Logo El Confidencial
SU FUTURO JUDICIAL SE COMPLICA DÍA A DÍA

Pistorius, acusado de disparar un arma en un restaurante un mes antes de matar a su novia

Su versión de los hechos queda en entredicho con las declaraciones de sus vecinos. Además, su pasión por las armas de fuego está jugando en su contra

Foto: Oscar Pistorius en una imagen del juicio celebrado este miércoles (I.C.)
Oscar Pistorius en una imagen del juicio celebrado este miércoles (I.C.)

Se complica el futuro judicial de Oscar Pistorius. Su versión de los hechos queda en entredicho con las declaraciones de sus vecinos. Su pasión por las armas de fuego juega en su contra. Y ahora, en el tercer día del juicio del atleta paralímpico, se conoce que un mes antes de acabar con la vida de su novia, la modelo Reeva Steenkamp, sufrió un percance con una pistola en mitad de un restaurante de Johannesburgo. Más leña al fuego.

Pistorius disparó una pistola por accidente en un local de Johannesburgo, tal y como ha confesado un testigo llamado a declarar en el juicio. Los hechos se produjeron un mes antes del crimen -ocurrido en la madrugada del 14 de febrero del año pasado-, y tuvo lugar durante una comida del atleta con otros tres amigos, entre ellos, el testigo Kevin Lerena, boxeador y amigo del corredor.

Este incidente será utilizado para demostrar el supuesto carácter violento de Pistorius por la Fiscalía, que acusa al atleta de matar intencionadamente a su novia, la modelo Reeva SteenkampSegún relató Lerena ante el Tribunal Superior de Pretoria, Pistorius, de 27 años, recibió por debajo de la mesa la pistola de su amigo Darren Fresco. Con el arma en la mano, Pistorius disparó contra el suelo, lo que provocó un completo silencio entre los clientes del restaurante. Pistorius está acusado de uso temerario de armas por este incidente, en uno de los tres cargos relacionados con las armas de fuego por el que se le juzga en el proceso, en el que también se enfrenta a un cargo de asesinato por matar a su novia el día de San Valentín.

 

Siempre según Lerena, Pistorius pidió a Fresco que asumiera la responsabilidad del incidente para evitar, teniendo en cuenta la condición de famoso del velocista, un escándalo mediático. Fresco aceptó y mintió a los dueños del local, Jason y Maria Loupis, al señalar que había sido él a quien se le había disparado la pistola. Tras hablar con los propietarios, Pistorius y sus tres amigos pagaron la cuenta y se marcharon del local.

El atleta accediendo a las dependencia judiciales de Pretoria (I.C.)
El atleta accediendo a las dependencia judiciales de Pretoria (I.C.)
Llamados a declarar como testigos, los Loupis corroboraron este miércoles lo explicado por Lerena en dos declaraciones separadas. El incidente -publicado previamente en la prensa local- será utilizado para demostrar el supuesto carácter violento de Pistorius por la Fiscalía, que acusa al atleta de matar intencionadamente a Steenkamp.

Por su parte, Pistorius mantiene que disparó contra su novia, que entonces tenía 29 años, al pensar que lo hacía contra un intruso que se había colado en el domicilio de Pretoria del deportista, donde ocurrió el crimen. El fiscal Gerrie Nel admite que Pistorius tiroteó a la modelo a través de la puerta cerrada del baño, tal y como confesó en el primer día de juicio el atleta, que se declaró "no culpable" de todos los cargos.

De ser declarado culpable de "asesinato premeditado", como pide la Fiscalía, el deportista se enfrentaría a una pena de cadena perpetua. Antes, el abogado defensor de Pistorius, Barry Roux, había interrogado a otro de los testigos del caso, Charl Johnson, marido de la primer testigo, Michelle Burger, que, como su esposa, dijo haber oído gritos y disparos la noche del asesinato de Steenkamp.

Imagen del juicio de este miércoles en Pretoria (EFE)
Imagen del juicio de este miércoles en Pretoria (EFE)
Johnson se contradijo con su mujer al afirmar que fue él quien despertó a su cónyuge, quien había contado el lunes que le habían despertado gritos de "terror" de una mujer. A preguntas de Roux, Johnson reconoció también no ser capaz de recordar el número exacto de disparos que escuchó. En su declaración escrita a la Policía, Johnson aseguró haber percibido cinco o seis disparos, mientras que su mujer indicó ante la juez del caso, Thokozile Masipa, que fueron cuatro.

Roux denunció, asimismo, que el testimonio de ambos estaba condicionado por la conversación del matrimonio sobre los hechos. La segunda testigo del juicio, la también vecina Estelle Van der Merwe, declaró este martes ante el tribunal haber oído una discusión a voces, cuatro disparos y un llanto posterior durante la madrugada del crimen. El marido de Van der Merwe le dijo entonces a su mujer que la persona que lloraba era Pistorius. Roux puso en duda que la testigo pudiera oír las voces desde su casa.

El juicio a Pistorius, que en 2012 se convirtió en los Juegos de Londres en el primer deportista con las dos piernas amputadas en competir en unas Olimpiadas, comenzó este lunes en el Tribunal Superior de Pretoria y está previsto que dure hasta el 20 de marzo.

 

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios