Logo El Confidencial
NOTICIAS

El disgusto de la duquesa de Alba con el republicanismo de su nieta

Hace unas semanas, Brianda Fitz-James Stuart, la nieta diseñadora  y DJ de la duquesa de Alba, protagonizó un amplio reportaje para uno de los suplementos de El

Foto: El disgusto de la duquesa de Alba con el republicanismo de su nieta
El disgusto de la duquesa de Alba con el republicanismo de su nieta
Autor
Tiempo de lectura3 min

Hace unas semanas, Brianda Fitz-James Stuart, la nieta diseñadora  y DJ de la duquesa de Alba, protagonizó un amplio reportaje para uno de los suplementos de El Mundo, donde además de aparecer igualmente vestida como en el cuadro Duquesa de Alba de Francisco de Goya, la joven, de 28 años, se desmarcaba de los valores aristocráticos de su familia paterna y se posicionaba ideológicamente lejos de la monarquía. "No soy monárquica, pero lo respeto. Creo que es algo que hay que sentir y a mí no me pasa eso en absoluto, me da lo mismo”, declaró. Estas palabras molestaron -y mucho- tanto a la abuela materna como a la propia duquesa de Alba, que se llevó las manos a la cabeza tras conocer las declaraciones de su nieta.

Este jueves por la noche, durante la presentación de Lo que la vida me ha enseñado, las nuevas memorias de la noble con más títulos del mundo, María Eugenia Fernández de Castro, madre de Brianda y primera esposa del padre de ésta, Jacobo, conde de Siruela, quiso matizar el discurso de su hija y a su vez mostró su comprensión con el disgusto de su exsuegra. “Es normal que la señora duquesa se molestara, porque ella tiene una relación muy cercana y de admiración hacia la institución. Pero también es lógico que la gente joven no se sienta identificada con nada, tampoco con la política. Mi madre y toda mi familia son monárquicos hasta las cejas y no pueden entenderlo”, prosiguió ésta.

Lo cierto es que la entrevista en el periódico de Pedro Jota Ramírez de la benjamina de los dos hijos que tuvieron María Eugenia y Jacobo, que acaba de crear Planet Palmer, su propia línea de ropa, no dejó indiferente a nadie. “Conozco la historia de mi familia bastante poco. De pequeña nunca me interesó, era como por ser un poco rebelde, como “paso de ese rollo”, pero ahora me seduce más. Creo que me divertiría ponerme a investigar, pero de la misma manera que es interesante ponerse a estudiar cualquier cosa”, manifestó. Su tío, Cayetano Martínez de Irujo, también expresó su asombro ante estas palabras, durante el evento que tuvo lugar este jueves por la noche en el Palacio de Cibeles, en el que la duquesa de Alba ejerció de maestra de ceremonias.

El gen bohemio de los Alba

Tras estudiar diseño de moda en el Istituto Europeo di Design de Madrid, Brianda se marchó un año en Nueva York para perfeccionar su inglés. Al regresar recaló en La Casita de Wendy, la firma en la que ha desarrollado su profesión hasta que ahora ha decidido convertirse en empresaria. A su vez, la nieta de la duquesa de Alba se gana la vida como DJ en muchísimos eventos de la agenda lúdica de la capital, donde cotiza al alza. Brianda es junto a su hermano Jacobo, casado con Asela Pérez Becerril, y propietario de la galería de arte Espacio Valverde, la nieta más bohemia de la duquesa. Tanto que es hasta republicana.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios