Las pruebas de ADN confirman que Pilar Abel no es hija de Salvador Dalí
  1. Noticias
CAMINO DEL CIERRE DEL CASO

Las pruebas de ADN confirman que Pilar Abel no es hija de Salvador Dalí

El juicio debe celebrarse a finales de septiembre en Madrid aunque los análisis genéticos dejan claro el desenlace de la historia. Abel se esconde y ni siquiera responde al teléfono

placeholder Foto: Pilar Abel en una imagen de archivo. (EFE)
Pilar Abel en una imagen de archivo. (EFE)

Tanto nadar, dice el refrán, para morir en la orilla. Es lo que le ha sucedido a Pilar Abel, la mujer que interpuso una demanda de paternidad contra Salvador Dalí y que logró incluso que se exhumara el cadáver del pintor. Pues bien, todo para nada: las pruebas de ADN confirman que Pilar Abel no es hija de Salvador Dalí.

Pilar Abel no es hija de Salvador Dalí

Ha sido este verano cuando por decisión judicial se han tenido que realizar las pruebas de ADN al cadáver de Dalí. Unos análisis que, según ha adelantado 'La Vanguardia', demuestran que la pitonisa no es hija del artista.

placeholder Pilar Abel, durante una entrevista.
Pilar Abel, durante una entrevista.

A la espera del juicio final

Esta ciudadana de Figueres decía ser hija del pintor, pero las pruebas señalan que ni siquiera hay relación de parentesco alguno. El resultado de estos análisis se consideraba básico de cara al juicio anunciado para el día 18 de septiembre en Madrid, aunque Pilar Abel nunca ha aportado prueba escrita alguna, ni de otro tipo, que demuestre que es hija de Dalí.

Después de haber dado decenas de entrevistas desde hace años, la protagonista de esta historia ha decidido esconderse. Al menos durante unas horas, justo minutos después de saberse que no es hija de Dalí. El teléfono apagado es una señal inequívoca de huida.

Foto: La supuesta hija de Dalí en un fotomontaje de Vanitatis.

Huida

El escritor y periodista Josep Playà, experto en el caso y sobre todo en la vida del pintor, de quien incluso ha escrito varios libros, publicaba la noticia a las 16:46 de este miércoles. A las 17:00, en el teléfono de Pilar Abel ya saltaba el contestador. Apagado. Y a las 17:20 se oía el siguiente mensaje: “Buzón Orange. El buzón de la persona a la que llama está lleno, por lo que no es posible dejarle un mensaje”. Y así a lo largo de la tarde. El Whatsapp, sin embargo, lo ha ido revisando...

Fue su abogado quien, después de tener el teléfono apagado durante unas horas, habló finalmetne con Vanitatis. Los demandantes se enteraron de los resultados del ADN por la llamada del medio que daba la exclusiva y tras mostrarse sorprendidos con ellos, no quisieron comentar nada más. "Estoy pendiente de que me llegue la notificación", señala el letrado, "todavía no he podido leer el dictamen. De momento no vamos a hacer declaraciones".

Un 'personajazo

placeholder La casa de Dalí en la cala de pescadores de Portlligat.
La casa de Dalí en la cala de pescadores de Portlligat.

Su historia con Javier Cercas

Su historia es curiosa. En 2009, tras saltar a la fama local por su programa de brujería, su cara volvió a hacerse reconocible por una demanda que interpuso contra el escritor Javier Cercas. Según argumentó, el escritor había usado su historia para crear a un personaje de 'Soldados de Salamina'. El juez falló en contra de la bruja, que había pedido 700.000 euros como compensación por el daño moral que le había supuesto el retrato literario, una demanda que fue desestimada. Algo que parece que sucederá, casi sin duda, durante el juicio del caso de Dalí.

Foto: El cadáver de Salvador Dalí será exhumado (EFE)

Ella, sin embargo, contaba su historia con intensidad. Según se publicó en Vanitatis en 2015, "la madre de Pilar, Antonia Martínez de Haro, tenía 16 años cuando comenzó a trabajar para un par de familias de Cadaqués. Allí se establecieron Dalí y Gala cuando la pareja regresó de Nueva York, a principios de los 50. Antonia conoció a Dalí cuando tenía 25 años. Era 1955. La joven y el genio se acostaron. Varias veces. 'Vivieron un amor clandestino', aseguraba Pilar. Cuando se supo encinta, Antonia buscó marido en un chico de 29 años, Juan, que le dio sus apellidos a la recién nacida".

Aversión hacia las mujeres

Con todo, quienes conocen la historia de Dalí a fondo saben lo difícil que es que llegara a ser padre. Así de claro lo ha escrito Playà este verano: "Todos coinciden en que Dalí tenía cierta aversión hacia el sexo femenino, que quizás la única excepción y puntualmente llegó a ser Gala, que su mayor placer estaba en el voyerismo, el fetichismo, el onanismo..., y que si alguna tendencia sexual tenía –aunque en este punto no hay consenso– era hacia el género masculino".

placeholder Dalí junto a don Juan Carlos y doña Sofía, los actuales Reyes eméritos. (Vanitatis)
Dalí junto a don Juan Carlos y doña Sofía, los actuales Reyes eméritos. (Vanitatis)

La amistad de Dalí con Lorca, los espectáculos del artista con jóvenes modelos, sus obsesión por la escatología... Todas sus extravagancias lejos quedan de una pequeña historia de amor con la criada. Muy lejos. Y eso lo sabe ahora Pilar Abel, aunque quizás siempre lo supo. Su madre, ahora ingresada en una residencia de ancianos, puede que ya no recuerde.

Sin dinero ni para el abogado

El proceso judicial al que se dará carpetazo en unas semanas ha costado media vida a Abel. Su economía nunca ha sido boyante, pero últimamente las cuentas han adelgazado. Demasiado, sobre todo si tenemos en cuenta los 'saraos' en los que está metida. María Pilar Abel Martínez ya no tiene dinero ni para pagarse un abogado. Así que renunció a su defensa una vez había logrado poner en marcha el proceso judicial que debía dilucidar si el pintor surrealista era su padre.

Foto: Miembros del equipo forense salen del Teatro-Museo de Figueres después de practicar la exhumación de los restos de Salvador Dalí. (Efe)

La recompensa, no obstante, era gruesa: en el legado de Dalí se encuentran algunas de las obras del surrealismo español más importantes como 'El gran masturbador', 'La persistencia de la memoria' o 'Los elefantes'. Además, también se incluyeron importantes propiedades como la Casa-Museo Dalí en Portlligat, Cadaqués o el bonito castillo de Púbol, residencia en la que el artista pasó sus últimos años de vida.

Nada, al final, pasará a ser de Abel. Veremos si sus premoniciones la llevan a un nuevo proceso judicial. Por ahora, deberá contentarse con su profesión de vidente.

placeholder La comitiva judicial que exhumó los restos de Salvador Dalí para obtener muestras de ADN. (EFE / Robin Townsend)
La comitiva judicial que exhumó los restos de Salvador Dalí para obtener muestras de ADN. (EFE / Robin Townsend)

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Salvador Dalí ADN Paternidad
El redactor recomienda