Logo El Confidencial
recordamos su estancia en nuestro país

Sharon Stone cumple 60 años: esta es su historia de amor (y toros) con España

El rodaje de una película algo olvidada hizo que la estrella se aficionase a los toros y a nuestro país

Foto: Sharon Stone en una imagen de archivo. (Gtres)
Sharon Stone en una imagen de archivo. (Gtres)

Seis décadas de elegancia, escándalo y atrevimiento. Este sábado, Sharon Stone cumple 60 años siendo una de esas estrellas que siempre encajan en cualquier situación en la que se requiera una mujer madura con belleza e inteligencia. De sex symbol a un símbolo de estrellato a la antigua que además se confiesa fan de nuestro país.

En la vida de Stone, España simboliza la pasión y los inicios de su carrera como actriz. Mucho ha llovido desde que la norteamericana, que tiene uno de los cocientes intelectuales más elevados de Hollywood, rodase en Colmenar de Oreja (Madrid) 'Sangre y arena', una adaptación no precisamente brillante de la novela de Vicente Blasco Ibáñez sobre un torero y su encuentro con una mujer fatal. La filmación no solo tuvo lugar en ese pueblo, sino también en Sevilla o en el famoso Pabellón Multiusos de la Venta del Botín.

Cartel de 'Sangre y arena'.
Cartel de 'Sangre y arena'.

Aquello sucedió en 1988, pero treinta años pesan tanto en la memoria que para uno de los responsables de comunicación del restaurante Casa Pepe, uno de los más populares de Colmenar, parece una eternidad. “Eso debió ser en el 84 o así, ¿no?", nos dice errando el año. "Seguramente debió comer alguna vez aquí, como hizo el resto del equipo, pero no lo recuerdo”, cuenta a Vanitatis cuando nos ponemos en contacto con los responsables del local.

Lo cierto es que la que mejor puede hablar de su paso por España es la propia Sharon Stone. Nada más llegar a nuestro país los periodistas se volcaron a la hora de hacerle entrevistas y pedirle opinión sobre nuestro modus vivendi. Corría el año 1988 y, en la grabación, un reportero inquiere a la rubia sobre qué le parecen las corridas de toros poco antes de iniciarse el rodaje. Ojo a la respuesta. “No he visto ninguna, pero estoy segura de que me gustarán”. Ojo también a la siguiente. El compañero le pregunta, en esta ocasión, por los toreros y ahí 'Charo Piedra' (como la apodan torticeramente aquellos que parodian el inglés) lo tiene bastante más claro. “Me gustan muchísimo”, responde pícaramente ante la cámara. Esto ocurre años antes de que 'Instinto básico' la convierta en el 'sex symbol' definitivo del cine de los 90.

Sharon Stone en una imagen de archivo. (EFE)
Sharon Stone en una imagen de archivo. (EFE)

Pese a ese atrevimiento y a la carga erótica de una película a la que el tiempo no le ha sentado demasiado bien, el recuerdo de otros miembros de la producción no encaja con esa imagen tan atrevida. “Era bastante más tímida de lo que se la ve en pantalla. Muchos desnudos le costaban un montón”, nos cuenta alguien cercano a esa película que partía de la producción de José Frade y el guion de Rafael Azcona. Mucho nombre para tan poca chicha, aunque el rodaje le dejó un gran recuerdo a la actriz, que con el tiempo no estaría tan dispuesta a quitarse la ropa.

Contaba que, en el rodaje de la que fue su película más célebre, 'Instinto básico', Paul Verhoeven la engañó para que apareciese sin ropa interior. La teoría de su timidez en el rodaje de 'Sangre y arena' es, por tanto, válida. Aceptamos barco. Lo que también quedó claro es que a la estrella, que años después sufrió un pequeño derrame cerebral (en 2001) y se repuso de una mala racha que habría sido terrible para cualquier otra actriz, estaba enamorada de España.

Así lo repitió cuando volvió en 2006, a punto para el estreno de la secuela de su 'Instinto', y le preguntaron por paellas, toreros y demás topicazos 'made in Spain'. Por si no había quedado claro, también lo repitió en 2012, cuando rodó 'Mujer contra mujer' al lado de Andy García y Miguel Ángel Muñoz y visitó cierto plató de Telecinco. “Me encantan los toros. Son la poesía de España, parte de la cultura histórica y de los símbolos de este país”, le aseguró a Jorge Javier Vázquez cuando este dejó caer su visión antitaurina. Los amantes de los toros la aplaudieron; el resto lo vio como la excentricidad propia de extranjera. Sea como sea, los años han pasado para aquella 'Charo Piedra', una impresionante y brillante mujer a la que le costaba desnudarse y que, entre capote y capote, inició un romance insospechado con el país de la piel de toro. ¡Y olé!

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios