Logo El Confidencial
en la peseta de doña casilda

Con agua y sin Viri: encontramos a Rajoy celebrando la victoria en un bar de copas

Entre las lideresas del partido que celebraron la victoria minutos antes, estuvieron presentes en el local Soraya Sáenz de Santamaría y Cristina Cifuentes. Solo la vicepresidenta tomó cerveza

Foto: La Peseta de Doña Casilda, un restaurante cercano, situado en la calle Zurbano. (Foto: María Zuil)
La Peseta de Doña Casilda, un restaurante cercano, situado en la calle Zurbano. (Foto: María Zuil)

Sin alcohol y sin mujer. Así se podría resumir la forma en la que Mariano Rajoy celebró la victoria del Partido Popular este domingo por la noche. Según ha podido confirmar Vanitatis, el presidente del Gobierno y parte de su equipo se fueron a tomar algo, tras su triunfal salida al balcón de la sede del partido, a La Peseta de Doña Casilda, un restaurante cercano, situado en la calle Zurbano. “Sí, estuvieron aquí después de salir de la sede y estaban felices”, aseguran a este medio los dueños del local, Sergio Munguira y Ángel Calderín.

El presidente del Gobierno en funciones estaba pletórico y no paró de hacerse fotografías con varios miembros de Nuevas Generaciones del PP. Rajoy llegó a la celebración junto a Viri, su mujer, a la que le acababa de dar un beso en público que incendió las redes sociales. Eso sí, la esposa del presidente en funciones no se quedó a la celebración. “El primero en llegar aquí fue Jorge Moragas, el director de gabinete de presidencia. Vino con su mujer. Después fueron llegando los demás”, asegura Munguira a Vanitatis. Entre los miembros del partido que acudieron a esta fiesta improvisada se encontraba también Cristina Cifuentes.

Entre las lideresas del partido que celebraron la victoria minutos antes, la única que se tomó una cerveza fue Soraya Sáenz de Santamaría. El resto de los festejantes, incluido Rajoy, tomaron agua, según afirma el dueño del local.

Una noche larga

La Peseta de Doña Casilda es un restaurante conocido por combinar en sus menús productos de la temporada con vinos de calidad. Su especialidad son las croquetas de jamón ibérico o el provolone al horno y es habitual que por sus mesas pasen comensales del Partido Popular debido a la cercanía de la calle Génova. Este domingo, Rajoy y los suyos estuvieron allí durante unas horas, celebrando la victoria acompañados de jóvenes simpatizantes del partido. Era su forma de relajarse tras una dura campaña electoral marcada por la incertidumbre que culminaba con un éxito inesperado y con un beso a pie de balcón entre el presidente y su mujer que fue la comidilla de la noche.

Rajoy junto a dos jóvenes (Facebook)
Rajoy junto a dos jóvenes (Facebook)

"A mi mujer". Así, y con un 'pico' algo precipitado y forzado, finalizaba Mariano Rajoy un victorioso discurso que verbalizaba el éxito de su partido en las elecciones generales de este 26 de junio. La respuesta de Viri Fernández, siempre discreta y en un segundo plano, a ese beso fue bastante tímida. Su retraimiento ya era palpable minutos antes, cuando tanto ella (en primer lugar) como el resto de las mujeres fuertes del PP salieron al balcón de la sede del Partido Popular en la calle Génova. Mientras que Cristina Cifuentes, Soraya Sáenz de Santamaría o María Dolores de Cospedal se mostraban efusivas, la primera dama del Gobierno aparecía algo tímida y esbozaba una discreta sonrisa. Quizá por eso, prefirió retirarse a casa en una noche en la que los barones del partido tenían mucho que celebrar. La Peseta de Doña Casilda se convirtió en el escenario de esa fiesta una vez que los votantes se fueron a dormir tras una larguísima jornada.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas la actualidad de nuestros famosos. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios