Logo El Confidencial
Highlighter de profesional

El truco de Charlotte Tilbury para aplicar el iluminador y conseguir un efecto 'glow' natural y ultra luminoso

Después de los polvos de sol, el iluminador se ha convertido en el otro cosmético imprescindible en nuestro maquillaje y ahí está Charlotte Tilbury para enseñarnos a usarlo como ella, como una MUA

Foto: Devon Windsor en en el último desfile de Victoria's Secret (Getty Images)
Devon Windsor en en el último desfile de Victoria's Secret (Getty Images)

¡Lo que aprendemos cada día con Instagram! Que si retos virales como el de pegarse los labios, que si inventos coreanos para acabar con la papada o nuevas formas de delinearse los ojos… Pero sin duda aquellos posts que nos hacen frenar en seco el dedo del scroll infinito son los contenidos útiles. Y ¿qué hay más útil que una maquilladora profesional enseñando a aplicarnos el iluminador?

Tras maquillar a todas las estrellas de Hollywood y crear su propia marca de maquillaje y convertirse en una de las mujeres del top ventas de la cosmetología, Charlotte Tilbury ha reinventado algunos pasos de la belleza como el uso del iluminador.

Si lo aplicabas solo en el arco de la ceja y encima del hueso del pómulo, a partir de ahora dejarás de delimitar el paso de tu brocha cargada de luz porque tu mejilla al completo quiere ese glow con el que vimos desfilar a los últimos ángeles de Victoria's Secret.

Precisamente la zona es una de las claves por las que todo el rostro parece estar lleno de pequeñas partículas de luz, ese efecto diosa del Olimpo que no nos cansamos de ver en Instagram y que parece más un filtro que una realidad. La razón por la que tradicionalmente el iluminador se ha aplicado encima del hueso del pómulo se debe a que es ahí donde la luz hace mayor incisión, creando precisamente sombra debajo del hueso y perfilando el rostro -el contouring de toda la vida consiste solo en recrear el juego de la luz sobre la cara-.

Con una brocha no demasiado cargada, la maquilladora aplica su iluminador Cheek To Chic (39,55€) en la zona del pómulo, dejando el hueso como centro pero asegurándose de que la brocha también pase por encima de la mejilla y la luz tenga un aspecto homogéneo pero en sentido ascendente.

Para conseguir ese movimiento, hay que tener en cuenta dos factores: la brocha que utilicemos y el juego de muñeca. Charlotte Tilbury no utiliza una brocha abanico ni una más afinada tipo pincel, prefiere una brocha gruesa -casi kabuki- y corta, concretamente Magic Complexion Brush (58,95€). Con esta elección se asegura cargar bastante iluminador y depositarlo justo en la zona que desea. Al tratarse de una brocha más gruesa, se consigue que se difumine y no se vean líneas.

El movimiento también tiene su aquel. Normalmente aplicamos el iluminador con pequeños toquecitos para asegurarnos de la intensidad. Otra forma de hacerlo es comenzar desde el centro y extender hacia afuera a modo de brochazo. Pero Charlotte Tilbury ni lo uno ni lo otro, ella tiene su propia técnica y su equipo de maquilladores solo aplica el iluminador según los pasos de la británica.

Con la brocha cargada de producto, besa el rostro con una primera pasada ascendente que repite un par de veces. A continuación y sin descanso, mueve la brocha en ambas direcciones y, cuando en el pincel queda menos producto, lo pasa por debajo del pómulo y por las mejillas, logrando ese acabado homogéneo y perfectamente satinado que siempre lleva su nombre.

Pero como buena MUA (Make Up Artist), Charlotte no utiliza solo iluminadores en polvo. Los maquillajes jugosos piden iluminadores en crema y en eso ella es una experta. Su iluminador Hollywood Beauty Light Wand (33,95€) es una fórmula fluida que se aplica a través de una pequeña esponjita y que consigue un brillo nacarado que, aunque intenso, queda natural. Para conseguir el efecto jugoso y dorado de todos los maquillajes de Charlotte, la maquilladora aplica una gota de iluminador en la manzana de la mejilla y lo extiende utilizando un dedo o la misma brocha de antes, realizando pequeños toques en todas las direcciones.

El exitosotrío iluminador de Charlotte Tilbury
El exitosotrío iluminador de Charlotte Tilbury

Precisamente con este gesto, la maquilladora aúna el rubor y el iluminador de una pasada y consiguiendo un tono uniforme que llena de luz y matices el rostro. A veces, al querer aplicar contorno, rubor e iluminador terminamos con espacios perfectamente delimitados a modo de líneas. Con el ‘glow’ de Charlotte nos ahorramos no solo pasos sino también cosméticos, con una varita y un buen difuminado el efecto es un sonrosado natural gracias a los tonos rosa y melocotón del iluminador Beauty Light Wand de su marca.

A partir de ahora no solo Rihanna podrá decir aquello de ‘Shine bright like a diamond’ y la culpa es de los truquitos de Charlotte Tilbury.

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios