Los falsos premios que recibe el rey Mohamed VI: el último, el Jean Jaurès
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ALAUÍ

Los falsos premios que recibe el rey Mohamed VI: el último, el Jean Jaurès

La prensa de Marruecos celebra la atribución de un premio "prestigioso" al monarca, pero un par de diarios osan demostrar la insolvencia de la institución que lo concedió

Foto: Mohamed VI. (Archivo)
Mohamed VI. (Archivo)

“El premio Jean Jaurès de la paz atribuido al rey Mohamed VI”. Con algún matiz, este titular se repitió a finales de la semana pasada en gran parte de la prensa marroquí acompañado, a veces, de comentarios elogiosos sobre la acertada elección del jurado que lo otorgó el 21 de septiembre.

El Centro Europeo para la Paz y la Resolución de Conflictos (CEPRC), con sede en París, concedió este galardón al monarca “por su contribución a la edificación de una sociedad justa y en paz entre hombres y naciones y su loable labor en favor de la promoción del desarrollo de África mediante su diplomacia económica, de seguridad, humanitaria, cultural y espiritual”, según rezaba un comunicado de la institución que reprodujeron los periódicos de Marruecos y fue leído en televisión. El jurado de esta primera edición del premio Jean Jaurès de la Paz recibió, según precisó el CEPRC, nada menos que 761 candidaturas entre las que eligió al soberano marroquí de 58 años.

placeholder Mohamed VI, en una imagen de archivo. (Getty)
Mohamed VI, en una imagen de archivo. (Getty)

Jean Jaurès (1859-1914) fue en Francia una figura parecida a Pablo Iglesias Posse (1850-1925), el fundador del PSOE, en España. Jaurès fue uno de los promotores del partido socialista francés, pero se caracterizó sobre todo por su pacifismo y su rotunda oposición a la Primera Guerra Mundial, motivo por el cual fue asesinado nada más estallar, el 31 de julio de 1914.

El “prestigioso” premio Jean Jaurès es, en realidad, falso. Pese a las restricciones a la libertad de prensa, dos diarios digitales marroquíes, 'Le Desk' y 'Yabiladi', se han atrevido a investigar quién lo ha otorgado. Ambos han llegado a la conclusión de que es una impostura. “Premio Jean Jaurès atribuido a Mohamed VI: autopsia de un fracaso de los medios de comunicación”, titula su artículo 'La Desk', arremetiendo contra los periódicos que reprodujeron el comunicado del CEPRC sin hacer averiguaciones.

placeholder Mohamed VI. (Reuters)
Mohamed VI. (Reuters)

'Yabiladi' asegura que el CEPRC es un “centro ficticio”. “Basta con dedicar unos minutos a la web del Centro Europeo para la Paz y la Resolución de Conflictos para dudar de la seriedad de esta institución”, recalca, por su parte, 'Le Desk'. Mohamed Ouamoussi, un periodista de origen marroquí que preside el CEPRC, “es una personalidad tan sulfurosa como intrigante”, escribe este diario tras repasar su currículum.

Entre las conferencias y debates que organizó el centro, 'Le Desk' analiza la que supuestamente se celebró en mayo de 2020 sobre el covid-19 y los oradores que en ella intervinieron. “Según nuestra investigación se trata de maniquíes: la foto de la primera oradora fue extraída de la web de un instituto de formación a las profesiones del sector aeronáutico”, indica. “Peor aún, los carteles de auténticos acontecimientos han sido tergiversados de forma grosera para dar la impresión de que fueron organizados por el Centro”, añade.

“El CEPRC propone a sus internautas que hagan una donación para apoyarle”, señala 'Yabiladi'. En su web anuncia que en 2018 las donaciones permitieron ayudar a 800.000 personas repartidas en 38 países. Nada indica, sin embargo, qué cuantía recibió ni a qué personas o proyectos fue destinada esta ayuda solidaria.

placeholder Mohamed VI, en una imagen de archivo. (Getty)
Mohamed VI, en una imagen de archivo. (Getty)

No es la primera vez que Mohamed VI ha sido galardonado con premios ficticios aunque también ha recibido, a lo largo de sus 22 años de reinado, unos cuantos auténticos. Fue premiado en 2016, recuerda 'Le Desk', por el Instituto Mandela de Burdeos, que carece de página web, con el Premio Mandela de la Paz. En esa ocasión el jurado le eligió entre 3.623 candidaturas. Tres años más tarde la prensa marroquí anunció que se le había impuesto la condecoración Ellis Island Medal of Honor, que concede la asociación estadounidense Ellis Island Honors Society, pero su nombre no figura en la web de la institución.

Si la prensa oficialista marroquí recoge a bombo y platillo estos premios impostados es porque el Palacio Real permite y hasta alienta que la noticia circule. Si quisiera evitarlo, le resultaría muy fácil contactando con el director del periódico o de la televisión. Que un par de diarios pongan en duda la solvencia de la institución que lo concede apenas importa si un aluvión de medios la dan por buena y hasta ensalzan la sabiduría del jurado que decidió galardonar al monarca.

Ni 'Le Desk' ni 'Yabiladi' se han preguntado quién de verdad, más allá de una web salpicada de falsedades, inspira estos galardones porque probablemente es imposible de investigar en Marruecos. La hipótesis más verosímil es que son instigados por el entorno del propio monarca para mostrar a la opinión pública marroquí -en el extranjero estas noticias pasan desapercibidas- el aprecio del que goza el rey más allá de las fronteras de Marruecos y también complacerle al soberano al anunciarle los premios que recibe.

Rey Mohamed VI