Logo El Confidencial
Libros

Fernando Savater quiere dar una 'estocada' en el debate taurino

La supresión de las corridas de Toros en Cataluña ha abierto la veda y sus defensores más cultivados han tirado de pluma para exponer sus razones.

Foto: Fernando Savater quiere dar una 'estocada' en el debate taurino
Fernando Savater quiere dar una 'estocada' en el debate taurino

La supresión de las corridas de Toros en Cataluña ha abierto la veda y sus defensores más cultivados han tirado de pluma para exponer sus razones. El último en sumarse ha sido Fernando Savater, que tenía ganas de hablar de la manera que mejor sabe: en forma de libro. Eso sí, no muy extenso: 96 páginas. 

Tauroética (Ed. Turpial) recoge una serie de reflexiones éticas, como su título indica, sobre la Fiesta nacional. Pero su intención, tal como explica el propio Savater, no es ofrecer un alegato a favor de las corridas de toros, sino contra las argumentaciones moralistas de quienes quieren suprimirlas. Alusiones, hay muchas por todo el libro: “Los voluntariosos antitaurinos han acuñado el lema 'la tortura no es cultura', aunque en eso mismo también se equivocan, porque la tortura sí que es cultura, qué va a ser si no, lo mismo que los misiles tierra-aire o el espionaje industrial. Pero podrían haber sostenido que la tauromaquia -torturadora para ellos- es inevitablemente cultura, y sin embargo les parece rechazable… como tantas otras producciones a las que a veces nos resignamos o en otros casos intentamos erradicar. Por ejemplo de estas últimas, la tortura de seres humanos, por muy cultural que sea en cualquiera de sus formas”. (pág. 17).
 
Lo cierto es que el caso de los contrarios a la Fiesta nacional le lleva al terreno de la defensa de los derechos de los animales: “El daño que causamos a los animales –aseguran los utilitaristas y asimilados- no es necesario, o sea, va contra los intereses de esas pobres víctimas. El toro no quiere ser lidiado, ni la gallina poner huevos para alimentarnos, ni el caballo correr y tirar del carro, ni el cerdo aprovisionarnos de jamones y chorizos o de piel para hacer zapatos: todo eso va en contra de los intereses de los animales (…) Pero ¿en qué consiste el interés de todos los animales llamados domésticos, es decir, los que viven en simbiosis con el hombre desde hace tantos siglos? Porque ya no responden a la mera evolución natural, sino que son el producto de una selección y cría orientada por la voluntad humana”. (pág. 39)
 
Toros y caza del zorro
 
Savater, además, se lleva el debate a la polémica de la caza del Zorro con perros y a caballo en Inglaterra. Concretamente cuando Tony Blair, “más sensible al padecimiento de los zorros que al de los iraquíes”, decidió abolirla: “Muchas de las admirables características del campo inglés se deben a ese deporte, porque los cazadores deben pagar a los propietarios rurales (…) De modo que en las manifestaciones de protesta contra esa prohibición hubo miles de ciudadanos que vivían en el campo y del campo, frente a los partidarios ecologistas de la medida, que en su inmensa mayoría eran urbanitas que jamás habían visto de cerca un zorro (…) En ciertas ocasiones, seguir los dictados del buen corazón que no escucha las razones de la cabeza puede traer daños colaterales…” (págs.. 49-50). 

El filosofo y escritor donostiarra plantea, ante todo, una serie de preguntas abiertas y, con ellas, una confrontación difícil de llevar a buen puerto. Cada cual que juzgue por sí mismo: “…En las corridas de toros lo que hay es propiamente más crudeza que crueldad: porque vemos en el ruedo una cruda realidad que alcanza niveles simbólicos y sugestiones alegóricas sin enmascarar nunca por completo su fiereza desasosegante y cruda. Esa realidad que se muestra es la realidad de la muerte, cuya anticipación ciertísima constituye el elemento clave que funda nuestra conciencia humana…” (pág. 67).

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios