Toma nota, Paula Echevarría: tips de expertos para madres de más de 35
  1. Estilo
  2. Belleza
Y MÁS DE 40

Toma nota, Paula Echevarría: tips de expertos para madres de más de 35

Un embarazo de estas características necesita de algunos cuidados específicos. ¡Apunta!

Foto: Paula Echevarría protege su piel del sol. (Instagram @pau.eche)
Paula Echevarría protege su piel del sol. (Instagram @pau.eche)

Paula Echevarría está embarazada, amigos y famosos han demostrado en sus redes sociales alegría ante la feliz noticia. Pero la pregunta que se hace todo el mundo es: ¿qué edad tiene la actriz? Y a raíz de esta: ¿qué consecuencias tiene un embarazo a su edad?, ¿qué cuidados debe aplicar?

La primera te la podemos contestar nosotras: Paula tiene 43 años, es su segundo embarazo, esta es sencilla de responder. Ahora dejamos a los profesionales lo complicado. Vamos a resolver pregunta a pregunta de la mano de expertos en la materia:

El Dr. Antonio Requena, director general médico de IVI, nos explica que “ser madre más allá de los 40 años es algo que siempre ha existido, desde un punto de vista natural hay muchas mujeres que se embarazan por encima de esta edad. El riesgo fundamental que existe a partir de los cuarenta es un riesgo que ya existe a partir de los 35, pero a los 40 es mayor, un plus en la incidencia de problemas cromosómicos en el feto”. Por ello, el experto recomienda hacer un estudio cromosómico para comprobar que el niño es perfectamente normal.

Joyce Park, embajadora global de bareMinerals, da datos superinteresantes sobre el embarazo, la maternidad y las rutinas de belleza: “Nuestra piel sufre muchísimos cambios cuando estamos embarazadas. Un cambio común es el desarrollo de estrías, que ocurre cuando nuestra piel se estira físicamente para acomodar al bebé y al aumento de peso. También se da la aparición de pigmento oscuro en muchas áreas de la piel debido a cambios hormonales: ya sea en la cara en forma de melasma, la línea negra del estómago o incluso en las axilas, los pezones y la ingle”.

Paula Echevarría, en una imagen de campaña de Hawkers. (Cortesía)
Paula Echevarría, en una imagen de campaña de Hawkers. (Cortesía)

Para combatirlas y contrarrestarlas es fundamental mantener la piel de tu rostro protegida a diario con un factor de protección solar 50+ y mimar la piel. ¿Pero cómo podemos identificar estas manchas? Se trata de pequeñas manchas de tono parduzco que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo que haya sido expuesta al sol. ¿Cómo podemos diferenciarlas de las pecas? Según Raquel González, directora de educación de Perricone MD, “son muy parecidas, pero a diferencia de las pecas o efélides, los léntigos solares sí cambian de color con la exposición solar. Por otro lado, los léntigos solares siempre se limitan a zonas que hayan acumulado mucha radiación solar, como rostro y escote, el tercio superior del tronco, dorso de manos y antebrazos”. Para prevenirlas y tratarlas, según indica Raquel, “será siempre de extrema utilidad acudir a formulaciones ricas en vitamina C para prevenir con su potencial antioxidante, así como tratar la pigmentación y unificar el tono, además de mejorar la luminosidad de la piel del rostro”.

La farmacéutica Rocío Escalante, experta en dermocosmética y titular de Arborasana Farmacia, nos desvela algunos problemas que pueden surgir durante el embarazo y que se pueden tratar de una forma muy sencilla: la deshidratación y la aparición de estrías. Para luchar contra estos dos enemigos tan solo tenemos que utilizar la manteca de karité, que tiene un gran poder de hidratación y nutrición, mejorando la elasticidad y suavidad de la piel, aportándole flexibilidad y con una gran acción protectora contra la sequedad y la deshidratación. La manteca de karité restaura la hidratación y evita que la epidermis se seque, minimizando la aparición de estrías y mejorando las cicatrices.

Paula Echevarría para Hawkers. (Cortesía)
Paula Echevarría para Hawkers. (Cortesía)

A nivel nutricional, todos los expertos coinciden: lo fundamental es basarnos en una dieta mediterránea y equilibrada, consume cantidades moderadas de los seis grupos de alimentos que componen la pirámide de nutrición. Recomiendan comer 5 veces al día, evitar el consumo de azúcares, que aumentan el riesgo de diabetes gestacional, si tienes un capricho; y picar frutos secos, lo que puede beneficiar al bebé, y no es una teoría conspiratoria, lo ha demostrado un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) publicado en el 'European Journal of Epidemiology'. Más de 2.000 madres e hijos que se sometieron a varios test a lo largo de 8 años demostraron que la ingesta abundante durante el primer trimestre de embarazo de nueces, avellanas o almendras -tres raciones semanales de 30 gramos- tiene efectos positivos en la función cognitiva del bebé, en su capacidad de atención y también en su memoria a largo plazo.

Paula Echevarría Protección solar
El redactor recomienda