Por qué no se vende el yate 'Fortuna': habla Pedro Campos, amigo del Rey
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Por qué no se vende el yate 'Fortuna': habla Pedro Campos, amigo del Rey

"Si alguien lo compra será por capricho", dice el armador del barco en el que actualmente compite don Juan Carlos. La infanta Elena estuvo este fin de semana regateando en Sanxenxo

placeholder Foto: El rey Juan Carlos y Pedro Campos, regateando en el 'Bribón'. (Cordon Press)
El rey Juan Carlos y Pedro Campos, regateando en el 'Bribón'. (Cordon Press)

Pedro Campos forma parte del grupo de amigos regatistas de don Juan Carlos. Y además es el armador del 'Bribón', el barco donde el Rey ejerce de patrón. Este fin de semana, el monarca emérito tenía que haber viajado a Sanxenxo para participar en la competición de su categoría, 6M clásico, pero no pudo estar.

Sí regateó, en cambio, la infanta Elena, a la que, como su padre, cada vez le gusta más Galicia. Ella lo hizo en el 'Titia', el velero con el que también compitió el verano pasado en la Copa del Rey en Palma. Ese barco es propiedad de Alicia Freire. Ella, su marido, Mauricio Sánchez-Bella, y el resto de amigos, como Juan Carlos Escotet y César Eloizaga, entre otros, son el grupo gallego que comparte con don Juan Carlos y su hija parte de los veranos más discretos de la familia Borbón.

placeholder La infanta Elena, a bordo del 'Titia'. (EFE)
La infanta Elena, a bordo del 'Titia'. (EFE)

La duquesa de Lugo, a la que no se le conoce pareja estable, es la mejor compañera de viajes lúdicos de su padre. José Campos explica a Vanitatis la ausencia real: “No ha podido venir esta vez. Me dijo que lo sentía, pero que le era imposible. Seguramente, y si no hay complicaciones, vendrá a la siguiente. Está en plena forma y navegar es lo que más le gusta. Hizo un tiempo estupendo y doña Elena sí participó. Le gustan mucho estas regatas”.

[LEA MÁS: La corte de amigos gallegos del rey Juan Carlos]

Al preguntarle al armador si tiene conocimiento de cuáles son las razones por las que el yate 'Fortuna', que durante tantos años sirvió de entretenimiento veraniego a don Juan Carlos y su familia, no consigue venderse, su respuesta coincide con la del resto de profesionales del sector: “Los barcos se deprecian desde el momento en que se compran. Pasa lo mismo con los coches, por muy de alta gama que sean. Y el 'Fortuna' no iba a ser diferente".

Según Campos, el ahora llamado 'Foners' "es una embarcación importante, con unos motores muy potentes que va muy rápido. Cuesta mucho ponerlo en funcionamiento". "Según creo -continúa Campos-, se construyó en el año 2000 y ya se considera antiguo. Es un buen barco pero de difícil venta. Si alguien lo compra será por capricho. De todas formas, de lo que yo sé es de vela y poco de motores”, aclara Pedro Campos.

placeholder El yate 'Fortuna', ahora llamado 'Foners'. (EFE)
El yate 'Fortuna', ahora llamado 'Foners'. (EFE)

El 'Fortuna', como públicó Vanitatis, se construyó en los astilleros Izar de San Fernando a instancias de un grupo de empresarios mallorquines como obsequio a don Juan Carlos, que en el año 2000 era el jefe del Estado. Construido totalmente en aluminio, a sus 41,5 metros de eslora, que acogen una suite, dos camarotes dobles y dos sencillos, hay que añadir que está equipado con tres motores Rolls-Royce que le permiten alcanzar velocidad punta de 65 nudos (125 kilómetros por hora), aunque esto implica un coste de 25.000 euros cada vez que se llenan sus depósitos.

El anterior 'Fortuna' también fue un regalo. En ese caso del rey Fahd de Arabia Saudí, que quiso de esa manera mostrar al mundo su amistad con la monarquia española. Una de las anécdotas que se vivieron en ese yate fueron las imágenes tomadas por unos paparazzi de don Juan Carlos tomando el sol desnudo en la cubierta. Esas fotos no se pudieron publicar en España y fue un periódico italiano el que lo hizo. Hasta muchos años después no fueron visibles en nuestro país.

Rey Don Juan Carlos