Logo El Confidencial
LA PRENSA SUECA PONE FECHA: ESTE VERANO

Rumores de boda entre el príncipe Carlos Felipe y la 'exstripper' Sofía Hellqvist

La prensa sueca les ha dado un ultimátum: "Ahora o nunca". La revista sueca 'Svenskdam', abiertamente monárquica, lleva varios días especulando sobre una posible boda este verano

Foto: Sofia Hellqvist y el príncipe Carlos Felipe en una boda celebrada en 2013 (I.C:)
Sofia Hellqvist y el príncipe Carlos Felipe en una boda celebrada en 2013 (I.C:)

La prensa sueca les ha dado un ultimátum: “Ahora o nunca”. La revista sueca Svenskdam, abiertamente monárquica, lleva varios días especulando sobre una posible boda entre el príncipe Carlos Felipe de Suecia y su novia Sofía Hellqvist."Sofía se ha trasladado a vivir con la Familia Real y ahora lo único que se espera es que se anuncie su compromiso. Es ahora o nunca”, escribe en la publicación Asa Bönnelyche, uno de los reporteros más ‘royals’ del país. “El pueblo sueco tiene una esperanza de que la boda sea rápida”, asegura.

Juntos desde finales de 2009, la elección de Carlos Felipe no contentó en un principio ni a su familia ni a los suecos. Lejos de la discreción de su predecesora –Emma Pernald, la gran favorita de la reina Silvia, que se casó en secreto tres días antes de Navidad con el banquero Tomas Jonson-, Sofía Hellqvist era ya conocida por los medios de comunicación cuando saltó la noticia de su romance con el cuarto en la línea de sucesión a la Corona. 

Sofia Hellqvist en la revista 'Slitz'
Sofia Hellqvist en la revista 'Slitz'
Conocida como la porno novia en los corrillos de la corte sueca, Sofía se hizo famosa en 1995 tras proclamarse ganadora del concurso Paradise, la versión sueca de Gran Hermano. Al salir, posó desnuda para la revista masculina Slitz en compañía de una serpiente que tapaba lo justo y necesario. Sin embargo, lo que más chirrió por aquel entonces dentro de la Familia Real sueca fue su pasado como stripper y camarera de clubs nocturnos, donde conoció a Carlos Felipe.

La boda, ¿este verano?

Superado este escollo, la prensa sueca apunta a que sería este verano cuando ambos se den el ‘sí, quiero’. “Piensen en lo maravilloso que puede ser una boda real en pleno verano en una iglesia de la localidad de Älvadalen”. Sin embargo, esta no es la primera vez que se habla de boda en la pareja. Ya en 2012 en diario sueco Expressen publicó que el príncipe y Sofía contraerían matrimonio ese mismo año, antes de que lo hiciera su hermana Magdalena con Chris O’Neill.

Kjell Arne Totland, un famoso reportero experto en las cortes noruegas y suecas, ha asegurado al canal escandinavo TV2 que la pareja “podría estar comprometida en secreto a pesar de que hay cierta polarización en las opiniones sobre la relación de Carlos Felipe y Sofía. Sin embargo, los suecos se han dado cuenta de que ella es su gran amor y que trata de ser feliz. Por otra parte, el pasado de Sofía es similar al de Silva en sus años de juventud”, asegura. Sin embargo, este último punto no es del todo cierto ya que la actual Reina sólo era una azafata alemana a la que el rey Carlos Gustavo de Suecia había conocido en los Juegos Olímpicos de Múnich y que nunca escandalizó a los suecos por su pasado sino sólo por ser una plebeya que hizo temblar los cimientos de la monarquía en la década de los 70.

El amor por encima de todo

Provocando cierta polémica, en mayo de 2012 Sofía Hellqvist acudió al bautizo de la pequeña Estele, hija de Victoria de Suecia y Daniel Westling, saltándose todos los protocolos. La tradición, algo que los países escandinavos cuidan con recelo, no aprueba que amigos y parejas sin compromiso firme de boda asistan a este tipo de eventos. Sin embargo, la Casa Real sueca prefirió ceder antes de que Sofía se ‘autoinvitara’ y generara más polémica de la que generó.

En el bautizo de Estele en mayo de 2012. (I.C.)
En el bautizo de Estele en mayo de 2012. (I.C.)

Aunque desde 2009 la Familia Real sueca ha tenido tiempo más que suficiente para aceptar el pasado de Sofía, Magdalena de Suecia ha sido la más reticente. En febrero de 2013 la princesa se mostró reacia a que Sofía acudiera a su boda, celebrada en junio de ese año, deseo que generó una gran tensión con su hermano Carlos Felipe que, según publicó JM Noticias, le dijo: “O viene Sofía o yo no soy el padrino”.  Sin embargo, el lío en la Corte sueca fue a más cuando se descubrió que Chris O’Neill, por aquel entonces el comprometido de la princesa Magdalena, conoció a Sofía en una fiesta en Nueva York. Finalmente, Sofía acudió al enlace eclipsando a muchas de las invitadas con su cuidada y, sobre todo, trabajada elegancia. 

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios