Charlène de Mónaco, más primera dama que nunca en la adversidad
  1. Casas Reales
SU FACETA MÁS SOLIDARIA

Charlène de Mónaco, más primera dama que nunca en la adversidad

La mujer del príncipe Alberto de Mónaco está muy implicada en la lucha contra el coronavirus, que él ha logrado superar

placeholder Foto: Charlène de Mónaco, en una imagen de archivo. (Getty)
Charlène de Mónaco, en una imagen de archivo. (Getty)

La figura de Charlène de Mónaco ha sido cuestionada en numerosas ocasiones, se le ha llegado a colocar el apelativo de 'princesa triste' y hasta su matrimonio se ha puesto repetidas veces en tela de juicio. Sin embargo, en las últimas semanas, su imagen pública ha salido considerablemente reforzada, al igual que su marido, que en medio de la pandemia ha decidido bajarse el sueldo más de cinco millones de euros.

Desde que el 19 de marzo, el Príncipado anunciara mediante un comunicado que estaba enfermo a consecuencia del coronavirus, todas las miradas estaban fijadas en él y en su recuperación. Su mujer y sus dos hijos, Jacques y Gabriella, se mantuvieron en Roc Agel, a unos kilómetros de Montecarlo, después de una estancia en la elitista estación de esquí suiza de Courchevel, y ninguno de ellos resultó afectado por el virus que ahora la primera dama monegasca ha convertido en una de sus luchas más personales.

Hace una semana, Charlène y Alberto hacían público un vídeo en el que aparecían ambos, muy saludables y en gran sintonía, para felicitar las Pascuas, evidenciando que el hijo de Rainiero de Mónaco y Grace Kelly está plenamente recuperado, una vez pasada la preceptiva cuarentena. "En estos tiempos duros y difíciles, simplemente queríamos desearles a todos, en nombre de nuestra familia y de nosotros mismos, ¡una Pascua muy feliz!", manifestaba el príncipe, en pie, junto a su mujer, sentada y con sus chihuahuas.

Son varios los frentes en los que la princesa Charlène se ha propuesto luchar contra la pandemia. El principal es a través de la Fundación Princesa Charlène, en la que trabaja codo con codo con su hermano Gareth, que es secretario general de la misma, que el pasado 15 de abril distribuyó 5.000 mascarillas con la inscripción #strongtogether (fuertes juntos) en el centro comercial Fontvieille de Mónaco, en otros establecimientos donde se venden alimentos y en diversos lugares de interés público. Estas mascarillas, por cierto, pueden utilizarse en unas cuarenta ocasiones y se pueden lavar a 60 grados.

placeholder El hermano de Charlène de Mónaco, Gareth Wittstock, y su mujer, Roisin Galvin. (EFE)
El hermano de Charlène de Mónaco, Gareth Wittstock, y su mujer, Roisin Galvin. (EFE)

Como decimos, Charlène de Mónaco está decidida a que su figura sirva para ayudar a concienciar a la población de la importancia de las medidas de distanciamiento social, como recalcan desde su fundación, al asegurar que el uso de estas mascarillas no exime de cumplirlas, pero, además, ha dado un paso al frente como primera dama en una importante campaña desde las redes sociales en la que están implicadas numerosas personalidades como los deportistas españoles Rafa Nadal, Fernando Alonso, Marc Márquez, los actores Patrick Dempsey y Michael Fassbender, el cantante Pharrell Williams o la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Es una iniciativa que puso en marcha la Federación Internacional del Automóvil para pedir a la gente que se quede en casa: "Seguimos las reglas en la carretera, ahora las seguimos en casa". Con este mensaje quieren extrapolar una campaña en la que ya colaboran todos ellos desde 2017 para promover la seguridad vial a la lucha contra el Covid-19, en la que todos están muy implicados.

Michael Fassbender Grace Kelly Princesa Charlene de Mónaco