Logo El Confidencial
protocolo

¿Cómo se organiza una cena de gala en el Palacio Real de Madrid?

Si pensaban que la monarquía británica era la única llena de normas, descarten esa idea. Pasen y lean

Foto: Los Reyes en el Palacio Real de Madrid. (Getty)
Los Reyes en el Palacio Real de Madrid. (Getty)

Este miércoles los Reyes, Felipe y Letizia, ofrecen una cena de gala en honor del presidente de la República Popular China, Xi Jinping, y su esposa, Peng Liyuan, en el Palacio Real, el más grande de la Europa Occidental. Este edificio ubicado en el centro de Madrid –construido sobre los muros del Real Alcázar, que fue destruido por un incendio en 1734- es la residencia oficial de los monarcas, aunque como es sabido viven en el Pabellón del Príncipe de Zarzuela. Fue mandado construir por Felipe V (el primer Borbón en gobernar el país) al estilo barroco e inaugurado durante el reinado de Fernando VI. Durante estos más de dos siglos y medio, el también conocido como Palacio de Oriente ha sido testigo mudo de numerosos actos oficiales. Entre ellos las cenas de gala. ¿Cómo se preparan?

Tras el besamanos en el Salón del Trono, el ágape se celebra en el comedor de gala, inaugurado por los reyes Alfonso XII y María Cristina de Habsburgo-Lorena el 29 de noviembre de 1879 con motivo de su boda. Hasta entonces los festines se servían en el Salón de Columnas, donde fue expuesto el cadáver de la reina María de las Mercedes, primera esposa de Alfonso, que falleció prematuramente en 1878 a causa del tifus. Para el montaje de la mesa (depende su tamaño del número de invitados) se utilizan unos tableros y unas borriquetas de madera de la época de Alfonso XIII, el último monarca que habitó el edificio. El rey Juan I Carlos renunció a ocuparlo en 1975 debido a la cantidad de arreglos que se veía obligado a realizar para acondicionarlo a las necesidades de finales del siglo XX.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, junto a la Reina y Mariano Rajoy en el Palacio Real. (EFE)
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, junto a la Reina y Mariano Rajoy en el Palacio Real. (EFE)

La larga mesa (como máximo de 35 metros de largo para 121 comensales) se viste con mantelería de hilo blanco bordada en el mismo tono. Naturalmente no se usa un solo mantel, aunque en las imágenes lo parezca. El efecto óptico se consigue gracias al planchado a vapor y a unos alfileres que se pinchan a los tableros. La lámpara central del comedor, traída de París por antojo del único hijo varón de Isabel II, marca el centro de la mesa, donde se sentarán los Reyes, en un par de sillas más altas que las del resto, el uno frente al otro. Para colocar la decoración de plata (bandejas, centros de mesa con flores poco aromáticas y candelabros de diez brazos) de forma simétrica, los miembros de Patrimonio Nacional se valen de un metro. Nada se toca sin guantes y como es necesario que los operarios se suban a la mesa para adornarla, lo hacen con los pies cubiertos por unos patucos.

57 centímetros y 30 sillas a cada lado

A continuación se colocan los bajoplatos, cada invitado dispone de aproximadamente unos 57 centímetros. El Rey nunca se sienta de espaldas a la ventana y la Reina lo hace frente a la puerta por donde entra el servicio. A la derecha de don Felipe se distribuyen 29 sillas y 30 a la izquierda. Doña Letizia tendrá 30 a cada lado, como máximo. Los extremos de la mesa los ocupan el jefe y el secretario general de la Casa del Rey. Los cubiertos se colocan el mismo día de la cena y como la cristalería de Moser -que se alinea con la ayuda de un cordel que se tensa a un lado y otro de la mesa- y la vajilla blanca con filo de oro (con las iniciales de los padres del actual monarca), se lavan antes y después de cada cena a mano. Por último se colocan los platillos del pan, las servilletas, pimenteros y las sillas tapizadas en beis.

El protocolo dicta que en una cena de gala los varones deben vestir frac, lo que les permite lucir condecoraciones, y las damas, vestido largo y una tiara, en caso de poseerla. En las cenas de gala españolas se utiliza el sistema de organización conocido como mesa francesa. Es decir, los anfitriones (los Reyes) se sientan en el centro de la mesa y a sus derechas los invitados principales. Es decir, al lado diestro del Rey se ubicará Peng Liyuan y a la derecha de la Reina, el presidente Xi Jinping. A la izquierda de la consorte Letizia, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y a la de Felipe VI, su esposa, Begoña Gómez. El resto de invitados recibe a la entrada una tarjeta donde se le señala su ubicación en la mesa. Bon appetit!

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios