta que satisface a comensales llegados de medio mundo. Recientemente abrieron también la taberna Selene Meze & Wine, con prácticamente todas las referencias griegas de vino, y una tienda de productos delicatessen. Alta cocina en el pueblo más elevado de la isla, Pyrgos.

En Imerovigli, Le Ciel Restaurant goza de una fama merecida por proporcionar a sus clientes una excelente experiencia culinaria en su terraza al aire libre, desde la que se divisan vistas impresionantes. Es el establecimiento donde los locales celebran las bodas y eventos familiares. También en Imerovigli, La Maison ofrece una buena propuesta gastronómica, con toques creativos pero basada en el producto local. La carta la firma el chef Ioannis Pafitis. No hay que perderse su risotto con espárragos,

Otros restaurantes románticos y elegantes son Pyrgos, especializado en marisco y pescado con un jardín espectacular; Ambrosia, especializado en comida griega tradicional; o Sphinx, situado en una antigua mansión y con una gran cantidad de referencias de vino en su bodega. Todos en emplazamientos espectaculares.

Dónde dejarse ver

Siguiendo las agujas del reloj: Enigma Club; Lioyerma Lounge Club; Town Club.
Siguiendo las agujas del reloj: Enigma Club; Lioyerma Lounge Club; Town Club.

Si lo que buscas es disfrutar de la noche, Santorini ofrece una vida nocturna intensa, con fiestas en la playa y también en discotecas y bares de copas. La oferta es muy variada. La diversión comienza al caer la tarde en los chiringuitos de playa y ya no cesa. Hay locales para todo tipo de público, con música en vivo, tradicional o moderna, que animan e incitan al baile.

La playa preferida para la diversión es Perivolos, donde hay muchos chiringuitos con música hasta altas horas de la noche. Es el caso de Jo Jo Beach Bar, un club que organiza fiestas en la playa. Los precios de las copas están en torno a los 10-13 euros. O el Chilli Beach Bar, que cuenta con diferentes djs que se turnan en la consola durante la noche. Hay una larga carta de cócteles.

El Koo Club es, quizás, el club más célebre de Santorini por sus instalaciones. Está situado en Fira y cuenta con una gran sala interior y otra al aire libre para bailar hasta la madrugada. Aquí hay tres bares con palmeras, para disfrutar de un buen cóctel. La entrada cuesta 10 euros. También en Fira, Enigma Club es otro de los grandes estandartes de la vida nocturna, no en vano lleva 30 años al pie del cañón ofreciendo una buena selección de música en un emplazamiento fotogénico. Las copas valen de 10 a 15 euros. Y para los que no quieran parar de bailar, nada mejor que Town Club, también en Fira, un local que atrae a cientos de visitantes de todas las nacionalidades.

Para todo, es indispensable alquilar un vehículo (y un barquito para fondear calas). Para lo primero, un tip. Se puede conseguir hasta un 15% de descuento si sigues estas pautas para alquilar tu coche. Igualmente, no te lo pierdas: contrata una excursión en velero por el interior de la caldera del volcán con baño incluido. No olvidarás la experiencia.

El Santorini de Paloma San Basilio

Paloma San Basilio

“Santorini es una isla maravillosa con forma de media luna. Es muy espectacular, porque junto a la isla madre hay otras más pequeñas y algunas están deshabitadas. Yo estuve alojada en Fira, la capital. Está a 300 metros, en lo alto de un espectacular acantilado. Es un pequeño y encantador pueblo de casas de blanquísimas fachadas y cúpulas de colores, entre las que sobresalen las iglesias ortodoxas.

Y es que Fira, aunque es una ciudad pequeña, tiene dos catedrales que recomiendo visitar, especialmente la catedral Ortodoxa Metropolitana, que está al sur, en pleno paseo marítimo. Yo me alojé en un hotel que, tengo entendido, antes fue una casa de pescadores. El Atlantis, repetiría Tenía unas vistas espectaculares a las aguas azul profundo de la laguna. Para comer, íbamos a los muchos restaurantes pequeños que salpican la zona. Son todos buenísimos. En uno de ellos comimos ensalada griega con aceitunas y los pescadores nos regalaron una botella de vino y bailaron para nosotros.

Es muy recomendable Santorini. La mayoría de la gente llega en barco y hacen la subida hacia Fira en burro o andando. Ahora casi todo el mundo utiliza el teleférico desde el puerto de Ormos para ahorrarse los escalones.

Yo recomiendo intentar alejarse de la zona más turística e ir a visitar Akrotiri, conocida como la "Pompeya minoica". Se trata de una ciudad antigua subterránea que quedó enterrada tras la erupción del volcán de Santorini. De hecho, el estado de conservación en que se encuentra se debe a la ceniza volcánica solidificada que la cubría y se ha relacionado con la leyenda de la ciudad perdida de la Atlántida". 

.......................................................................

El equipo de belleza te recomienda el neceser perfecto de World Duty Free para este verano en Santorini

Blanca y azul. Has llegado a Santorini, una de las perlas del Egeo. Esta isla volcánica de casas encaladas cuyo skyline está rematado con infinidad de cúpulas azules, bien merece visitarla por lo menos una vez en la vida y te recomendamos unos productos imprescindibles para tu viaje. Las cápsulas mono dosis Advanced de Elizabeth Arden, contienen un sérum capaz de mejorar el tono y la luminosidad del rostro que nos encanta, y terminamos nuestro look natural playero con Crème de La Mer, un producto cuyos ingredientes -extraídos de las profundidades del mar- aportarán ese extra de hidratación que necesitan las pieles expuestas al sol.

¿Y por la noche? No debes abandonar el aeropuerto sin comprar el set de maquillaje que te permite conseguir un look para cada momento de tu viaje. ¿Y la esencia perfecta para este destino? Santorini reclama Cool Water Woman de Davidoff. Una fragancia tan clásica, como este destino de la singular Grecia.

Set de cápsulas monodosis Advanced de Elizabeth Arden. Agua de colonia Cool Water Woman Caribbean 'Summer Edition' de Davidoff. Crema The Moisturizing Cool Gel de La Mer. Paleta de viaje Travel Chic de Lancôme.

.......................................................................

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios