Conceden a Julián Muñoz el tercer grado por su enfermedad "grave e incurable"
  1. Noticias
"señalan un pronóstico de vida corto"

Conceden a Julián Muñoz el tercer grado por su enfermedad "grave e incurable"

El juez de Vigilancia Penitenciaria de Málaga ha acordado que el exalcalde de Marbella siga cumpliendo su condena en tercer grado por su enfermedad grave e incurable

Foto: Julián Muñoz (Gtres)
Julián Muñoz (Gtres)

El juez de Vigilancia Penitenciaria de Málaga ha acordado que el exalcalde de Marbella JuliánMuñoz, interno en la prisión de Alhaurín de la Torre, siga cumpliendo su condena en tercer grado por su "enfermedad grave e incurable", por la que los informes médicos "señalan un pronóstico de vida corto".Además, en la resolución se ha tenido en cuenta la falta de facilidad para volver a delinquir, la escasa peligrosidad del interno y razones humanitarias y de dignidad personal, tal y como ha informado este martesel Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Este acuerdo no supone la supresión del cumplimiento de la condena -sus penas suman 14 años por casos de corrupción-ni ningún tipo de indulto, ya que JuliánMuñozseguirá cumpliendo las penas impuestas en un establecimiento penitenciario adecuado a las características del interno, una vez que pase al tercer grado.

El letrado del exalcalde marbellí, el director de la firma Lemat Abogados con sede en Granada Antonio José García Cabrera, ha detallado a Efe que el auto responde al deteriorado estado de salud deMuñozy a la "alta posibilidad" de sufrir una muerte súbita, por lo que ha adelantado que pedirá ahora la libertad condicional deMuñoz. Tiene entre sus dolencias cardiopatía isquémica-hipertensiva, diabetes mellitus tipo I, dislipemia, arteriopatía sistémica con stent ilíaco, insuficiencia venosa, hipoacusia bilateral, adenoma de próstata, artrosis cervical, ictus sin secuelas neurológicas y aneurisma de aorta.

Hace unas semanas,el excalde de Marbella tuvo que ser tratado a causa de una trombosis en una de sus piernas,según pudo confirmarVanitatisde fuentes institucionales. Esta ha sidola última consecuenciade unos problemas circulatorios y cardiovasculares que vienen de atrás y que le obligaron, el pasado mes de marzoa estar ingresado en un hospital de Málaga. Unas dolencias que se unen alempeoramiento progresivo de su diabetes:en cuestión de semanas ha pasado de controlar esta patología con pastillas a tener que suministrarsela insulina mediante unainyección.

Todo este cúmulo de problemas de saludha derivado en una notable pérdidade peso.Aquellos amigos que han podido visitar al exnovio deIsabel Pantojacuentan que, desde que ingresó en abril de 2013 en la cárcel de Alhaurín de la Torre (Málaga)–condenado a seis años de prisión por el caso Blanqueo–,habría perdido alrededor de 23 kilos. Un dato que ahora sale a la luz en un informe que confirma la "pérdida de peso en relación con los exámenes previos", así como una "claudicación intermitente de extremidades inferiores, desviación de la comisura bucal hacia la derecha con babeo constante, pérdida de masa muscular y mala ventilación de lóbulos inferiores pulmonares", aunque precisa que en este momento no se puede considerar un enfermo terminal.

A medida que pasan los meses, el ex primer edil ha visto menoscabadas sus fuerzas y su ánimo."Julián no termina de aceptar su situación y no se adapta a la cárcel. Psicológicamente está mal.Cuentan que, a veces, cuando se reúne con su familia o sus abogados no se le entiende al hablar: no vocaliza y se le cae la baba", aseguran a este medio desde su entorno. Unas 'secuelas' muy similares a las del ictus que sufrió el pasado diciembre y que leobligaron a estar ingresado unos días en el hospital Virgen de la Victoria de Málaga.

Julián Muñoz
El redactor recomienda