sus amigos y sus restaurantes favoritos

Así es la ruta gastronómica de don Juan Carlos y su 'corte gallega'

El soberano se deja ver en los lugares mas típicos de Sanxenxo. En esta localidad comparte dos de sus aficiones preferidas con sus amistades, a las que ya se ha bautizado como la 'corte gallega'

Foto: Don Juan Carlos y el restaurante Marlima en un fotomontaje de Vanitatis.
Don Juan Carlos y el restaurante Marlima en un fotomontaje de Vanitatis.

Galicia se ha convertido en la ruta preferida de don Juan Carlos y allí disfruta de su tiempo libre como rey jubilado. A diferencia de su hijo y de su nuera, que buscan lugares lejanos y secretos, el padre y suegro se deja ver en los lugares mas típicos de Sanxenxo. En esta localidad comparte dos de sus aficiones preferidas con sus amistades, a las que ya se ha bautizado como la 'corte gallega'. La vela y la gastronomía forman parte de su nueva hoja de ruta. Junto con su pandilla del norte recorre los restaurantes mas típicos y familiares que hay en las Rías Bajas, tanto en Sanxenxo (Carmen, Marlima y el Náutico) como en la zona de Bueu.

Sus preferidos en este lugar son A Centoleira o el Playa de Beluso​, donde la especialidad aparte del marisco son los platos caseros. Destaca la empanada de maíz de zamburiñas, los pimientos de Padrón, los inmensos filetes empanados, las bandejas de patatas fritas de la tierra, merluza de pincho, tortilla, rebozada y el flan de queso. Esas son algunas de las especialidades que pide el monarca, que se deja invitar por sus anfitriones gallegos.

Una imagen de la ubicación de Playa de Beluso. (Web oficial)
Una imagen de la ubicación de Playa de Beluso. (Web oficial)

La debilidad gastronómica de don Juan Carlos son los percebes, las nécoras y el txangurro preparado con albariño. No obstante, agosto no es el mejor mes para degustar el marisco, ya que dicen los expertos que lo mejor es consumirlo en los meses con R (desde septiembre hasta abril). Don Juan Carlos, que es de buen comer y poco exigente en este sentido, da buena cuenta de lo que le ponen en la mesa y siempre rebaña con el pan de maíz, que es también su preferido.

Imagen del interior del restaurante Marlima. (Web oficial)
Imagen del interior del restaurante Marlima. (Web oficial)

La vela, su otra gran pasión

Don Juan Carlos navegando en una imagen de archivo. (Gtres)
Don Juan Carlos navegando en una imagen de archivo. (Gtres)

Hace una semana, la agenda del Rey marcaba su participación en la Regata Das Illas Atlánticas para barcos clásicos y de época organizada por el Club Náutico de San Vicente los días 18, 19 y 20 de agosto. El domingo entregaría los premios. En el caso del Rey navegante, su participación encajaba en la clase 6MFI con el Gallant, cuyo armador (dueño en el mundo no marinero) es el fiel escudero Josep Cusí. Pedro Campos y Cusí adquirieron en Finlandia, hace unos años y por 65.000 euros, una embarcación para el Rey que rebautizaron con el nombre de Bribón XVI.

Josep Cusí y don Juan Carlos en una imagen de archivo. (Gtres)
Josep Cusí y don Juan Carlos en una imagen de archivo. (Gtres)

El monarca tenía previsto aterrizar en el aeropuerto de Vigo la tarde del jueves 17 de agosto y de ahí trasladarse por carretera a Sanxenxo, a la casa de su amigo Pedro Campos Calvo Sotelo, donde siempre se aloja. Se trata de un pazo decorado con buen gusto y de donde salen las hijas cuando llega don Juan Carlos para que el soberano tenga más intimidad. Las chicas se van a casas de sus amigas mientras dura la estancia del emérito. Pedro Campos es el presidente del Club Náutico de Sanxenxo y artífice de esta nueva modalidad que requiere menos esfuerzo físico. Don Juan Carlos cumplió el pasado 5 de enero 79 años.

Pedro Campos junto al rey Felipe. (EFE)
Pedro Campos junto al rey Felipe. (EFE)

La cita náutica nunca llegó porque ese jueves, a las cinco de la tarde, el terrorismo dejaba su rastro en Barcelona y Cambrils y el ex jefe del Estado se quedó en Madrid, a la espera de los datos que se iban facilitando sobre el trágico suceso. Los vecinos de la zona donde vive la familia Campos saben perfectamente cuándo se instala don Juan Carlos. Desde varios días antes hay un importante movimiento de la guardia civil que se intensifica mientras dura la visita. Aunque el vecindario es el de toda la vida, todos ellos se deben identificar diariamente.

Hay una anécdota relativa a la seguridad que lo explica a la perfección. En una de la últimas visitas, un grupo de niños de la zona jugaba con un dron, completamente ajenos al problema que iban a causar. En cuanto la guardia civil lo detectó, se organizó un fuerte operativo para que no se grabase al emérito. El susto de los adolescentes fue mayúsculo y más el de los padres. La agenda deportiva siempre está marcada por la actividad de las regatas. El rey llega al Náutico a media mañana y ahí le esperan sus amigos con los que comparte vivencias marineras. El grupo está formado por el anfitrión, Campos Calvo Sotelo, Mauricio Sánchez-Bella, dueño del Acacia, que navega con su mujer, Alicia Freire, una de las fortunas gallegas, el venezolano de origen español Juan Carlos Escotec y Francisco Botas en el Aída. Todos ellos comparten cenas en sus casas o en los restaurantes preferidos del monarca. Alguna vez se ha desplazado hasta Sanxenxo Marta Gayá, que es ahora la mejor amiga de don Juan Carlos.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios