Logo El Confidencial
tres fragancias para cada mujer

Joya y perfume, un dos en uno único

Aristocrazy se estrena en el mundo de los perfumes con un trío de sofisticadas fragancias. Sus frascos-joya están coronados por animales que simbolizan a la mujer de hoy

Foto:

Jean-Paul Sartre decía que “el perfume es la forma más intensa del recuerdo”. Gracias al evocador poder del sentido del olfato, conectamos con la memoria y con las emociones. Y si hay otro campo relacionado con el mundo emocional, ese es el de la joyería, que, a través de sus diseños, es capaz de activar nuestros mecanismos sensoriales y evocar nuestros más íntimos y placenteros recuerdos.

Consciente del poder de ambos mundos, la firma española Aristocrazy ha expandido su universo de distinción y fantasía con una colección de fragancias que son como un amuleto. Una joya de tocador, con una clave emocional, para cada una de nosotras.

Intuitive, Wonder y Brave son los primeros perfumes de la marca y representan el carisma, la fuerza y la feminidad que cada mujer alberga en su interior. Fuerte y segura como un león; versátil y capaz de adaptarse a cualquier entorno o situación como el camaleón, o ligera y femenina como una mariposa.

Todas estas cualidades definen tanto a la mujer de hoy como a los animales emblemáticos de la icónica colección de joyas Savage, de Aristocrazy, y se han plasmado en sus tres fragancias.

Cada una se presenta en un frasco concebido como una joya y coronado por los tres simbólicos animales. En el diseño de su tapón, se ha utilizado la técnica escultórica 'modelo a la cera perdida'. Por su parte, el frasco de cristal alberga los aromas creados por diferentes perfumistas de prestigio.

Intuitive, la fragancia del camaleón, es una composición oriental realizada por Fanny Bal y Nicolas Beaulieu, quienes han ideado un perfume especiado y sensual. Se distingue por el cardamomo y la pimienta rosa, que contrastan con el jazmín Sambac y el fondo oriental-solar compuesto por vainilla, haba tonka y musc.

Brave está firmada por Natalia García-Celto y es una fragancia floral oriental compuesta a base de bergamota, pimienta rosa, té negro y magnolia, así como de leche de almendras y haba tonka. Su fórmula fresca, dulce y femenina está protegida por un tapón dorado en forma de león que no podrás dejar de mirar.

Y finalmente, la fragancia floral amaderada Wonder es obra de Alberto Morillas. En ella, predomina la sensualidad, gracias a los pétalos de rosa, peonía, sándalo, cedro, ámbar y musc. Con el símbolo de la mariposa, este perfume se caracteriza por ser floral, amaderado y ultrafemenino.

Desde que en 2010 la familia Suárez fundara Aristocrazy, la firma ha buscado democratizar las joyas de lujo y poner la alta joyería al alcance de todas las mujeres. Con su buen hacer, ha conquistado en menos de una década a todo tipo de generaciones y, sobre todo, a un público 'millennial' que no quiere renunciar a la calidad, el diseño y el cuidado de los detalles.

Siguiendo esta filosofía, como embajadora de la nueva gama de fragancias, la firma ha escogido a la modelo barcelonesa Steffy Argelich, quien encarna los poderes femeninos de la mujer Aristocrazy: intuición, fuerza, carisma, determinación y valentía.

Belleza