Logo El Confidencial
LE GUSTARÍA GANARSE LA VIDA COMO MODELO

La hija de Sofía de Habsburgo, una princesa que desfila gratis en Barcelona

Larissa Windisch-Graetz desfila este martes en la Bridal Week, la pasarela de novias de Barcelona. Lo hace sin cobrar y en el ‘front row’ estará su madre

Foto: El príncipe Hugo y la princesa Sofía de Habsburgo en la boda de los duques de Luxemburgo (Gtres)
El príncipe Hugo y la princesa Sofía de Habsburgo en la boda de los duques de Luxemburgo (Gtres)

Se llama Larissa Windisch-Graetz, es princesa por parte de padre y personaje social por parte de madre. Es la única modelo no profesional que lucirá algunos de los 30 trajes nupciales que la diseñadora Rosa Clará presenta este martes en la Bridal Week, la pasarela de novias de Barcelona. La elección de  Larissa por parte de la empresaria no tiene nada que ver con sus aspiraciones futuras y sí con un buen reclamo publicitario. No obstante, a la joven le gustaría ganarse la vida como modelo, aunque por el momento tampoco es prioritario en su vida.

Lo llamativo del caso, y más en estos tiempos, es que la princesa rubia y etérea no tiene caché. Desfilará gratis y estará apoyada desde el front row por su madre, Sofía de Habsburgo, también sin cheque previo. En este caso, se trata de una especie de cadena de favores. A la joven le fascina los vestidos de Clará, a la diseñadora le viene de miedo un personaje no contaminado mediáticamente, y para la prensa una princesa siempre resulta muy socorrida porque no suelen organizar líos y normalmente saben comportarse con los periodistas. Su objetivo es seguir estudiando, ganarse la vida en la pasarela y encontrar un buen marido, como le sucedió a su madre. Su padre, Windisch-Graetz, es uno de los mayores exportadores de mozzarella de búfala.

Sofía de Habsburgo en una imagen de archivo (Gtres)
Sofía de Habsburgo en una imagen de archivo (Gtres)
Larissa compartirá alfombra blanca con Alba Carillo, la madre del niño de Fonsi Nieto y actual novia de Feliciano López. Tampoco desfila como profesional. Lo hace como “personaje conocido” ya que su imagen vende más como protagonista de sociedad en los reportajes de moda. Lo único llamativo de su presencia sería que anunciara por fin la fecha de boda con el tenista. Aunque al principio no parecían una pareja muy solida, el tiempo ha quitado la razón a los desconfiados. Se entienden muy bien y son felices.

Mientras que para  Larissa el desfile de Rosa Clará será su primera incursión social, para su madre será un reencuentro con su mundo social. Sofía de Habsburgo fue uno de los rostros más fotografiados en los años 80. Era archiduquesa y así la presentaban los relaciones públicas cuando llegó a Madrid. Tenía título familiar y economía de subsistencia. Hizo sus pinitos como entrevistadora ocasional, ejerció de modelo, de colaboradora de ONG... Sofía era todo y nada. Guapa, rubia y con ganas de divertirse. Fue acompañante de Bertín Osborne y Philipe Junot como nombre más notables del panorama nacional. Hasta que desapareció del mapa y se casó con un príncipe italiano de nombre Hugo con el que tuvo a sus tres hijos. El aristócrata Windisch-Graetz había sido un novio de juventud, con el que se reencontró y formó una familia. La tragedia llego al palacio familiar con la muerte del segundo de los hijos, Alexis, en un accidente de tráfico en la misma carretera en la que también murió su abuelo. 
Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios