Logo El Confidencial
familia real danesa

La excusa de Enrique de Dinamarca para librarse del cumpleaños de su mujer

Para no asistir a los eventos relacionados con el 75 cumpleaños de la reina Margarita, su marido alegó estar enfermo de gripe. Ahora se ha sabido que ese mismo fin de semana se fue de viaje a Venecia

Foto: Margarita junto a su marido, el príncipe Enrique (Gtres)
Margarita junto a su marido, el príncipe Enrique (Gtres)

La ausencia de Enrique en los festejos relacionados con el 75 cumpleaños de su mujer, la reina Margarita de Dinamarca, hizo saltar las alarmas en los principales medios del país. ¿Qué le ocurría al príncipe consorte que justificara su ausencia en tan importantes celebraciones? La información proporcionada por el portavoz de la casa real danesa de que el esposo de la soberana sufría una fortísima gripe consiguió calmar los ánimos, aunque no todos creyeron esa versión proporcionada por la Corona. Aquellos que sospechaban que había algo más tras la ausencia de Enrique estaban en lo cierto, tal como muestra un vídeo publicado por el diario digital Ekstrabladet.

Y es que la enfermedad del príncipe no era tan grave como parecía, pues el fin de semana siguiente a las celebraciones lo pasó haciendo turismo en solitario por Venecia. Si el miércoles y jueves Enrique se mantuvo ausente de las celebraciones por su supuesta enfermedad, el viernes, tan solo un día después, el esposo de Margarita II ponía rumbo a la ciudad italiana en la que ha pasado todo el sábado y el domingo. De momento, la casa real no se ha pronunciado respecto a esta ‘pillada’ del príncipe, aunque es muy posible que en los días venideros, el portavoz salga al paso intentando justificar la actuación de Enrique. 

Desde hace una década, Enrique vive un momento personal difícil, sobre todo después de haber comprobado cómo su primogénito, el príncipe Federico, como futuro rey de Dinamarca, ha adquirido un mayor protagonismo. El esposo de Margarita jamás ha comprendido por qué no se le trata como rey si es el marido de la reina. Sobre ese tema habló en 2002 para el diario BT: "Siempre he sido el número dos en Dinamarca. Un papel con el que he estado satisfecho. Pero no quiero verme relegado en una especie de adjunto pasado. Me siento peor tratado que el gato, mucho peor que los dos teckels de la reina, que siempre viajan en primera", declaraba.

Ese descontento de Enrique tomó forma a finales de 2002 cuando el príncipe se largó, para sorpresa de todos, al castillo que posee en la ciudad francesa de Caix. Aunque la propia reina le pidió que volviese, su marido hizo caso omiso y no fue hasta que Margarita y sus hijos fueron a buscarle cuando aceptó volver a Dinamarca. Meses más tarde, Enrique volvía a desaparecer rumbo a la isla Martinica. Finalmente regresó también a tierras danesas. Años más tarde, un periodista preguntó a Margarita acerca del asunto y ella contestó: "Ya ha superado todo eso. Pasó por un periodo difícil, pero está muy bien", explicó Margarita. Ahora, viendo la situación parece que Enrique no ha superado su problema.

 

 

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios