Logo El Confidencial
SORPRENDIÓ SU GRAN CAMBIO FÍSICO

Tito Vilanova 'vuelve' a la Ciudad Deportiva

Este domingo Tito Vilanova regresó de nuevo a la Ciudad Deportiva del Barcelona para ver un partido del juvenil B del Barça, en el que juega su hijo Adrià

Foto: Tito Vilanova junto a su mujer Montse este domingo en Barcelona. (Mundo Deportivo)
Tito Vilanova junto a su mujer Montse este domingo en Barcelona. (Mundo Deportivo)

Este domingo Tito Vilanova regresó de nuevo a la Ciudad Deportiva del Barcelona para ver un partido del juvenil B del Barça, en el que juega su hijo Adrià. El exentrenador blaugrana no pasó desapercibido para los aficionados que se acercaron al recinto, ya que pudieron comprobar de primera mano las secuelas físicas del tratamiento al que se está sometiendo.

Con gorra, gafas de sol y con una considerable pérdida de peso, Vilanova acudió junto a su mujer, la diseñadora gráfica Monste Chaure –tan discreta como él y con quien se casó en 1992–, Jordi Roura, el segundo entrenador de la era Tito y ahora ayudante del argentino ‘Tata’ Martino, y Guillermo Amor, director técnico del fútbol formativo del club.

Esta es la primera vez que el sustituto de Pep Guardiola regresaba a las instalaciones del club blaugrana después de que el pasado 19 de julio abandonara el banquillo del primer equipo para concentrarse en su tratamiento al recaer del cáncer de la glándula parótida que padece. Aún así, es la segunda ocasión en la que aparece en público tras su adiós, lo hizo el 9 de agosto en el Festival de Cap Roig (Gerona), donde acudió con su mujer al concierto de Pablo Alborán.

A pesar de que Tito fue intervenido de urgencia y por primera vez el 21 de noviembre de 2011, volvió a recaer a finales del año pasado, cuando en un control rutinario los médicos observaron que el cáncer se había reproducido, después de que estos aseguraran que estaba completamente curado. Así, el 20 de diciembre de 2012, volvía a ser operado por segunda vez en trece meses, en El Vall d’Hebron, un hospital público que hizo alguna que otra excepción con él. Su habitación, tal como reveló Vanitatis, constaba de dos camas y, a diferencia de lo que ocurre con otros pacientes, estuvo solo durante su ingreso. Además, un guardia de seguridad se apostó durante varios días en su puerta para ahuyentar a los curiosos.

Decepcionado con Pep Guardiola

Nada hacía presagiar que un año después de que Sandro Rosell anunciara que Tito Vilanova relevaría a Guardiola en el banquillo del Barcelona, los dos técnicos darían comienzo al declive de una amistad que ha durado casi tres décadas.

Desde que Pep torciera el gesto al sentir que Tito le había robado protagonismo en el día de su despedida, las heridas entre ambos se hicieron patentes cuando la enfermedad de Vilanova y las desafortunadas palabras de su amigo –que cargó contra la directiva del FC Barcelona asegurando que utilizaron la enfermedad de Tito para hacerle daño– se convirtieron en protagonistas de las portadas de la prensa deportiva. Tras esto, Vilanova acusó a su “amigo” de no haber estado a la atura de sus muchos años de amistad ya que durante su ingreso en el Memorial Sloan Kettering de Nueva York ni Guardiola ni su mujer, Cristina Serra, se acercaron a ver a quien fue su segundo de abordo. Un hecho que Montse Chaure nunca olvidará y que no dudó en recordar a la pareja, que disfrutaba en esas fechas de un año sabático en la Gran Manzana. 

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios