Logo El Confidencial
GASTRO

Los mejores locales para tomar el aperitivo en Barcelona: del Tomás al Vaso de Oro

De las bravas del Tomás, la más famosas de la ciudad, a la ensaladilla del Escocés, los enlatados del Cañota y del Quimet&Quimet y el foie con solomillo del Vaso de Oro

Foto: Sol, una terraza y aceitunas, ¿alguien da  más? (Unsplash)
Sol, una terraza y aceitunas, ¿alguien da más? (Unsplash)

Hablar de tomar el aperitivo en Barcelona y no nombrar las bravas del bar Tomás sería un sacrilegio. Y no, aquí no vamos a cometer pecado. Lo que vamos a hacer es ampliar la lista, llenarla de otras opciones y proponer lugares de esos de toda la vida y también algunos modernos en los que uno puede pasar un mediodía tranquilo, divertido y disfrutando de una oferta gastronómica suculenta. Ah, y si puede ser al sol, mejor.

Pero no todo van a ser terrazas. Hay en Barcelona algunos locales, casi escondidos, en los que los locales se amontonan sobre la barra para tomar los mejores aperitivos de la ciudad. Aquí les listamos unos cuantos...

Bar Tomás

Desde que abrió el Tomás, en el Sarrià viejo, muchos ha llovido en Barcelona y muchos son las nuevas recetas de patatas bravas que se ofrecen. Pero lo sentimos, las del Tomás nos siguen pareciendo las mejores. Búsquenlas igual (que no mejores) en cualquier otro sitio y si las encuentran, nos avisan. Nosotros les esperaremos con una caña y unas bravas en el mismo lugar de siempre. Qué le voy a hacer…

¿Un secreto? Al girar la esquina del mismo bar hay una pequeña sucursal de los mismos propietarios con la misma oferta. No tiene terraza pero tienen sus famosas bravas. Hace poco, además, recibieron el premio del Ayuntamiento de la ciudad al local mejor integrado en su barrio.

Dónde. Mayor de Sarrià, 49. Barcelona.

La terraza del Tomás, un must en Barcelona. (Cortesía)
La terraza del Tomás, un must en Barcelona. (Cortesía)

Bar Escocés

Menos famosa pero igual de recomendable es la ensaladilla rusa del bar Escocés. Hay que probarla, al menos una vez en la vida, para saber por qué para muchos es la mejor del mundo. Este bar es de los pocos clásicos que quedan en la ciudad, este también en la zona alta de Barcelona: la calle Mandri. Con una banda sonora que suele integrar todos los standards de los años 50, la tapicería de tartán (no se olviden del nombre del local) y unos camareros hipereducados y amables, el Escocés bien vale una visita a cualquier hora del día. Tienen una terracita agradable y una lista de aperitivos de esos de ‘toda la vida’, el bar Escocés sigue ahí desde hace décadas. Y que dure.

Dónde. Calle Mandri, 23. Barcelona.

La ensaladilla del bar Escocés, un clásico de la ciudad. (Cortesía)
La ensaladilla del bar Escocés, un clásico de la ciudad. (Cortesía)

Cañota

Este local nació hace unos años, durante el renacimiento de la tapa en Barcelona, denostada durante décadas. El Cañota Casa de Tapas se ha ganado un puesto entre los mejores bares de tapas de la ciudad y aquí permanece intacto. Sus croquetas, buñuelos, patatas bravas y todo tipo de surtido de aperitivos son famosos en la ciudad. Ahora, de cara al verano, tienen una nueva propuesta: un pack vermuth en el que ofrecen seis latas de conserva y una botella de Vermut Bobo Pulpín. Las latas de conserva son de sardinas en aceite de oliva, navajas en aceite de oliva de Galicia, mejillones en escabeche, berberechos, zamburiñas y ventresca de atún claro. Y todo con el sello del Grup Iglesias, el más potente de la gastronomía local, socio de los hermanos Adrià en la creación de ElBarri, donde se encuentra este local.

Dónde. Calle Lleida, 7. Barcelona.

Las aceitunas del Cañota, con piparras y anchoas. (Cortesía)
Las aceitunas del Cañota, con piparras y anchoas. (Cortesía)

El Vaso de Oro

Es otro clásico, un lugar casi de peregrinación para quienes saben de sus maravillas. Un local angosto, casi imposible, en el que la clientela se arremolina alrededor de la barra con una cerveza bien tirada (algo casi insólito en Barcelona). Quien busque un lugar cool y con terraza mejor que se aleje de este local de la Barceloneta. Porque pese a estar a unos metros de la playa, el mar ni se ve ni asoma. Lo que aquí asoma es una ensaladilla rusa de dos colores (la normal y la picante) que arrasan, así como el foie a la plancha, los tacos de solomillo de ternera con pimientos y el no va más: tacos de solomillo con foie. Pequeños platos sencillos que en el Vaso de Oro, con más de 50 años de historia, saben elevar y convertir el aperitivo en mucho más.

Dónde. Calle de Balboa, 6. Barcelona.

Solomillo con foie en el Vaso de Oro, en la Barceloneta. (Cortesía)
Solomillo con foie en el Vaso de Oro, en la Barceloneta. (Cortesía)

Quimet&Quimet

Hace algunos años que se han puesto de moda las latas. Hacer el aperitivo con un buen surtido de berberechos, navajas, mejillones, aceitunas, todo enlatado y a la vista. Hay muchos locales nuevos en Barcelona (unos con más suerte que otros) en los que esa es su propuesta. Pero si lo que queremos es ir al original, nada mejor que el Quimet&Quimet. Situado en el Poble Sec, tocando al Paralelo, este local es un must de esos de toda la vida. Decorado con barriles y mucha madera, pequeño y lleno a rebosar de productos (y de gente), su aperitivo es casi obligatorio. Aceitunas enormes y sabrosas, boquerones y anchoas gloriosas, y un vermuth de los que no se olvidan.

Dónde. Calle del Poeta Cabanyes, 25. Barcelona.

El siempre abarrotado Quimet&Quimet. (Cortesía)
El siempre abarrotado Quimet&Quimet. (Cortesía)

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios