Mentalidad positiva

¿Cómo superar una lesión con éxito?

No te rindas, no te frustres. Te decimos de qué manera afrontar esta situación para que este contratiempo no te aparte del deporte

Foto: Una lesión es tan solo un paréntesis. No tiene por qué ser el final
Una lesión es tan solo un paréntesis. No tiene por qué ser el final

Habías empezado el año haciendo los deberes: todavía no te habías saltado ni una sola clase de inglés, habías cambiado las cervecitas de después del trabajo por una bebida isotónica, no habías pisado el burger y habías cogido carrerilla en tus sesiones fit. Hasta que una lesión vino a poner todo patas arriba.

Pues no te dejes vencer por algo así. Piensa que hasta a los grandes deportistas les ocurre… y no pasa nada. Superar esta piedra en el camino depende de ti. Con la ayuda de Carlos Espadero, director técnico de Go Fit Oviedo, conseguirás no perder la motivación y no tirar la toalla de la rutina deportiva a la primera de cambio.

1. Respeta los tiempos: no intentes acelerar el proceso.

Hay que tener paciencia. En unos casos la recuperación podrá iniciarse inmediatamente, pero en otros habrá que esperar. Todo dependerá del tipo de lesión, el grado de la misma, si conlleva acción quirúrgica o no y el estado físico de la persona.

No obstante, podemos determinar tres fases en toda lesión:

  • Recuperación: etapa con un período de reposo o, incluso, inmovilización de la zona afectada para luego pasar a una etapa más activa, donde se pueden incorporar actividades como hidroterapia y movilidad.
  • Readaptación: fase crucial, no solo para la recuperación final, sino también para que la zona afectada quede protegida frente a agresiones similares que provocaron la lesión. En este paso se introduce al lesionado a un entrenamiento específico del deporte que provocó el daño, con el fin de prepararlo para la fase final.
  • Reentrenamiento: última etapa, en la que la persona vuelve a realizar las acciones propias de la actividad, de una forma controlada pero encaminada a volver al nivel adquirido antes de la lesión.

2. Ponte en manos de profesionales (y hazles caso)

Afrontar los primeros momentos no es fácil. Toda persona que haya practicado deporte, al nivel que sea, ha sufrido en algún momento de su vida alguna lesión. Ante esta situación es importante que tengamos claro cómo actuar, ya que un correcto procedimiento puede evitar que se agrave más. Aunque, como es lógico, siempre deberemos ir a un especialista que evalúe nuestro estado, existe un procedimiento previo que, llevado a cabo en el momento, puede ayudar mucho. Se denomina PRICE, un acrónimo inglés cuyas siglas se corresponden con las siguientes palabras: Protection (protección), Rest (reposo), Ice (hielo), Compression (compresión) y Elevation (elevación).

3. Apóyate en los tuyos

Rodearse de la familia, los amigos y el entrenador servirá de apoyo en el proceso de recuperación y le ayudará al lesionado a gestionar la frustración y a sacar fuerzas en momentos de flaqueza, pues la sensación de fracaso estará acechando.

4. Mantén una mentalidad positiva

Revisar casos similares de personas que ya pasaron por lo mismo le permitirá poner en perspectiva la situación. Conservar una mentalidad fuerte y positiva es fundamental para superar con éxito una lesión. Y es importantísimo ser realista.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios