Rupert Murdoch se divorcia de su tercera esposa
  1. Celebrities
CELEBRITIES

Rupert Murdoch se divorcia de su tercera esposa

El magnate australiano de la comunicación Rupert Murdoch, de 82 años, ha pedido el divorcio de su esposa, Wendi Deng. A pesar de que no

Foto: Rupert Murdoch se divorcia de su tercera esposa
Rupert Murdoch se divorcia de su tercera esposa

El magnate australiano de la comunicación Rupert Murdoch, de 82 años, ha pedido el divorcio de su esposa, Wendi Deng.

A pesar de que no existe un anuncio oficial, fuentes relacionadas con la empresa News Corp., propiedad del empresario, han confirmado a la CNBC que el consejero delegado ya ha presentado la demanda de divorcio en el Tribunal Supremo del estado de Nueva York, ciudad en la que vive la pareja. “La relación entre el marido y la esposa llevaba rota irreparablemente durante seis meses”, aseguran desde su entorno.

Según varias informaciones de medios locales, Rupert Murdoch y Deng habrían firmado un acuerdo prematrimonial semanas antes de casarse, sobre todo después de que el fundador de News Corp. tuviera que desembolsar 1.700 millones de dólares para divorciare de su segunda esposa, Anna, en 1999. Ese mismo año, Murdoch contrajo matrimonio con su ya ex tercera mujer, nacida en China y residente en Estados Unidos desde 1988, una unión de la que han nacido dos hijas, Grace Helen, de 11 años, y Chloe, de 9.

Con una fortuna valorada en unos 11.200 millones de euros -ocupa el puesto 91 de la revista económica Forbes y el 26 de las personas más poderosas del mundo-, Rupert Murdoch toma esta decisión tan personal días antes de la división de News Corp. en dos entidades.

Una de ellas será News Corporation, que incorporará todo el negocio de información del grupo en EEUU, Reino Unido y Australia (con diarios como The Wall Street Journal y The Times), así como las principales editoras de libros, su firma de servicios integrados de mercadotecnia y otros activos en Australia. Por otra parte, 21st Century Fox agrupará las cadenas de televisión y canales por cable en todo el mundo, así como los estudios de producción de películas y el negocio de televisión de pago en Europa e India.

A pesar de que no está claro si el divorcio y la fragmentación de la compañía tiene algo que ver, varios analistas señalan que apenas hay posibilidad de que esto afecte al futuro de la empresa