Logo El Confidencial
LA RELACIÓN CON SU FAMILIA POLÍTICA ES INEXISTENTE

¿Qué le ocurre a Letizia con los Gómez-Acebo?

En cada acto familiar de los Gómez-Acebo, la nota común es la misma: la asistencia en solitario de Don Felipe. Este sábado volvió a ocurrir, su esposa decidió no acudir a una reunión con la familia de su marido, el cumpleaños de la infanta Pilar

Foto: La Reina Letizia y los Gómez-Acebo en un fotomontaje de Vanitatis
La Reina Letizia y los Gómez-Acebo en un fotomontaje de Vanitatis

No ha hecho falta el cumpleaños de la infanta Pilar para demostrar que la relación de la Reina Letizia con sus primos políticos, los Gómez-Acebo, no es cordial. En realidad no es ni buena ni mala. Simplemente es inexistente. No acudió el sábado pasado al almuerzo festivo en Palma acompañando a su marido, a los Reyes eméritos y a la infanta Elena porque no le interesaba. Y tampoco quiso que fueran la princesa de Asturias y la infanta Sofía, que sí se dejaron ver al día siguiente en la cena/posado del restaurante Flanigan. Al tratarse de un acto privado no hay explicaciones públicas.

Según confirman a Vanitatis, este distanciamiento no es nuevo. Y las razones que dan para que no exista empatía con los familiares directos de su marido tiene que ver con una cuestión de conceptos. Los primos tienen una actitud laboral y profesional poco brillante. En más de una ocasión han utilizado la famosa frase prepotente de “no sabes con quién estás hablando” para replicar a quien les afeaba conductas. En otras se han visto también involucrados en negocios polémicos e incluso en el caso de la infanta Pilar su nombre formó parte de los papeles de Panamá.

Quizá la única que se ha mantenido al margen de controversias haya sido Simoneta Gómez-Acebo. La primogénita, que trabaja en la firma Cartier, no suele ser desagradable con la prensa, a diferencia de alguno de sus hermanos, que incluso amenazan, como sucedió hace unos días en el aeropuerto de Barajas con Fernando. Llamó la atención que la Policía Nacional les escoltara hasta el coche, como informó Vanitatis, cuando meses antes los protagonistas habían cedido fotos exclusivas del día de su boda a una revista.

Simoneta Gómez-Acebo y los Reyes Felipe y Letizia en una foto de 2004 (Gtres)
Simoneta Gómez-Acebo y los Reyes Felipe y Letizia en una foto de 2004 (Gtres)

Estas razones y otras muchas han hecho que la Reina no aguante a los Gómez-Acebo, si hay que explicar coloquialmente esta relación. Cuentan que en los primeros años de matrimonio los comentarios que llegaban a la consorte real de algunos miembros de la familia y amistades del marido no eran muy favorables. Y entre estos estaba el apodo de la 'jolines’ y el de la 'periodista’ dicho de una manera peyorativa. En las cenas de Nochebuena la familia jugaba al amigo invisible y decían que los comentarios despectivos de la entonces princesa hacia los regalos que la hacían, como unas botas de agua, crispaban a los Gómez-Acebo.

Si en su día tuvo que aceptar las reglas del juego y disimular esa falta de entendimiento, desde hace unos años no lo hace. No asistir al cumpleaños de la hermana más querida de su suegro no es el primer desplante y tampoco será el último. No asistió a la liturgia religiosa en la que sus sobrinos políticos Luis y Laura, hijos de la modelo Laura Ponte y Beltrán Gómez-Acebo, recibían la primera comunión. El Rey Felipe lo hizo solo. Más tarde Doña Letizia se uniría al convite acompañada de sus hijas, aunque solo estuvo un par de horas, como testificaron los reporteros que permanecían en la puerta.

Tampoco quiso participar en la fiesta del 40 cumpleaños de Beltrán, que en aquel momento vivía en casa de su madre, la infanta Pilar. Una reunión de más de 300 personas, como informó Vanitatis en su momento. La excusa del Rey Felipe fue que su mujer se había quedado en casa porque una de las niñas tenía fiebre. Otra versión que se dio fue que la que no se encontraba bien era la propia princesa. Estas reacciones pueden no ser bien vistas, pero sucedió algo parecido con Urdangarin y la infanta Cristina. Cuando se hablaba de las malas relaciones con los exduques de Palma aún no eran públicos los desmanes del matrimonio, pero ya había conocimiento interno de las tropelías por las que serían imputados. Letizia los borró de su mapa afectivo.

 

¿Tienes un dispositivo móvil iOS Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios