Carla García Barber, la novia de Morata que triunfa en Cibeles
  1. Noticias
NOTICIAS

Carla García Barber, la novia de Morata que triunfa en Cibeles

Maya Hansen fue la encargada de ponerle el broche final a la primera jornada de la Mercedes Benz Madrid Fashion Week con una colección arriesgada y

Maya Hansen fue la encargada de ponerle el broche final a la primera jornada de la Mercedes Benz Madrid Fashion Week con una colección arriesgada y que provocó reacciones radicales entre público y crítica: gustó mucho o no gustó nada. La diseñadora, famosa por sus corsés, le echó mucha imaginación al asunto y puso en escena un mundo que recordaba al de Guillermo del Toro en El laberinto del Fauno. La modelo Carla García Barber fue la responsable de abrir el desfile de Hansen. Una tarea mayúscula que, ante el éxito cosechado, aplaudió desde las gradas su novio, el jugador del Real Madrid Álvaro Morata. El joven delantero del equipo de Mourinho quiso acompañar a su chica en un día tan especial para ella, horas después de su primer gol en el Bernabéu.

A pesar de que todavía no es muy popular, Morata atendió a los numeroso fans que le reconocieron y no pararon de pedirle fotografías. Estaba agradecido por el afecto, sin ínfulas de grandeza. Lo cierto es que su chica tampoco encarna el prototipo de una modelo al uso ni el estereotipo que marcan otras influyentes WAG’s del equipo blanco, como Sara Carbonero o Nagore Aramburu. García Barber, con unas medidas casi perfectas (90-61-92), fue proclamada Miss Las Palmas en 2009 y fue Primera Dama de Honor en Miss España 2010.

Su participación en el certamen de belleza más importante de España le valió un pase al concurso de Miss Mundo, que se celebró en 2011 en Londres. Carla consiguió una octava posición. El jurado tuvo en cuenta su simpatía y su dominio al hablar, algo que no es muy habitual entre las candidatas. Colarse entre las quince finalistas fue toda una gran hazaña. En cambio, a pesar de su obvio apego por el mundo de la moda, García Barber tiene sus propios sueños. Está a punto de convertirse en médico, a falta de que realice el MIR. Esa es su verdadera vocación. Aunque de vez en cuando trabaje como modelo. Como ocurrió este lunes.

El amor de Carla y Morata no es tan conocido como el de otros ‘blancos’, pero a la vista queda que, con la proyección profesional de ambos comenzarán a ser habituales en las páginas del cuché. Llevan su relación de forma discreta, sin esconderse, pero sin hacer demasiado ruido. De hecho, el jugador declinó sentarse en el front row del desfile. Los flashes todavía imponen. Y se sentó donde el resto de invitados. Una actitud que muchos valoraron, ya que otros, con menos hazañas (deportivas o de otra índole) a sus espaldas, exigen lo contrario.  

Cibeles