Logo El Confidencial
un trayecto muy calculado

Vargas Llosa hace 'campaña' en Perú junto a su 'primera dama', Isabel Preysler

También hay medios que aseguran que allí puede tener lugar la hipotética y esperadísima boda entre ambos

Foto: Isabel Preysler y Vargas Llosa en un fotomontaje de Vanitatis.
Isabel Preysler y Vargas Llosa en un fotomontaje de Vanitatis.

Parecen un presidente y su primera dama. Este martes, Mario Vargas Llosa celebra su 81 cumpleaños y lo hará en Perú junto a su inseparable Isabel Preysler. Las conjeturas acerca de los motivos del viaje a su país y a Arequipa, su ciudad natal, por primera vez junto a su novia, son variadas y para todos los gustos. Ya hay medios que aseguran que puede tener lugar la hipotética y esperadísima boda entre ambos. También hay quien está analizando con lupa este periplo como una auténtica campaña electoral. De hecho, se dice que el premio Nobel podría estar buscando un puesto de responsabilidad política habida cuenta de las características del viaje.

Este martes, el escritor se desplaza hasta su ciudad para donar 7.000 ejemplares de su biblioteca personal en el centro cultural construido sobre la casa donde nació. Su ciudad, además, lo recibe con todos los honores, con loas de auténtico mandatario. Además, Preysler y Vargas Llosa comerán junto a cuarenta invitados en la picantería La Nueva Palomino. Dejando su aniversario de lado, el trayecto peruano de la pareja ha sido, hasta el momento, una especie de viaje de Estado muy bien definido. Nada más llegar, ambos mostraron su apoyo público a las víctimas de las inundaciones que estos días han tenido lugar en Lima y que han asolado la ciudad.

Isabel Preysler en Perú. (EFE)
Isabel Preysler en Perú. (EFE)

Otro dato a tener en cuenta es la indumentaria de Preysler, que en estos días ha sido la viva imagen de la sencillez. De hecho, en la única ocasión en la que las cámaras la han captado su apariencia rozaba el minimalismo, con una camiseta de rayas, unas gafas de sol más propias de un paseo intrascendente que de un viaje de fuste en el que contempla, por primera vez, los orígenes geográficos de su novio. Son muchas las personas del círculo de Isabel que piensan que, ante la seguridad de que la prensa del país la analice con lupa, es mejor optar por la sencillez que por el barroquismo estético, algo de lo que, por otra parte, jamás se ha podido acusar a la viuda de Boyer.

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en una imagen de archivo. (Gtres)
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en una imagen de archivo. (Gtres)

Hay que recordar que Vargas Llosa ya se presentó a las elecciones generales de 1990 y llegó a pasar a una segunda vuelta con Alberto Fujimori. Sin embargo, aquel intento de asumir el poder político queda ya lejos. Si se tiene en cuenta la tranquila vida que lleva ahora el escritor, cuyas conferencias o derechos de autor por su obra literaria le generan la suficiente tranquilidad económica como para vivir muy bien, la idea de una carrera política parece aún más lejana. Hay quien prefiere pensar en una boda entre la filipina y el peruano como motivo fundamental de un viaje que los consolida, aún más, como una de las parejas del momento.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aq.

Noticias

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios