Cinco frases (y gestos) para ver la vida como Celia Villalobos y Rita Barberá
  1. Noticias
fuente de titulares

Cinco frases (y gestos) para ver la vida como Celia Villalobos y Rita Barberá

Estos días Celia Villalobos y Rita Barberá han sido las protagonistas de sendas polémicas por frases o gestos desafortunados: el "caloret", el Candy Crush... Y no han sido las únicas. Las repasamos

placeholder Foto: Celia Villalobos y Rita Barberá en un acto juntas (Gtres)
Celia Villalobos y Rita Barberá en un acto juntas (Gtres)

Estos días Celia Villalobos y Rita Barberá han sido las protagonistas de sendas polémicas por frases o gestos desafortunados: el "caloret", el Candy Crush... Pero estas no son las únicas acciones 'graciosas' que han protagonizado estas dos damas del Partido Popular. Vanitatis repasa los momentos más grandes.

1. La reina de los coches:

Villalobos, estresada porque del garaje del Congreso de los Diputados salían todos los coches oficiales menos el suyo, no solo se puso a dirigir la salida, sino que comenzó a gritar a su conductor: “¡Vamos, Manolo!”, “No son más tontos porque no se entrenan”. Era 2007 y ella entonces era diputada.

2. Los discursos improvisados:

La euforia del discurso de las Fallas también provocó un cortocircuito en la mente de la alcaldesa valenciana, Rita Barberá. Ya se ha popularizado el “caloret” que hacía o iba a hacer en Levante. Ella asegura que existe, aunque la Academia Valenciana de la Lengua dice que no, que sería "la caloreta". Su palabra ha creado un nuevo tema del verano.

3. Consejos de ama de casa:

En momentos de crisis, los gabinetes de comunicación deberían aplicar la máxima de Villalobos: ser sincera y natural. Frente a la crisis de las vacas locas recomendó a las amas de casa echar "huesos de vaca cuando hagan una comida, aunque ya no se venden, sino de cerdo".

4. Frente a las críticas, muecas:

Por su parte, Rita Barberá afirmó que “un bolso de Louis Vuitton es un regalo habitual”. Lo hizo durante el juicio por los trajes de Francisco Camps. Su último acto de naturalidad ha sido asomada al balcón de la casa consistorial durante la mascletá. Rita se ha llevado la mano a la nariz y ha hecho un infantil y tierno gesto de burla.

5. Si te aburres, no disimules:

A Celia Villalobos el debate sobre el estado de la nación le pareció eterno. No pudo sucumbir a la tentación de jugar en su iPad. Al día siguiente afirmó que estaba leyendo la prensa.

Celia Villalobos Rita Barberá
El redactor recomienda