Nigel Cawthorne: "El príncipe Andrés ha conseguido esconderse tras los muros de palacio"
  1. Casas Reales
ENTREVISTA

Nigel Cawthorne: "El príncipe Andrés ha conseguido esconderse tras los muros de palacio"

El autor británico disecciona la figura del duque de York en el libro 'Prince Andrew: Epstein, Maxwell and the Palace' y, atención spoilers, sale muy mal parado

Foto: Andrés de inglaterra. (Reuters)
Andrés de inglaterra. (Reuters)

"Es más difícil conseguir que una editorial te pague que escribir un libro". Con esta modestia y cierta ironía nos responde Nigel Cawthorne cuando le planteamos cómo se organiza para que en sus 69 años le haya dado tiempo a publicar más de 150 libros de géneros muy diversos, literarios y de no ficción. El autor británico nos atiende desde su casa, en un hueco de su apretada agenda laboral, pues se pasa gran parte de día escribiendo, para hablarnos de uno de los libros que más atención han suscitado de su ingente producción, 'Prince Andrew: Epstein, Maxwell and the Palace'. Un demoledor relato sobre el príncipe Andrés de Inglaterra y su relación con el infortunado Jeffrey Epstein, que apareció muerto en su celda de Nueva York en agosto de 2019, y la pareja de este, Ghislaine Maxwell, quien está en prisión actualmente a espera de juicio.

Cawthorne sorprende por su risa fácil, sus respuestas, escuetas y afiladas como cuchillos, y por la naturalidad con la que sentencia a algunos de los miembros de la familia real, cuyo papel en la vida pública sintetiza con frases demoledoras. Con distintos frentes judiciales abiertos como el de una de los testigos cruciales, Virginia Roberts, la mujer que acusa al hijo de la reina Isabel II de haber mantenido relaciones sexuales con ella cuando era menor de edad, es incierto el futuro personal del duque de York y si seguirá sometido al ostracismo social en el que se encuentra. Sobre esta y otras cuestiones nos respondió el autor británico, quien nos dice que "mi editorial quiere una segunda edición del libro" actualizada con los acontecimientos, que siguen su curso...

PREGUNTA: ¿Qué le motivó a escribir este libro sobre el príncipe Andrés?

RESPUESTA: Soy un escritor profesional, así que cuando una editorial me paga por escribir, lo hago.

P: Describe al duque de York como una persona que llegó a ser en su juventud alguien muy admirado y su caída a los infiernos. ¿Cree que se recuperará alguna vez?

R: Como sabes, hay muchas cosas que tienen que pasar más adelante... En julio tendrá lugar el juicio de Ghislaine Maxwell en Estados Unidos, y Virginia Roberts va a ser una de las testigos en el mismo y va a estar obligada a decir muchas cosas negativas del príncipe Andrés en el tribunal.

P: Hay otro procedimiento judicial abierto en Francia, contra Jean-Luc Brunel, agente de modelos y amigo de Epstein, a quien Roberts acusa de haberla convertido en una esclava sexual, y que de alguna manera también podría salpicar al príncipe Andrés.

R: Hay también una situación legal aquí que realmente no comprendo. El pasado mes de junio, el fiscal general de Estados Unidos pidió colaboración al Home Office británico en este asunto para entrevistar al príncipe Andrés apelando al tratado de asistencia jurídica mútua. Ese tratado dice que si el príncipe Andrés no respondía al Departamento de Justicia de Estados Unidos en el plazo de 21 días, el Home Office enviaría a un agente de Scotland Yard para hacerle las preguntas cuyas respuestas requerían desde allí. Y que si no lo hacía, sería llamado a un tribunal público a responderlas. Nada de esto ha ocurrido, así que nuestro Gobierno está violando este tratado con Estados Unidos.

placeholder Nigel Cawthorne. (Cortesía)
Nigel Cawthorne. (Cortesía)

P: ¿Podríamos entender entonces que se han puesto de acuerdo para no llevar el asunto más lejos contra el príncipe Andrés?

R: No comprendo por qué el Departamento de Justicia de Estados Unidos no está protestando por este asunto.

P: ¿Da credibilidad a las acusaciones de Virginia Roberts?

R: Más allá de todo esto, lo importante es que las alegaciones legales tienen que ser respondidas.

P: ¿Qué futuro le espera a Ghislaine Maxwell, la pareja de Epstein y supuesta cómplice?

R: Hasta el momento se ha defendido bastante bien y ella tiene, además, información peligrosa de gente muy importante. Debemos recordar que Donald Trump y Bill Clinton también están relacionados en este asunto. Es difícil de entender que no les haya puesto ya a los pies de los caballos, pero cuando llegue a los tribunales, mucho de este material podría salir a la luz.

P: ¿Puede que tenga miedo por su integridad física?

R: Ciertamente, porque sigue habiendo ciertas preguntas sobre lo que le pasó a Jeffrey Epstein. Oficialmente fue un suicidio, pero hay circunstancias sospechosas alrededor de su fallecimiento.

placeholder

P: Decían los que le conocían que por su personalidad era poco probable que se suicidara...

R: Hay circunstancias sospechosas alrededor del caso. Las cámaras de seguridad no funcionaban, las dos personas que tenían que vigilar para que no se suicidara se fueron a dormir a la vez... Todo es muy extraño.

P: ¿Podríamos considerar que la situación que está viviendo el príncipe Andrés es la más grave que ha tenido que afrontar la monarquía británica desde la muerte de Lady Di?

R: Ciertamente es un gran problema para ellos, aunque él ha conseguido esconderse tras los muros de palacio.

P: ¿Cómo cree que está viviendo este asunto la reina Isabel II, puesto que se supone que el duque de York es su hijo favorito?

R: Se supone que lo es, sí. Ella ha estado en el trono mucho tiempo y ha vivido muchas crisis como la de Lady Di. Creo que ella firmemente cree que las superará como las anteriores. Debemos recordar que la monarquía británica es considerablemente popular. Encuentro extraño que aquí se oyen muy poco las voces antimonárquicas en la prensa y, sin embargo, sí las veo en las emisiones internacionales de BBC World.

placeholder Nigel Cawthorne. (Cortesía)
Nigel Cawthorne. (Cortesía)

P: Sin embargo, en los denominados tabloides, la prensa sensacionalista de su país, sí que se sigue con todo lujo de detalles el lado menos positivo de algunos de sus miembros, como Meghan y Harry.

R: Hicieron el movimiento de mudarse a Estados Unidos y abandonar la familia real directamente después de la terrible entrevista que el príncipe Andrés dio en televisión. Fue en cierta medida una cortina de humo para distraer a la gente de lo que estaba pasando con Andrés.

P: Sara Ferguson, su exmujer, ha sido quien más ha dado la cara por él. ¿Está siendo de ayuda para el duque de York?

R: Sí, está muy pendiente de él. Jeffrey Epstein le dio dinero para que sobrellevara esta situación y estuvo en su isla privada en las Islas Vírgenes. En general, es buena para él porque le pone en un lugar ligeramente mejor del que está.

P: Durante muchos años ha flotado en el ambiente la idea de que el príncipe, su exmujer y sus hijas han llevado un nivel de vida altísimo, que no se correspondía con su asignación o con sus trabajos.

R: Durante muchos años, Andrés estuvo viajando como embajador comercial del Reino Unido gastando muchísimo dinero y estuvo involucrado en distintas compañías off-shore utilizando nombres falsos. Ha estado rodeado de mucha corrupción financiera.

placeholder Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell, en 'Jeffrey Epstein: asquerosamente rico'. (Netflix)
Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell, en 'Jeffrey Epstein: asquerosamente rico'. (Netflix)

P: Describe usted en su libro al príncipe Andrés como una persona maleducada con la gente que trabaja para él y cuyos modales dejan mucho que desear. ¿Cree que es esa la percepción que tiene la población británica de él?

R: La imagen que más se ha fijado en nosotros es la de la entrevista de 'Newsnight', la de alguien tremendamente arrogante. Dio la impresión de que porque tiene una serie de títulos las reglas normales por las que se rige la gente no van con él.

P: Uno de los momentos más terribles a nivel social fue cuando fue excluido de las fotografías de la boda de su hija Beatriz, porque se ha convertido en alguien con quien es mejor no dejarse ver...

R: Tienen que mantenerle alejado de la familia real y si cae, que caiga él solo.

P: ¿Cree que su hermano Carlos está haciendo un buen papel como príncipe de Gales?

R: ¿Qué es exactamente ser el príncipe de Gales, ir por ahí saludando y abriendo supermercados? -contesta entre carcajadas-. Ah, y llevar ciertos uniformes con todo tipo de medallas que no te corresponden. Creo que es bastante bueno también en eso.

placeholder Virginia Roberts Giuffre, la mujer que acusa a Epstein y al príncipe Andrés. (EFE)
Virginia Roberts Giuffre, la mujer que acusa a Epstein y al príncipe Andrés. (EFE)

P: ¿Se han convertido Meghan y Harry también en un problema para la institución?

R: No creo que lo sean para la corriente principal de la monarquía, porque son miembros júnior de la familia.

P: Hace unos meses hubo un rumor de que la reina Isabel podría abdicar. ¿Lo considera usted plausible?

R: No, estoy prácticamente seguro de que no va a abdicar, porque si se lo hubiera planteado, ya lo habría hecho.

P: ¿Cree usted que es la mejor reina que los británicos podrían tener? ¿Estarán los que lleguen a continuación a su altura?

R: Absolutamente, no se le puede criticar y nadie que venga después va a alcanzar esos estándares suyos. Ha sido una mujer tremendamente dedicada a su papel.

P: ¿Están ustedes informados de la crisis de la monarquía española con el rey Juan Carlos por sus asuntos sentimentales y financieros?

R: He leído algo sobre ello, pero no se le da demasiada publicidad al asunto aquí.

P: En España posiblemente la figura más seguida de la familia fue Lady Di, sobre quien se siguen haciendo películas, series y documentales. ¿Ocurre igual en su país, también con las nuevas generaciones?

R: La gente que vivió cuando ella estaba viva todavía la quiere y la respeta, pero hay una nueva generación que no la conoce para nada.

P: ¿Hay algún otro royal sobre el que consideraría escribir?

R: No en particular, pero si alguna editorial me ofrece dinero por ello, lo haré.

Príncipe Andrés Sarah Ferguson Isabel II Diana de Gales Bill Clinton