Logo El Confidencial
NOTICIAS

Menchu Álvarez del Valle: "Creo en la Justicia"

Menchu Álvarez del Valle, abuela de doña Letizia Ortiz, recibía este miércoles por la tarde el Premio Nacional de Radio María Elena Domenech junto a su

Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Menchu Álvarez del Valle, abuela de doña Letizia Ortiz, recibía este miércoles por la tarde el Premio Nacional de Radio María Elena Domenech junto a su hermana Marisol en una gala organizada por la Academia de las Artes y las Ciencias Radiofónicas de España en Pozuelo de Alarcón. La locutora de radio, de 85 años, atendió amablemente a todos los medios de comunicación. Era la primera vez que lo hacía desde que la institución que ahora representa su nieta atravesara por la crisis más importante de su historia y después de que se conociera su imputación en un supuesto delito de insolvencia punible por alzamiento de bienes. “En principio me lo planteé. Me he pensado hasta el último momento el venir o no. Finalmente, me he animado a acudir porque es un galardón que también le entregan a mi hermana. Me hace mucha ilusión”, manifestó la veterana periodista en conversación con Vanitatis.

    Sobre su actual situación legal, Menchu Álvarez del Valle, que se encuentra a la espera de que el juez fije una fecha para el juicio oral después de que haya finalizado el plazo de la instrucción del caso, manifestó: “Creo en la Justicia. Considero que llega un momento en el que te resbala todo. No me queda más remedio que sea así, porque si no me moriría. Y yo no me quiero morir”. Acerca de las críticas que ha suscitado el premio por su vinculación con la Casa Real, desde que doña Letizia decidiera darle el ‘sí, quiero’ al príncipe en 2004, Menchu dijo: “Me dieron mi primera Antena de Oro en el año 1975. Me encanta hacer lo que he hecho toda mi vida. Estoy encantada de ser una simple locutora de provincias. Es lo que me ha hecho feliz en la vida”, prosiguió Menchu, que estuvo acompañada por su hijo Jesús Ortiz, varias amigas, su hermana Marisol, también premiada junto a ella, y el Padre Ángel, de Mensajeros de la Paz.
     
    En cambio, ésta comentó que todo el mundo la había felicitado. “¿También doña Letizia?”, preguntaron los periodistas. “También. Todos”, respondió. Relajada, Menchu habló de su día a día en Asturias. “Me ilusiona leer cosas interesantes, ver el programa que me gusta. El día a día es un reto. Tengo 85 años y creo que puedo decir que en mi vida no me he aburrido. Todavía conduzco. Y voy por caminos realmente complicados”. Incluso, bromeó sobre su nuevo aspecto. “Ya no me tiño. Ahora mi pelo es cano. Parezco una sueca”, espetó entre risas. Y confesó su adicción a Internet. “Me domino con solvencia. De vez en cuando me lio pero mi hijo enseguida me ayuda”. Y habló sobre el interés de algunos medios en contar con ella como colaboradora. “Yo ya no estoy para esas cosas, básicamente porque no puedo desplazarme”. 
     
    Al acto también acudieron otras personalidades relevantes del mundo de las ondas, como Luis del Olmo. “Necesitamos más gente como Menchu. Ella es única contando historias. Se merece todos los premios del mundo. Espero que le den muchos más”, dijo el locutor. También estuvieron Manuel Campo Vidal, Albert Castillón, Luján Argüelles y Elvira López Valdivieso, madre de José María Aznar, quien acudió a recibir el premio póstumo que le entregaron a Manuel Aznar Acedo, su marido y padre del político. Sin duda el momento más emotivo lo protagonizó Lorenzo Díaz, el hijo mayor de Concha García Campoy, otra de las premiadas de la noche. El joven, que estudia segundo de Periodismo estuvo acompañado por su padre, el también periodista Lorenzo Díaz, del mismo nombre. “Al terminar le llevaré el galardón a mi madre al hospital. Está encantada de recibirlo”, manifestó éste. La gala de entrega de los Premios Nacionales de Radio fue, sin duda, una mezcla de sensaciones encontradas.
     
    Noticias
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    7 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios