El gesto de la madre del duque de Edimburgo que pudo haber cambiado la historia
  1. Casas Reales
LA SUEGRA HEROICA

El gesto de la madre del duque de Edimburgo que pudo haber cambiado la historia

La vida de Alicia de Battenberg superaría cualquier guion cinematográfico, y parece que no se ha contado todo sobre la suegra de la reina Isabel II

placeholder Foto: El duque de Edimburgo, junto a su madre en 1960. (Getty)
El duque de Edimburgo, junto a su madre en 1960. (Getty)

Se ha hablado muchas veces de la extraordinaria historia de Alicia de Battenberg, la madre del duque de Edimburgo. Una mujer que salvó a judíos de los nazis, que fundó su propia orden religiosa y que marcó la vida del marido de la reina Isabel. Pero hay un pasaje de su vida hasta ahora desconocido que podría haber cambiado la historia de la Unión Soviética, ya que intervino para intentar salvar la vida de las cuatro hijas de Nicolás II, el último zar, que fue ejecutado junto a su familia en 1918, en plena revolución.

Ha sido Pamela Hicks la que ha desvelado esta historia inédita en el podcast que su hija India -478 en la línea de sucesión al trono por su parentesco con la reina Victoria- hace desde las Bahamas, donde vive desde hace décadas. Pamela es hija de Lord Mountbatten, el tío materno del duque de Edimburgo, y por tanto, sobrina de Alicia de Battenberg, por lo que conoce de primera mano las historias protagonizadas por esta religiosa tan especial, cuya vida superaría cualquier guion cinematográfico. Y la última no lo es menos: según ha contado en el mencionado podcast, la suegra de Isabel II intentó por todos los medios acoger a las cuatro hijas del zar, viendo el negro futuro que se cernía sobre ellas.

placeholder Olga, Tatiana, María y Anastasia, hijas del zar Nicolás II.
Olga, Tatiana, María y Anastasia, hijas del zar Nicolás II.

Incluso, llegó a escribirle una carta al primer ministro de entonces, Lloyd George, para solicitarle ayuda con el traslado de las niñas, Olga, Tatiana, María y Anastasia, ofreciéndose a adoptarlas y reconociendo que no podía incluir en la petición a Alejandro, el único hijo varón de los zares: "Mi esposo está retirado de la Marina, vivimos una vida muy tranquila en la Isla de Wight, ¿sería posible para mí tener las niñas y cuidarlas?". Una petición ante la que obtuvo una respuesta negativa, con el resultado que todos conocemos.

Los zares y sus cinco hijos fueron ejecutados el 17 de julio de 1918. Y aunque se ha especulado mucho sobre la posibilidad de que la más pequeña de las hermanas, Anastasia, hubiera sobrevivido -una historia que ha dado lugar a varias adaptaciones teatrales y cinematográficas-, la familia Romanov desaparecía esa noche de julio de hace más de un siglo, dando por infructuosos los intentos de Alicia de Battenberg de salvar la vida de las niñas. Un gesto que podría haber cambiado no solo la dramática historia de la familia imperial, sino también de la Unión Soviética.

placeholder Los zares Nicolás y Alejandra de Rusia, con sus cinco hijos.
Los zares Nicolás y Alejandra de Rusia, con sus cinco hijos.
Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Duque de Edimburgo
El redactor recomienda