Logo El Confidencial
pedro campos

Hablamos con el armador del barco del Rey emérito: "Don Juan Carlos está muy triste"

"Me contaba que la lesión que tiene es por haber forzado el brazo con la muleta y que ya venía de largo, de cuando esquiaba", asegura a este medio uno de los mejores amigos del emérito

Foto: Pedro Campos en una imagen de archivo. (EFE)
Pedro Campos en una imagen de archivo. (EFE)

Pedro Campos forma parte del grupo de amigos gallegos que han arropado a don Juan Carlos una vez que desapareció la llamada 'corte mallorquina', compuesta por amistades que se han demostrado peligrosas. Participa en la 37 edición de la Copa del Rey Mapfre con el Bribón en la clase 6 Metros. En el mismo barco también debería haber navegado el Rey emérito, que por un problema físico de última hora canceló su participación.

"No pudo navegar hace quince días en Sanxenxo al no haber viento, y por eso estaba muy ilusionado con hacerlo aquí en Palma. Está muy triste. Para don Juan Carlos era muy importante esta regata, pero no ha podido ser. Me contaba que la lesión que tiene es por haber forzado el brazo con la muleta y que ya venía de largo, de cuando esquiaba", explica a Vanitatis el armador del Bribón y anfitrión del Rey emérito en su casa de Sanxenxo. Aclara que este lugar no es un pazo como se ha dicho, sino un chalet "como los que hay por esta zona"

[LEA MÁS: La meditada ausencia de don Juan Carlos en Palma (y hay pruebas)]

"Le gusta mucho la vida que se hace allí en Galicia. Todo es más tranquilo y hay menos presión mediática. Navegamos y entrenamos, y don Juan Carlos se viene siempre que sus obligaciones se lo permiten".

El rey Juan Carlos y su tripulación en una imagen de archivo. (EFE)
El rey Juan Carlos y su tripulación en una imagen de archivo. (EFE)

"Nos dirigimos a él como señor"

El compañero de tripulación y director de club náutico de Sanxenxo explica a Vanitatis que resulta "muy fácil navegar con don Juan Carlos. Es fundamental ser equipo y nosotros lo somos". Al preguntarle si en alta mar hay tratamientos y protocolos diferentes asegura que siempre le dicen 'señor': "Nos hemos acostumbrado y no supone ningún problema".

Campos también explica alguna de las características del monarca navegante aunque prefiere definirlo como "regatista", término que incluye el componente competitivo. "Don Juan Carlos es muy perfeccionista y autocrático. A veces demasiado (...). 'Esto lo tendría que haber hecho así' o 'en ese momento haber virado más rápido". Otra de las costumbres que tiene el equipo es celebrar las victorias con menús muy marineros en los que los mejillones son el plato principal: "Nos vamos en un barco a las bateas", asegura.

El Rey en una de sus últimas regatas en Cardiff. (Cordon)
El Rey en una de sus últimas regatas en Cardiff. (Cordon)

Este agosto, Campos habría celebrado con el monarca un cuarto de siglo como tripulante desde la primera vez que coincidieron en este circuito náutico de la Copa del Rey de Vela en Palma. El empresario gallego califica esta competición como una de las más importantes del mundo.

"Es una regata de cruceros con gran repercusión en el mundo. Vienen los mejores regatistas. Es una pena que don Juan Carlos no haya podido participar. Otra vez será". La siguiente convocatoria, a la que seguramente sí acudirá el regatista real ya tiene lugar: Sanxenxo le espera.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios