Logo El Confidencial
PRINCIPADO DE MÓNACO

La norma que Carlota Casiraghi puso en su boda y que los invitados se saltaron

Carlota y Dimitri pidieron a los asistentes a su enlace que no compartieran las imágenes en las redes sociales, pero estos hicieron caso omiso

Foto:  Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam el día de su boda. (Principado de Mónaco)
Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam el día de su boda. (Principado de Mónaco)

El afán de los hermanos Casiraghi por mantener su intimidad es cuando menos asombroso y más teniendo en cuenta sus múltiples apariciones públicas, así como el sinfín de contratos publicitarios que acumulan. Pero ellos siguen erre que erre tratando de que nadie se meta en sus vidas. Lo hemos visto durante estos últimos años, cuando no se han anunciado de forma oficial las bodas de los tres hermanos -nos hemos enterado por allegados- o los embarazos de las tres mujeres del clan: Beatrice Borromeo, Tatiana Santo Domingo o Carlota Casiraghi.

Quizás la amazona sea la que más intenta proteger su intimidad y así quería hacerlo en su enlace civil celebrado este sábado en el Palacio Grimaldi de Mónaco, pero le fue imposible. Como hicieron sus hermanos, Carlota pensaba distribuir un par de fotografías para contentar a sus seguidores, pero la cosa se le fue de las manos. Y es que hemos visto detalles de su enlace que seguro que ella no quería mostrar, y eso que sus invitados estaban prevenidos de que los novios no querían que la boda tuviera presencia en las redes sociales, más allá de las fotos que ellos querían proporcionar.

Tal como muestra una captura, Carlota y Dimitri pidieron a los asistentes a su enlace que no compartieran las imágenes en las redes sociales. "Por respeto a Carlota y Dimitri, os pedimos que no compartáis ninguna fotografía en las redes sociales", aparece en el texto junto a los logos de las aplicaciones Facebook, Instagram, Twitter y Pinterest tachados con una línea roja. Una advertencia que los invitados se tomaron muy a la ligera, a juzgar por la gran cantidad de material que nos ha llegado a través de esas vías.

Desde un vídeo de Andrea y Pierre Casiraghi tirando a su cuñado Dimitri a la piscina a una foto de los recién casados posando con su hijo, el pequeño Balthazar, que recibió ese mismo día las aguas bautismales. Hemos sido testigos incluso de cómo los novios bailaban, de cómo Carolina se deshacía en besos hacia su hijo Pierre o de muchas otras anécdotas. Y es que en la era de las redes sociales, es muy complicado que no se filtren fotografías y más de un gran evento como la boda de Carlota.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios