Logo El Confidencial
situada dentro del parque nacional cabañeros

Alejandro Aznar y Mónica Oriol se defienden tras la polémica con su finca

Una pista forestal supuestamente ilegal, permisos de caza cuestionados y unas obras que también han sido puestas en tela de juicio

Foto: Alejandro Aznar, Mónica Oriol y una vista aérea de la finca de Cabañeros
Alejandro Aznar, Mónica Oriol y una vista aérea de la finca de Cabañeros

Una pista forestal supuestamente  ilegal, permisos de caza cuestionados y unas obras que también han sido puestas en tela de juicio. Son las polémicas que rodean a la finca que Alejandro Aznar posee en el Parque Nacional Cabañeros. Él siempre ha sido extremadamente discreto y su presencia en los medios de comunicación es más bien escasa. Casado con Mónica Oriol, es Presidente de las Bodegas Marqués de Riscal y de la naviera Ibaizabal. En las últimas semanas, muy a su pesar, saltaba a la palestra informativa por una polémica desatada a raíz de unas obras en su finca Cabañeros, situada dentro del Parque Nacional del mismo nombre. Distintos grupos ecologistas como Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife o WWF han formulado una petición a la Fiscalía para que investigue las obras realizadas en la casa que se encuentra dentro de su finca y la creación de una supuesta pista ilegal. Sin embargo, una licencia de obras tramitada desde la localidad Alcoba de los Montes, donde se encuentra la casa, puede acabar dando la razón a Aznar y los suyos.

Aznar (segundo empezando por la izda.) en su designación como Cónsul de Bilbao
Aznar (segundo empezando por la izda.) en su designación como Cónsul de Bilbao

La finca de la polémica es propiedad de la familia Aznar desde 1940. En 1983 vendieron 17.400 hectáreas al Ministerio de Defensa por 800 millones de las antiguas pesetas, quedándose la familia con 7.000 hectáreas y la casa originaria. Años más tarde, en 1995, la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha creó el Parque Nacional de Cabañeros. La creación forestal hizo que la finca familiar al completo quedase dentro de las lindes del espacio protegido. El Parque en cuestión tiene 18.000 hectáreas que son propiedad privada, formada por, entre otras fincas, una pequeña parte de El Avellanar de Alberto Alcocer, o un 50% de Las Cuevas, propiedad de Alberto Cortina, además de otras.

Durante el siglo XX, la casa originaria se sometió a distintas obras de reconstrucción debido a su mal estado, y a una ampliación autorizada en 1960. Hace años, fue deseo de Aznar demoler la casa antigua y construir una nueva vivienda en otra zona de la finca, para lo que se solicitó un permiso al Parque Nacional. Sin embargo, dicho permiso le fue denegado. En 2010, la casa presentaba daños estructurales importantes en paredes y tejado, por lo que los Informes del Parque Nacional son favorables a su demolición y construcción de una nueva vivienda, pero con la condición de que conserve la misma planta que la originaria.

Obras en la finca de Alejandro Aznar (Ecologistas en Acción)
Obras en la finca de Alejandro Aznar (Ecologistas en Acción)

Con el proyecto en la mano, el Ayuntamiento de Alcoba de los Montes tramitó una licencia a la que Vanitatis ha tenido acceso en exclusiva. “Actualmente, la obra se encuentra terminada exceptuando los exteriores ya que ha habido que modificar el proyecto para que esté dentro de la licencia de obra. Eso nos dará el certificado final de obra y la licencia de primera ocupación en breve”, declara un responsable de la finca. Vanitatis ha tenido acceso a unas fotografías aéreas que verifican que en las obras se ha respetado la planta original de la casa.

Pista forestal ilegal y permisos de caza

Alejandro Aznar en una imagen de archivo
Alejandro Aznar en una imagen de archivo

Otra de las polémicas suscitadas por los grupos ecologistas es la supuesta creación de una pista forestal ilegal dentro de la finca. Cuando la familia Aznar vendió parte de su finca al Ministerio de Defensa, aún no existía aún la carretera CM-4107, que une Horcajo de los Montes con Retuerta de Bullaque. En pleno proceso de compra, la Diputación realizó un camino como posible trazado inicial de la carretera, aunque finalmente no fue utilizado para tal uso. Dicho camino, existente desde 1984, no era utilizado por Alejandro Aznar ni los invitados a su finca hasta que, tras las obras de la ‘nueva’ vivienda expresan su deseo de entrar a Cabañeros por ese camino.

Para ello, han solicitado un permiso al Parque Nacional, a la Diputación y a Vías Pecuarias ya que, precisamente, una Vía Pecuaria lo atraviesa. Los tres organismos han dado su autorización a la mejora (documento facilitado en exclusiva a Vanitatis), pero no a que se asfalte como pretendía en un principio la propiedad. Para ello, se ha utilizado zahorra, un material árido utilizado comúnmente en pistas forestales. Lo que sí es cierto es que el cruce de la Vía Pecuaria con el cerramiento de la finca se encuentra aún en proceso de legalización.

Otro de los puntos calientes dentro del Parque Nacional Cabañeros ha sido la caza. Por ley, dicha actividad está prohibida dentro del lugar. Sin embargo, se ha autorizado a los propietarios de las fincas a llevar a cabo un control de población de caza mayor. En principio, ese permiso caducaría en 2017, pero recientemente se ha prorrogado gracias a una enmienda del PP en el Senado hasta 2020.  “El control de población lo llevamos a cabo los propietarios porque el Parque no tiene capacidad ni medios para hacerlo, ni tampoco está legitimado para hacerlo dentro de las fincas privadas. Si no existiera ese control de población se haría un daño a la vegetación tan acusado que se comprometería la propia conservación del Parque”, declara una voz autorizada por Aznar.

Noticias
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios