Kenzo impregna Madrid con el aroma de sus amapolas
  1. Estilo
ESTILO

Kenzo impregna Madrid con el aroma de sus amapolas

El sol, el buen tiempo, las flores, las ganas de salir a pasear o a montar en bici… No cabe duda de que la primavera se

placeholder Foto: Kenzo impregna Madrid con el aroma de sus amapolas
Kenzo impregna Madrid con el aroma de sus amapolas

El sol, el buen tiempo, las flores, las ganas de salir a pasear o a montar en bici… No cabe duda de que la primavera se ha instalado por fin en la ciudad y que lo ha hecho para quedarse. Y para celebrar la llegada de la estación más bonita y resplandeciente del año, el próximo 30 de abril, Kenzo repartirá miles de amapolas perfumadas en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión.

Coincidiendo con la inauguración oficial de esta tradicional feria cultural, la reconocida firma de perfume y cosmética se ha propuesto llenar de rojo pasión el Paseo de Recoletos de Madrid. De esta manera, los visitantes que se acerquen durante los próximos días a las casetas en busca de libros, recibirán una amapola perfumada de Flower by Kenzo.

Pero, ¿por qué una amapola? Hace ahora diez años, Kenzo escogió esta preciosa y delicada flor para realizar un perfume muy especial. Se trata de una flor roja, simple… pero de extraña belleza. Frágil y fuerte a la vez. Imprevisible, la amapola crece en cualquier parte. En el corazón de la ciudad, sus pétalos rojos muestran al viento su poder poético. La amapola es la esencia de este particular perfume: Flower by Kenzo.

Y es que, aunque la amapola no tiene olor, Kenzo ha conseguido crear su propio aroma.

Una amapola urbana

La emblemática flor que caracteriza el perfume Flower by Kenzo ha viajado de ciudad en ciudad a lo largo de estos diez años.

La flor en la urbe es una realidad gracias a esta original iniciativa, mediante la cual se han conseguido realizar campos sorprendentes, coloristas y vivos de amapolas en capitales de todo el mundo, haciendo olvidar el tiempo que dura una flor en el asfalto.

Kenzo cumple así con su propósito de traer la naturaleza a la ciudad. En un mundo tecnológico y urbano, la flor es nuestro vínculo con la naturaleza y la firma es capaz de transformar los más grises espacios urbanos en lugares llenos de color y vida, que invitan a soñar, disfrutar y emocionarse. El próximo 30 de abril podremos ver el resultado en Madrid. Porque, después de todo, ¿a quién no le emociona una flor?