Sara Carbonero, la sustituta 'low cost' de Gisele Bündchen
  1. Noticias
PRESTA SU IMAGEN A UNA FIRMA DE CHANCLAS

Sara Carbonero, la sustituta 'low cost' de Gisele Bündchen

A su trabajo como periodista, se sumó el pasado enero su papel como madre, sin embargo, no todo qudaahí ya que es la imagen de la marca Ipanema

Con la duda en el aire de si regresará o no aMediaset para cubrir el Mundial de Brasil, Sara Carbonero se ha convertido en los últimos meses en una mujer de lo más polifacética. A su trabajo como periodista, se sumó el pasado mes de enero su papel como madre del pequeño Martín. Sin embargo, no todo ha quedado ahí, ya que Sara se ha convertido en la nueva imagen de la marca Ipanema, una de las firmas más conocidas de chanclas brasileñas. De esta forma, Sara compartirá protagonismo con una de las top models más cotizadas, la brasileña Gisele Bündchen, vinculada a la firma desde hace más de una década.

Sara, para 'The Hip Tee'“La personalidad de Sara Carbonero y su look freso encajan a la perfección con la filosofía de la firma”, afirman desde Ipanema. Todo un icono en el mundo de la moda a pie de calle, algo que ella misma explota cada semana en su blog de ELLE Cuando nadie meve, la periodista se ha convertido en los últimos tiempos en todo un filón para marcas como The Hip Tee, Women’Secret o Puma, a quienes ha prestado su fama.

Con una facturación en publicidad de 1,2 millones de euros desde que el 28 de septiembre de 2011 estableciera una empresa para gestionar sus activos publicitarios con el nombre Recuerdos de Sudáfrica S.L., el contrato con la firma internacional Ipanema sería muy superior a los 100.000 euros que percibió por ser imagen de una marca de lencería, e, incluso, los 120.000 euros por su colaboración con Pantene. Vanitatis se ha puesto en contacto con Convoca, la agenda de publicidad que gestiona la nueva aventura profesional de Carbonero, que ha declinado dar una cifra, incluso aproximada, de lo que ha cobrado la periodista por lucir piel cinco meses después de dar a luz. Sin embargo, sí ha precisado cuándo comenzaron las gestiones para contar con ella como imagen de Ipanema. “Comenzamos a hablar con Sara en julio de 2013, cuando no se sabía que estaba embarazada. No hubo problema al enterarnos porque las fotografías se harían de cara a la temporada de verano de 2014”, asegura la directora de la agencia en conversación con este medio. “La idea es que Sara Carbonero siga trabajando con nosotros de cara a los próximos veranos”, confiesan.

Sara Carbonero en septiembre de 2013 en el acto de Women'Secret (Gtres)

A pesar de que no hay cifra exacta y dejando a un lado las divagaciones sobre lo que podría haberse embolsado la periodista, hay que señalar que la sombra de Gisele Bündchen es y será muy alargada, ya que Sara Carbonero sólo ha sido contratada por media temporada y para ser imagen en España, muy lejos de las condiciones de la top brasileña, cuya proyección con la firma es a nivelinternacional y para todo el año.

Cuatro meses después de ser madre

Con un look veraniego y boho-chic, las imágenes promocionales de Ipanema se realizaron el pasado mes de abril, apenas cuatro meses después de dar a luz a su primer hijo. Muy recuperada, fue ella misma la que en su blog desveló algunos secretos de “un proyecto muy chulo que verá la luz dentro de muy poquito”, escribía. Ahora, un mes después, se puede afirmar que aquellas fotografías de una playa virgen de la Costa Brava que colgaba Sara Carbonero corresponden al reportaje fotográfico realizado para esta firma de chanclas.

Además, desveló algunos destalles que ahora cobran todo el sentido. Durante el ‘shooting’ la periodista estuvo acompañada por el fotógrafo Bernardo Doral, “diga lo que diga de él me quedaré corta, con él puedo sentirme yo misma, me conoce a la perfección y sabe sacar lo mejor de mí, disimular mis defectos y resaltar mis virtudes”, aseguraba en su espacio personal. Leticia Díaz y la maquilladora Vicky Marcos, con quienes compartió alojamiento en La Malcontenta, en Palamós (Girona), una antigua masía rehabilitada que conquistó a la periodista.

Sara Carbonero
El redactor recomienda