de mallorca a ravello

A pie de playa: los mejores hoteles para pasar un verano de lujo frente al mar

A Coruña, Saint Tropez, Mallorca, Cascais y Ravello se escriben con mayúsculas y no solo porque sean nombres propios. Son lugares privilegiados y fascinantes muy cerca de aquí. Nos vamos

Foto: El hotel Villa San Michelle en Ravello, lujo frente al mar.
El hotel Villa San Michelle en Ravello, lujo frente al mar.

Mirando al mar vamos a soñar y mucho, sobre todo desde estos hoteles que prometen belleza y fascinación. Bienvenidos al ancho horizonte, a los amaneceres y atardeceres magníficos, a la promesa de un paseo infinito y al verano con mayúsculas. Buscándolos hemos viajado hasta Galicia y Mallorca, pero también a la Costa Azul, a la Amalfitana y hasta Cascais.

1. Meliá María Pita, en A Coruña

Allá donde la tierra está a punto de acabar, en la Galicia a la que siempre estamos deseando volver, en A Coruña, se encuentra este clásico, un hotel en pleno paseo marítimo y con unas vistas de órdago a las playa Orzán y Riazor. Entre sus otras bondades, que son muchas, está su cercanía a la ciudad vieja, calle Real, plaza de María Pita y zona de tapeo. No se puede pedir más. Ah, sí, un atardecer de cielo encendido de los de quién los pintará para archivar en el recuerdo. Precio: desde 104 euros.

El Meliá María Pita no podía ser más marítimo.
El Meliá María Pita no podía ser más marítimo.

2. Les 3 Îles, en Saint Tropez

Bueno, a 11 kilómetros de este lugar mítico de la Costa Azul, pero alejado del ruido mundanal y de la farándula veraniega, a solo 200 metros de la playa y con naturaleza a su alrededor. Esta es la posición aventajada del 3 Îles, un B&B (bed and breakfast) de inspiración italiana con cinco habitaciones nada más con terraza (en ella te servirán el desayuno, muy bio además), jardín grande, piscina que se confunde con el cercano mar y un profundo sabor mediterráneo. ¿Dónde queda entonces? En La Croix-Valmer. Con vistas a las tres islas: Levant, Bagaud y Port-Cros. Y al lado, Porquerolles. Precio: desde 270 euros.

El 3 Iles, en verde y azul, en la costa de este último color.
El 3 Iles, en verde y azul, en la costa de este último color.

3. Can Simoneta, en Mallorca

Estos hoteles tan privilegiados al final tienen muchas cosas en común. Que si al ladito del mar, que si en medio de un parque natural, que si reina en ellos la paz, que si la puesta de sol, que si los jardines y, en fin, que la tentación está ahí. Un lujo. Es lo que pasa en la isla de Mallorca, al noreste, en la Finca Torre Canyamel de Capdepera. Un hotel 'solo para adultos' con 11 habitaciones dobles y 5 suites con servicio de bar en los salones de verano, jardín mallorquín, terrazas, piscina, jacuzzi exterior sobre el acantilado y aceso directo al mar por una escalera excavada en la roca. Más lujos: las hamacas colgantes. También esta es tierra de golf. Precio: desde 306 euros.

Can Simoneta, un refugio de lujo al norte de Mallorca.
Can Simoneta, un refugio de lujo al norte de Mallorca.

4. Farol Design Hotel, en Cascais

Se apellida 'on the water' y con razón porque está encima del Atlántico, tal cual, en las imponentes 'falésias' (acantilados) de Cascais, como jugueteando con el océano. Este hotel se las trae, nada menos que una mansión del siglo XIX restaurada con pasión que perteneció al conde de Cabral, con piezas exclusivas de mobiliario y obras de arte contemporáneo para darle aún más poderío. Igualito que esta villa marítima portuguesa, de casas centenarias y costa irrepetible, que tanto ha fascinado a la aristocracia, a un paso de Lisboa. Precio: desde 255 euros.

El Farol Design, un hotel de diseño en un paisaje espectacular.
El Farol Design, un hotel de diseño en un paisaje espectacular.

5. Villa San Michele, en Ravello

Cómo hablar de la belleza de la Costa Amalfitana. Pues aquí justamante es donde se alza este hotel familiar, concretamente en Castiglione di Ravello, más cerca de Amalfi que de Ravello. Otro balcón que te parecerá único si consigues ser uno de los privilegiados huéspedes asomados a él. Un total de 12 habitaciones y el honor de acceder desde aquí directamente a un mar de aguas ni que decir tiene que transparentes o de disfrutar de las delicias del chef en su restaurante panorámico, que sirve los pescados frescos y los vinos que engrandecer aún más el lugar. Por lo demás, blanco y azul, buganvillas y los emblemáticos limoneros. Precio: desde 220 euros.

Villa San Michele, un balcón asomado a la Costa Amalfitana.
Villa San Michele, un balcón asomado a la Costa Amalfitana.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios