Logo El Confidencial
HASTA EL REY EMÉRITO TIENE FOBIAS GASTRONÓMICAS

Los alimentos que no se llevan bien con los Borbón

Setas, pan blanco, carne, tónicas normales… Estos son algunos de los alimentos que varios miembros de la familia del Rey no consumen por distintos motivos. Doña Letizia, por ejemplo, no bebe nada de alcohol. O eso ha dicho esta semana

Foto: Algunos de los miembros de la Casa Real junto a los alimentos que han retirado de su dieta (Vanitatis)
Algunos de los miembros de la Casa Real junto a los alimentos que han retirado de su dieta (Vanitatis)

Por fin se ha sabido por qué la Reina Letizia no bebe en los brindis institucionales. Levanta la copa, sonríe si se tercia y ahí finaliza su cometido. Ni tan siquiera hace amago de mojarse los labios. Este gesto, que estrenó en 2013 y que se ha ido repitiendo a lo largo del tiempo, no tenía explicación oficial. La respuesta por parte de prensa de Zarzuela era “no sabe/no contesta”. Ahora ya se conoce por boca de la propia protagonista sus razones. Un micrófono abierto captó cómo se lo reveló a un alto mando del Ejército en la visita que realizó la semana pasada a la Academia de Artillería de Segovia: “Ya no bebo, ahora soy abstemia completamente”.

Y ahí quedó la frase, que ha sorprendido a conocidos y amistades no íntimas con las que ha coincidido en conciertos y lugares públicos bebiendo gin-tonics o cervezas. Una de las últimas veces fue cuando la pareja real cenó en El Matadero con motivo de su aniversario de boda. Se les fotografió a ambos con sendos vasos de cerveza. “Seguramente lo que no le gustará será el vino tinto”, dicen los que la han tratado, confirmando que no es la única de la Familia Real que siente aversión por ciertos productos alimenticios.

Reina Letizia, Reina abstemia

Al Rey Juan Carlos, que es de buen comer –como lo está demostrando en sus rutas gastronómicas que realiza desde que dejó de ser jefe del Estado– no le gustan las setas en ninguna de sus variantes ni preparación. Dicen que podría tratarse de una alergia, pero tampoco se puede confirmar. En cambio, es capaz de tomar seis huevos fritos de una tacada, continuando la costumbre de su abuelo Alfonso XIII, que le superaba en número al servirse doce de una vez. En el bufé de la cena de Nochebuena de Zarzuela nunca se han servido setas ni champiñones, a pesar de que a la Reina Sofía le gustan a la plancha.

Respecto a Doña Sofía, en muchas ocasiones se ha dicho que es vegetariana por convicción, pero en realidad la ausencia de carne en sus menús tiene que ver con una decisión que tomó al fallecer su padre, el Rey Pablo, de cáncer de estómago. Cuando murió, hizo la promesa de no volver a comer carne, que era uno de sus platos preferidos. Desde ese momento no volvió a probar ese alimento y de ahí la creencia de su faceta naturista, que sí mantiene su hermana, la princesa Irene.

Los Reyes eméritos en una visita oficial a Tailandia (Gtres)
Los Reyes eméritos en una visita oficial a Tailandia (Gtres)

Nada de pan blanco para las herederas

Ahora parece que esa vertiente también la ejerce la Reina Letizia con sus hijas, que comen muy de vez en cuando carnes rojas. La princesa de Asturias y la infanta Sofía tampoco suelen consumir pan blanco y sí integral. Incluso en una ocasión la madre real preguntó a unas alumnas adolescentes si se servía habitualmente en el comedor del colegio. Las chicas, sorprendidas, contestaron afirmativamente. Las chuches están prohibidas en la dieta de la heredera y su hermana, y solo las toman en los cumpleaños de los compañeros de clase y siempre que su madre no esté a la vista.

Las hijas de los Reyes de España, Leonor y Sofía (Gtres)
Las hijas de los Reyes de España, Leonor y Sofía (Gtres)

El Rey Felipe no tiene manías gastronómicas. Le gusta todo, aunque no sea tan sibarita como el padre, y comparte la afición con su mujer por el marisco. En este sentido hay una anécdota relacionada con Doña Letizia cuando era princesa de Asturias. En un encuentro familiar en la Navidad de Zarzuela se dirigió a la infanta Cristina y le dijo señalando su plato: “¿Y por qué tú tienes más percebes que yo?”.

La duquesa de Lugo es muy parecida en gustos a su padre, el Rey emérito, y como le sucede al hermano Rey tampoco tiene desafectos gastronómicos y sí relacionados con el gin-tonic. La tónica no puede ser ‘normal’, tiene que ser siempre premium

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios