Logo El Confidencial
HOGARES EN CUARENTENA

De la máquina de remo al despacho: entramos en el refugio de Almeida, su casa

A sus 45 años recién cumplidos, su buena actitud y gestión de la crisis del coronavirus le ha convertido en un auténtico héroe en las redes. Pongamos que hablo... del alcalde de Madrid

Foto: José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

A sus 45 años recién cumplidos, la buena actitud y gestión de José Luis Martínez-Almeida de la crisis del coronavirus le ha convertido en un auténtico héroe en las redes sociales. Alabado dentro y fuera de su partido, el alcalde de Madrid ha reforzado su imagen durante la cuarentena y cualquier cosa que dice o hace se convierte automáticamente en sinónimo de mesura, agilidad y, sobre todo, resolución.

Es por ello que la atención sobre él y las ganas de conocer más aspectos de su vida más allá de los muros del Palacio de Correos de Madrid crece cada día. Por ejemplo, cómo es cuando se quita los zapatos y solo es José Luis intramuros de su casa.

José Luis Martínez-Almeida. (EFE)
José Luis Martínez-Almeida. (EFE)

Pues bien, como ya hemos comentado otras veces en estas páginas, una de las ventajas del confinamiento y del ya famosísimo hashtag #Yomequedoencasa es que nos ha permitido entrar como si tal cosa en residencias antes prácticamente inaccesibles a los indiscretos ojos de Vanitatis. Una de ellas, la de nuestro alcalde, ahora a la vista de todos gracias a su ejemplo.

Una casa que, tal y como se refleja en su declaración de bienes, compró en 2008 en la capital que ahora gestiona y que se ha convertido en su auténtico refugio para descansar (si es que le dejan) del coronavirus.

[LEER MÁS. Martínez-Almeida: motero, ¿soltero? y nuevo héroe ante el coronavirus (según las redes)]

Despacho también en casa

Aunque parece imposible que pase tiempo sentado en un despacho con la intensísima agenda que mantiene visitando hospitales, centros, restaurantes y comedores sociales, entre otros, Almeida mantiene videollamadas, gestiona problemas y atiende a las televisiones y radios desde su mesa en la sede del ayuntamiento. No obstante, como casi todo el mundo, también le ha tocado teletrabajar e improvisar una mesa para hacerlo en el comedor de su casa.

Una habitación presidida por una pintura en la pared que en su día serviría para recibir a su familia y amigos en momentos especiales (quién pudiera ahora) y que mientras recuperamos la normalidad hace las veces de despacho. Cuenta con una mesa blanca para seis comensales, con sillas negras en contraste y que ahora ha sido invadida por papeles, carpetas, informes y su portátil, del que no se separa desde hace semanas.

Y remo para desestresar

Un trabajo de casi 24 horas del que ha encontrado la manera de desconectar dentro de su casa. Aunque su pasión es montar en moto y su afición el golf (suele jugar en Puerta de Hierro), lo cierto es que ha tenido que adaptarse a los nuevos tiempos y hace algunos días nos colaba en su salón para mostrarnos que el entrenamiento doméstico es más sencillo de lo que parece.

Con una máquina de remo (el modelo Aquo de BH en este caso) plegable para poder guardarla en cualquier rincón, Almeida se ha mantenido en forma durante los casi dos meses que llevamos en casa sin prácticamente poder hacer más deporte que salir a correr o a montar en bici.

Además de la máquina, en la foto se observan otros detalles de la sala, como el puf gris marengo que podría hacer las veces de 'chaise longue' del sofá, una mesa baja de madera natural sobre la que podría descansar la televisión y una estantería con algunas esculturas y detalles decorativos.

Una casa sencilla y funcional que encaja a la perfección con la imagen que durante estos meses hemos conocido de José Luis Martínez-Almeida.

Ocio
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios