estudiará en madrid por 20.000 euros al año

Froilán se mete en la boca del lobo

La última decisión del hijo de la infanta Elena le convierte en objeto de deseo de los paparazzi. Irá a la universidad en Madrid porque se niega a volver a EEUU

Foto: Froilán, en un fotomontaje elaborado por Vanitatis.
Froilán, en un fotomontaje elaborado por Vanitatis.

La última decisión de Froilán le pone en el foco de la prensa española definitivamente. Ya es mayor de edad y la idea de salir otra vez de España a estudiar la carrera ha supuesto para él una tremenda batalla con unos padres -la infanta Elena y Jaime de Marichalar- que han terminado por entonar al unísono un inesperado “tú mismo”. Y nunca mejor dicho: la permanencia del nieto primogénito de los eméritos en España le meterá directamente (y más si cabe) en la boca del lobo. Irá a la universidad en Madrid, una noticia que ya ha hecho que periodistas, paparazzi y cualquier interesado con un móvil en la mano se froten las manos.

Paloma BarrientosPaloma Barrientos

Tal y como adelantaba 'La Otra Crónica', el miembro más revolucionario de la Casa Real cursará sus estudios secundarios en la universidad privada CIS The College for International Studies, ubicada en la exclusiva calle Velázquez de Madrid y donde compartirá aulas y vivencias con otros cachorros de la alta sociedad patria.

No es Estados Unidos, pero es lo más parecido que sus padres han encontrado en nuestro país: sigue el modelo norteamericano y ofrece a los alumnos la posibilidad de estudiar dos años en España y otros dos en algunas de las mejores universidades de allí. El precio lo vale: más de 20.000 euros al año sin contar el material escolar ni las tasas de admisión.

Felipe Juan Froilán con su amigo Luis Torremocha (Grupo Lalalá), durante la corrida de Beneficencia.
Felipe Juan Froilán con su amigo Luis Torremocha (Grupo Lalalá), durante la corrida de Beneficencia.

Se trata de un centro muy exclusivo que tan solo cuenta con 200 alumnos con un ratio de 15 alumnos por profesor. Una formación similar a la que recibía en el Pilar y los otros colegios privados de Madrid en los que cursó su movidita vida escolar. Según se expone en su página web, "CIS es una universidad, pero también una Gran Familia, en la que los alumnos se sienten cómodos, cuidados y orientados a la hora de tomar decisiones académicas importantes".

Fachada de la universidad privada CIS The College for International Studies.
Fachada de la universidad privada CIS The College for International Studies.


Batalla ganada (y ¿perdida?)

La idea de regresar a Estados Unidos provocó una auténtica batalla en el seno de la familia Marichalar-Borbón. Felipe tiene a sus amigos aquí y estos últimos dos meses que ha disfrutado en la capital tras finalizar de una manera más que correcta el bachillerato en el internado militar de Washington no han hecho más que afianzar su idea de no volver a salir de España por el momento.

Froilán en un fotomontaje de Vanitatis.
Froilán en un fotomontaje de Vanitatis.

Aquí, está el primer problema. Sus amistades no ayudan. No todas, desde luego. Las de toda la vida que le apoyan, protegen y aconsejan son más bien un plus, sin embargo, su círculo de amistades, cada día más grande y variado, juega definitivamente en su contra.

Fachada del Teatro Barceló, una de las discotecas de cabecera de Froilán.
Fachada del Teatro Barceló, una de las discotecas de cabecera de Froilán.

Su nueva (y activa) vida nocturna -incluso entre semana- ha provocado que Froilán se desinhiba y confíe en personas en las que no debería: sobre todo ligues de una noche que le graban en un estado poco recomendable y luego intentan hacer caja vendiendo al sobrino del Rey en las redes sociales. Vanitatis habla con una de los jóvenes que coincide habitualmente con Froilán en la noche madrileña. "Él sabe perfectamente lo que hay. Ya ha vivido algún que otro episodio difícil con alguna amiga por este motivo. Cree que le van a ir traicionando a cambio de popularidad, pero aún así quiere quedarse en España", asegura esta fuente de su entorno.

P. IzquierdoP. Izquierdo

Sin escolta ni vigilancia

Situaciones que un escolta podría detener, pero que en este caso tampoco podrá ser. Segundo problema. Al menos por el momento. Según han comunicado personas de confianza de Froilán a Vanitatis, a este le faltó tiempo al alcanzar la mayoría de edad para renunciar al servicio de seguridad de Zarzuela. Cero escoltas, ni de día ni de noche. No quiere vigilantes ni niñeras. Y, aunque no lo diga, tampoco que nadie de Casa Real conozca absolutamente todos sus movimientos.

Núria TiburcioNúria Tiburcio

El verano sin duda dará titulares con Froilán como protagonista. Algo que habría quedado en las locuras de las noches estivales de haber seguido el consejo de su abuela Sofía y sus padres de volver a huir del foco mediático, sin embargo, ahora septiembre se posiciona como un nuevo universo de posibilidades de salir malparado en la prensa para Felipe.

¿Intentará controlarse para corregir la tendencia? El tiempo (y los paparazzi) lo dirán.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios