Logo El Confidencial
lo bueno de la moda

Brisa Fenoy: "No he visto a ninguna mujer llevar un look masculino en Eurovisión"

Cantante, modelo, compositora, DJ, embajadora de Top Manta y productora musical. Y también, claro, autora de 'Lo malo'. Hablamos con ella acerca de moda

Foto: Brisa Fenoy. (Gtresonline)
Brisa Fenoy. (Gtresonline)

El nombre de Brisa Fenoy llevaba años sonando entre los insiders de la industria radiofónica, pero la brisa se ha convertido en huracán al ser la autora del tema del momento, 'Lo malo'. Sin embargo, un ciclón tropical no puede resumirse con tan solo un término en Linkedin. Cantante, modelo, compositora, DJ, embajadora de Top Manta -la marca de ropa de los manteros de Barcelona- y productora musical ha conseguido que la canción más feminista del verano luche contra el machismo apropiándose de un género eminentemente machista: el reguetón. Ha sido precisamente su activismo feminista en la música la razón por la que se ha alzado con el Premio Racimo.

Ha publicado cuatro temas originales ('Jerico', 'Ella', 'Tres minutos' y 'Flores de colores') y está aprovechando al máximo la oportunidad que 'Operación Triunfo' le brindó. Brisa ha pasado de 'Lo malo' a 'lo mejor' en un momento en el que las marcas se la rifan y en el que es prácticamente imposible asistir a un evento en el que no esté presente. Ha logrado el éxito siguiendo sus principios y negándose a utilizar su privilegiada silueta como reclamo. "Que cada uno haga lo que quiera y vista con lo que se sienta cómodo, pero yo prefiero enseñar más el contenido de mi música que el contenido de mis genes", sentencia.

Brisa Fenoy. (Gtresonline)
Brisa Fenoy. (Gtresonline)

A los 18 años, un fotógrafo la descubrió por la calle y comenzó a trabajar como modelo, profesión que le ha servido para costearse su carrera musical. "La moda me ha enseñado a trabajar 16 horas al día y a viajar sola por medio mundo, aprendiendo de la vida. Me ha ayudado a ser quien soy y a ganar fuerza y conocimiento para conseguir mis objetivos", explica. Su renovado corte de pelo -ese que precisamente Irina Shayk se acaba de hacer- fue su forma de alejarse de la Brisa modelo de antaño para acercarse más a la Brisa artista que es en la actualidad.

Pese a su papel como modelo, hablar con Brisa de moda no es fácil. Lo suyo es la música, e intentar preguntarle acerca de sus accesorios preferidos ("No les doy mucha importancia. Prefiero llevar mochilas, porque son más cómodas y prácticas de llevar", dice tajantemente) o intentar entablar una conversación sobre sus marcas fetiche ("Vetements", responde, a secas) no da mucho juego. ¿Ha vivido alguna actitud sexista en la moda? "Por ejemplo, el que nadie me hablara durante una jornada de trabajo en una sesión de fotos. Porque al ser modelo, a veces se creían que era un maniquí y que no tenían que hablarme. Esto es bastante común, sobre todo en países como China", asegura. Pese a todo, Brisa ha tomado su experiencia en la moda y en la vida para dar forma a unas letras que hoy miles de personas cantan.

Esta algecireña nunca ha dejado que las presiones inherentes a la industria fashion la agobiaran. "Jamás me enfrenté a esas presiones y exigencias, porque tengo el cuerpo que tengo sin hacer esfuerzo ya que es genético, como muchísimo y entonces no hacía deporte... Sinceramente, la moda siempre fue un puente para dedicarme 100% a la música, así que nunca he sentido presión en la moda. En la música, sin embargo, sí", asegura. Sus looks sporty, su estética tomboy y su apuesta por la naturalidad más 'fresh' siempre le han traído problemas en una industria que busca la provocación y el artificio por encima de todas las cosas. "En las fiestas de modelo, cuando alguna vez tuve que ir por fuerza, siempre aparecía en deportivas y poco maquillada, y te aseguro que siempre me llamaban la atención". ¿Cuál era entonces su respuesta? "Que si no iba como yo quería, no iba más. He llegado a no ir a muchos sitios por eso", dice con seguridad.

'Jerico', de Brisa Fenoy.
'Jerico', de Brisa Fenoy.

Su físico fue el responsable de que muchos no se la tomaran en serio y auguraran un fracaso estrepitoso, en especial por su afán reivindicativo, ese que tampoco se apaga al hablar de moda. No veremos a Brisa subida a unos tacones fuera de la pasarela, pero tampoco la veremos con unas deportivas cualquiera. "No tengo firmas favoritas, pero cada vez pienso más en la ética que hay detrás de las marcas", afirma.

Define su estilo como "cómodo, elegante, masculino y femenino" y asegura que si actuara en Eurovisión, apostaría por un look tomboy. "No he visto a ninguna mujer llevar un look masculino en Eurovisión", explica. Ni Kate Moss ni Gigi Hadid. Su icono de estilo es David Bowie, "por su valentía de ser quien era y mostrarse tal y como quería ser, por romper esquemas y construir nuevos, por ser un icono para la música y para la sociedad", declara. "La verdad es que sigo a muchas influencers de la vida real, porque esas son las que me gustan. ¡Modelos a seguir!", responde cuando le preguntamos si sigue a alguna influencer en especial. Para Brisa la moda es innovar y cuenta con un equipo de estilistas que entiende su estilo y lo respeta. "Tengo estilistas que me economizan el tiempo, pues me ayudan a recoger, traer y llevar looks. Ellos saben cuál es mi criterio y mi gusto, y eligen muchas cosas. Después, las ponemos todas sobre las perchas y elegimos los looks, y finalmente yo elijo lo que me gusta de lo que traen. Parece fácil, ¡pero no lo es!", asegura.

Brisa Fenoy ha aprendido a no ver 'lo malo' de la moda ni de la música y a ver 'lo bueno' de sí misma, aunque si nos encontráramos en Facebook y tuviéramos que definir su estado, pondríamos 'en construcción'.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios