Logo El Confidencial
es hija de josé maría entrecanales y Blanca Domecq

La Entrecanales que quiere servirnos un capón para esta Navidad

Entrevistamos a Blanca, la granjera ecológica de esta acaudalada familia y nos cuenta sus ultimas aventuras empresariales

Nuestra cita es en el restaurante madrileño Rooster, donde Blanca Entrecanales Domecq acude a esta entrevista. Recibe a Vanitatis junto a Alfonso Castellano, el chef de este restaurante, y con el que se ha lanzado a la aventura de “hacernos las Navidad más fácil. Con nuestro capón recién cocinado bastan 30 minutos mientras que te arreglas, se calienta y es imposible que no triunfes”, asegura ante la mirada atenta del cocinero amante de los productos criados con mimo y con técnicas artesanales. “Que el animal esté bien alimentado, aseado y tranquilo hace que el sabor sea espectacular. Es el mérito de los capones de Blanca”, incide Castellano que se han embarcado juntos estas Navidades en la aventura de vender online los productos de Dehesa El Milagro cocinados por él y listos para consumir. 

Blanca es una mujer tímida pero cercana, que no está habituada a conceder entrevistas ni a la prensa, pese a provenir de una familia que siempre ha estado en titulares. No le gusta llevar a gala su apellido, pero confiesa que "es una suerte para cualquier negocio apellidarse Entrecanales, pero trabajar hay que hacerlo igual". Blanca y el chef Alfonso Castellano han ideado un vídeo en el que ella es la protagonista indirecta de los capones que ella cría y él cocina.

Blanca Entrecanales
Blanca Entrecanales


 Blanca es hija de José María Entrecanales, quien estuviera 35 años al frente del gigante de la construcción Acciona, y de Blanca Domecq. Es la mayor y la única mujer de cinco hermanos: José Manuel, Bruno, Daniel y Álvaro. Heredó el amor por el campo de sus padres. Su progenitor vivió la última etapa de su vida en su finca de Santa Cruz del Retamar (Toledo), dedicado en cuerpo y alma a mimar su preciado Arrayán, el vino que ha heredado el nombre del barco familiar.

El espíritu de Acciona, la empresa familiar

Su padre siempre se caracterizó por no ser un vip al uso. Los que le conocieron dicen que no era nada ostentoso y bastante austero. Y ese carácter campechano es el que ha heredado Blanca, por eso es fácil encontrarla cualquier día entre semana con sus botas de agua trajinando en la finca El Milagro, el la comarca toledana de La Campana de Oropesa, de donde provienen los capones rellenos camperos con los que quiere ‘colarse’ en las mesas navideñas.

Blanca Entrecanales
Blanca Entrecanales

“No me he quitado las botas desde 2011, cuando arranqué mi granja ecológica. Soy de la filosofía de que el dueño tiene que estar en el campo. No creo que un negocio como este se pueda llevar a distancia. Personalmente no tengo ninguna afición a la caza y como me gusta el campo me decidí a iniciar este proyecto centrado en la explotación ganadera y agrícola con la ilusión de producir alimentos sanos y protegiendo el medio ambiente seguramente influenciada por el espíritu de Acciona, la empresa familiar. El proyecto es perfecto para mí”, relata mientras comenta que está preocupada porque con las recientes heladas sus animales pasen frío. Lo suyo es pasión por su granja y se nota.

Sobrevivió a un atropello ferroviario

Dice Blanca Entrecanales que puso Dehesa El Milagro como nombre a su finca toledana situada en la comarca La Campana de Oropesa nada más adquirirla. “Yo estaba con mi pareja entonces y elegí ese nombre después de salir ilesa de un atropello de tren al coche donde yo iba de copiloto en un paso a nivel sin barreras en el extrarradio de Oropesa. Sobreviví y llamé a la finca El Milagro. Ese accidente fue la señal para emprender mi propia aventura personal y en la que me acompañan mis tres hijos Marta, Borja y Bruno. A posteriori he pensado muchas veces que también me gusta ese nombre por la increíble transformación que ha ocurrido en la finca desde entonces". 

Blanca entrecanales
Blanca entrecanales

Su hija Marta de la Rica, interiorista de la ‘jet’

Ella está dedicada en cuerpo y alma a su finca situada en la provincia de Toledo, en la que también participa activamente su hija, la interiorista Marta de la Rica, una joven decoradora de reconocido prestigio en España. “Todos mis hijos adoran este proyecto y participan activamente en él”. Blanca cuenta que “buscó la granja al principio como un vínculo de unión con sus hijos". "Es un sitio familiar”, explica esta ganadera y empresaria que además del capón relleno para estas fiestas, tiene como principal actividad económica las cestas de productos 'eco', en las que se incluyen productos propios de la finca como las hortalizas y verduras y carnes ecológicas de vacuna, pollo y cordero lechal. 

Su ‘amor de verano’ con la Casa Alba

Blanca no es una mujer ambiciosa. Confiesa que tiene un nombre para sus animales, que tiene un buey, Manolito, al que están entrenado para arar. Y esta familiaridad quiere transmitirla a sus productos. “Pienso en pequeño porque pienso en calidad. También sé que no somos los más económicos. No queremos desbordarnos y no poder satisfacer la demanda. Yo misma con una furgoneta hice algún reparto al principio. Ahora lo hace nuestro propio personal de la granja, aunque es consciente que para crecer es necesario y ha creado una caja cerrada de menos peso para mandarla por mensajería”, dice. Este verano pudimos ver a Blanca durante en Sotogrande emprendiendo una aventura empresarial 'pop up' con Cayetano Martínez de Irujo. En el acceso a las canchas de polo se montó un restaurante, Hándicap 10, con el sello de su hija Marta, donde se ofrecían tanto productos de Dehesa El Milagro como jamones y aceite de oliva de Casa de Alba.

También Blanca aprovechó para distribuir sus famosas cestas ecológicas que tanto encandilan a la 'jet' madrileña a los residentes de Sotogrande. “Además de los productos que cultivo, me gusta animar mis cestas con otros externos que se van alternando semana a semana. Apostamos en nuestra cestas por productos de los Alba y de cualquier otro proveedor que sea artesano independientemente de que tenga apellido o no. Aún no sabemos si en verano repetiremos esta experiencia”, explica Blanca, que está deseando visitar un molino de pimentón tradicional para añadir un producto más a sus cestas. Pues eso, estas fiestas (si no tienen tiempo y sí dinero) el capón de Blanca puede ser una opción.

Descarga la app de 'Vanitatis' en tu móvil o tablet y no te perderás nunca la actualidad del corazón en España.

Gastronomía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios