El silencioso éxito en los negocios de Paula Echevarría, en cifras
  1. Famosos
SU MARCA CRECE A PESAR DE LA PANDEMIA

El silencioso éxito en los negocios de Paula Echevarría, en cifras

La actriz se ha consolidado como una solvente empresaria de moda sin hacer alarde en redes sociales. Poco a poco, su marca, Space Flamingo, se ha convertido en un éxito

Foto: Paula Echevarría. (Cordon Press)
Paula Echevarría. (Cordon Press)

Paula Echevarría acaba de cumplir dos años como empresaria de moda. Tras casi una década dedicada en cuerpo y alma a la promoción de otras marcas, la actriz, apenas unos meses antes del estallido de la pandemia, se lanzaba de lleno a su primera aventura en el mundo textil con la ayuda de su amiga y representante Ana Tenorio. ¿Con quién si no?

Pues bien, tras casi dos años de crisis sanitaria, tener un bebé con su actual pareja, Miguel Torres, y vivir quizá su temporada más larga alejada de su carrera en televisión y cine, Paula se ha consolidado como una de las empresarias de moda más solventes de este complicado año.

Sin necesidad de solicitar ayudas o subvenciones, la actriz, según se extrae de los documentos de Salt and Sun Proyect SL, empresa que gestiona Space Flamingo (su firma de ropa), a los que ha tenido acceso Vanitatis, en 2020 facturó casi medio millón de euros en ventas.

Una cifra nada desdeñable que, según los informes consultados, pone de manifiesto que “la situación financiera de la compañía es muy buena”. No es para menos. Según los expertos, “la cifra de ventas de la empresa creció un 122,12 % entre 2019 y 2020”, y su capacidad para generar beneficios de explotación, “superior a la de su sector”. Sin duda, uno de los más castigados por la pandemia.

Paula Echevarría y Ana Tenorio, dos mujeres con una amplia experiencia en este mercado, han sabido cómo capear la crisis sanitaria y adaptar las colecciones que sacaban a la venta a las necesidades inmediatas de su clientela.

De esta manera, en plena pandemia sustituyeron las prendas de salir por una colección compuesta por artículos cómodos más orientados al homewear, impuesto sobre todo por la necesidad del teletrabajo y a la inversa cuando todo comenzó a abrirse.

Paula Echevarría, tal y como había confesado varias veces en redes sociales, soñaba con diseñar y producir una línea de ropa creada a su imagen y semejanza. Un sueño que, a la luz de los acontecimientos, tuvo que esperar y que pudo cumplir en otoño del año pasado con el lanzamiento de su primera colección completa.

Desde entonces, la propia actriz a través de sus redes sociales, nos ha ido mostrando todas las novedades integradas en los looks que se han convertido en parte de su día a día. Propuestas de estilismos que nacieron hace años y que Paula ha continuado proponiendo casi a diario para disfrute de sus más de 3,5 millones de seguidores.

¿El último? Este mono de nueva colección ultrafemenino que rápidamente alcanzó casi 35.000 likes y decenas de comentarios positivos.

Evolución del logo

Aunque el diseño de las prendas sigue sin atisbo de duda una línea constante de cortes, estampados y estilos, afines al 100% al de Paula Echevarría, la imagen de marca sí que ha ido evolucionando desde su lanzamiento.

Space Flamingo, que en un primer momento contaba con un logo en el que un flamenco disfrazado de astronauta era el protagonista, junto a una tipografía rosa fucsia imitando un cartel de neón, ahora es más sobria.

Sin rastro ni del flamenco ni de la línea neón, el nuevo logo en blanco y negro, con una tipografía mucho más sencilla, tipo ‘sans serif’ o palo seco, con la que sin duda ha ganado legibilidad sobre todo en resoluciones pequeñas típicas de las redes sociales. Una industria en la que Paula es una de las reinas del panorama.