La herencia de los Franco sufre las consecuencias de la pandemia
  1. Famosos
PATRIMONIO

La herencia de los Franco sufre las consecuencias de la pandemia

La familia tiene a la venta varias propiedades significativas como el pazo de Meirás o un edificio en el centro de Madrid. Los expertos vaticinan bajadas de precio de entre un 6 y un 10%

placeholder Foto: La familia Franco, en una imagen de archivo. (Cordon Press)
La familia Franco, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Si ustedes están en el proceso de búsqueda de vivienda, ya se habrán dado cuenta de que el mercado está sufriendo un 'shock' del que nadie sabe muy bien cómo va a salir. Los precios todavía no han empezado a moverse, pero todas las operaciones se han convertido ahora en 'negociables', a la espera de que el tiempo confirme lo que ya están vaticinando algunos expertos: la bajada de precios en torno a un 6% o un 10%, dependiendo del lugar donde se encuentre el inmueble. Para los siete nietos de Francisco Franco, esto puede suponer una pérdida de millones de euros.

Los hijos de Carmen Franco (Francis Franco y Carmen, Mariola, Arancha, Merry, Cristóbal y Jaime Martínez-Bordiú) heredaron de su madre varias sociedades, propiedades inmobiliarias y otros bienes. Buena parte de las joyas inmobiliarias de la familia fue puesta en el mercado inmediatamente, pero por distintos motivos no han logrado venderla de momento ("no me consta", confirma su abogado, Luis Felipe Utrera-Molina) y ahora se enfrentan a una importante bajada de precios. “El mercado residencial español sufrirá un retroceso moderado por la subida brutal (aunque temporal) del desempleo. Esperamos que el precio medio caiga un 6% en 2020 (algo menos en las grandes ciudades y más en localizaciones secundarias) para recuperarlo entre 2021 y 2022". Son las previsiones de la entidad financiera suiza UBS para el mercado residencial en España. La pandemia ha paralizado la venta de casas, especialmente las de segunda mano.

placeholder Fachada del pazo de Meirás. (EFE)
Fachada del pazo de Meirás. (EFE)

Los alquileres sufrirán más, si cabe. "La caída del consumo y del turismo, sumada al repunte del comercio electrónico, provocará la desocupación de muchos espacios, una caída de los alquileres superior al 10% y un desplome temporal de las valoraciones de más del 30%", según la entidad suiza. Además, alerta de que la recuperación posterior solo será parcial. No solo ellos, en un reportaje elaborado por el portal inmobiliario Idealista, las principales empresas de Real Estate diagnosticaban cómo podía afectar el coronavirus a las ventas. Juan-Galo Macià, CEO de Engel & Völkers, barajaba tres escenarios posibles: “Uno es optimista, con una caída de los precios de venta por debajo del 10%, que podría llegar al 9% en España, con una caída de transacciones del 12%; un escenario neutral, con una bajada de precio del 11,5% y de transacciones del 16%, y uno pesimista, donde la bajada del importe de venta es del 14% y la caída de las transacciones del 20%”.

¿Cómo se aplican estos datos a las propiedades de los Franco? Los siete nietos del general recibieron de su madre principalmente propiedades inmobiliarias y empresas, la mayor parte en régimen de proindiviso (como una comunidad de bienes). El grueso de las propiedades se encuentra en Galicia y en Madrid. Hay varias 'joyas' dentro del legado, como es el caso del pazo de Meirás y todos los terrenos colindantes, que pertenecen a la familia.

placeholder Fachada del edificio madrileño que venden los Franco.
Fachada del edificio madrileño que venden los Franco.

Son cerca de 30 las fincas de Sada relacionadas con este palacete gallego. Solo la propia finca de las Torres de Meirás ocupa 66.792 metros cuadrados, que incluyen la casa palacio pero también el jardín, un bosquecillo, huerta y diversos pabellones de servicio. Lindando con esta finca hay terrenos de labranza, antiguas cuadras y hasta un depósito de agua, todo propiedad de los siete hermanos por título de herencia.

Cientos de miles de metros cuadrados que están en el foco de la Justicia. En julio de 2019, la Abogacía del Estado presentó ante el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de A Coruña una demanda contra los herederos de Franco por entender que la compra del pazo de Meirás por parte del dictador en 1941 fue "simulada y fraudulenta". El escrito reclamaba la propiedad del inmueble para el Estado "por su forma de adquisición, su administración mediante fondos y personal públicos, y el uso que se le dio al inmueble durante la Dictadura". "El pazo de Meirás se puede vender", alegaba rotundo el abogado de los hermanos en un reportaje anterior de Vanitatis. Aunque el comprador tiene que ser consciente de que si las reclamaciones del Estado prosperan, puede haber comprado humo.

placeholder Francis Franco, junto a Utrera-Molina el día de la exhumación de Francisco Franco. (EFE)
Francis Franco, junto a Utrera-Molina el día de la exhumación de Francisco Franco. (EFE)

La venta está prácticamente paralizada. A los problemas legales se suma ahora el coronavirus. Salió al mercado por ocho millones de euros, pero si hoy consiguiera venderse, con las rebajas que vaticinan las inmobiliarias, tendría que dejarse por el camino al menos medio millón más. La cantidad se aleja mucho de las primeras expectativas que manejaba la inmobiliaria que lo comercializa, Mikeli. En una entrevista en el diario 'ABC', Antonio Avilés, propietario de la inmobiliaria, decía que era "una ganga". "Porque su valor de tasación según baremos de Tinsa está muy por encima, alrededor de los 14 o 16 millones de euros", añadía.

Tampoco prospera de momento la venta del edificio de Hermanos Bécquer, sede histórica de la familia. El edificio en el que vivió Carmen Franco hasta su muerte (siete plantas en pleno centro de Madrid) fue puesto a la venta por una cantidad cercana a los 50 millones de euros, aunque, tal y como confirma Utrera-Molina, de momento no ha conseguido venderse. Tomando como referencia la mejor de las hipótesis, que tenga que bajar su precio en torno a un 6% debido a la escasa demanda, los hermanos perderían al menos tres millones de euros.

placeholder Fachada de La Piniella, en San Cucao (Llanera). (Royal Premium)
Fachada de La Piniella, en San Cucao (Llanera). (Royal Premium)

Los hermanos también quieren deshacerse del palacete asturiano La Piniella, en Llanera. Se puso a la venta en febrero de 2018 por cinco millones de euros, y, tal y como confirman en la inmobiliaria Royal Premium, sigue a la venta, ahora por 2.999.999 euros. La casa es muy singular, era propiedad de los padres de Carmen Polo y se conserva casi congelada en el tiempo. "Impresionante casa solariega asturiana en un entorno idílico, con un terreno de unas 30 hectáreas, llano, con arboleda, prados, zona de jardín decorativo y zona de árboles frutales. A la edificación, de planta rectangular, con 360 metros cuadrados, de 2 pisos y bajocubierta, se accede mediante un bonito paseo flanqueado por una hilera de árboles y vegetación. La casa no es visible desde la carretera, lo que le concede una agradable sensación de paz e intimidad...", reza el anuncio de la inmobiliaria. No podemos confirmar si el inmueble ha despertado el interés de los compradores porque "ese tipo de información es estrictamente confidencial", nos indican, y solamente se comparte "con los propietarios de los inmuebles".

Si hacemos caso al vaticinio que hizo hace unos días el portal inmobiliario Pisos.com en un informe: "Los descensos [de precios tanto en el alquiler como en la venta] se van a mover entre el 6,5% y el 13,5%". "El mayor impacto en el precio tendrá lugar en las zonas donde haya una mayor tasa de paro y menor capacidad económica, menor industria y más dependencia del turismo”, apunta Ferrán Font, director de estudios de Pisos.com. Así, en Madrid y Barcelona la bajada de precios será algo menor que en las localidades costeras y en las áreas rurales, como lo es Llanera. Siendo optimistas (rebajando el precio inicial un 8%), con La Piniella podrían perder al menos 240.000 euros.

Francisco Franco Francis Franco Carmen Martínez Bordiú