Logo El Confidencial
Fue localización del programa

Conocemos la finca de Samantha Vallejo-Nágera, su última joya de la corona

Salones, jardines palaciegos y hasta un pinar adaptado para una boda. Nos 'colamos' en la joya de la corona de la 'eat girl', más allá de Pedraza

Foto: Samantha, en su finca. (Olga Moreno)
Samantha, en su finca. (Olga Moreno)

Samantha Vallejo-Nágera ha conseguido construir durante años un auténtico imperio alrededor de la industria de las bodas. Su catering se ha consolidado como uno de los favoritos y sus fincas como algunas de las más solicitadas. Lugares que ella considera su hogar y que gracias a 'Masterchef', que hoy estrena su nueva temporada, hemos conocido un poco más.

En las últimas temporadas hemos visto cocinar a los concursantes en las instalaciones De Natura, en Pedraza (Segovia), pero no fue hasta la última edición cuando pudimos internarnos de alguna manera en Dehesa de Valbueno, su otra gran joya de la corona, que abrió al público en septiembre de 2018. En sus jardines se celebró una de las pruebas de exteriores del programa 'MasterChef', una zona donde normalmente sirven los cócteles de bienvenida y que hace de antesala de todo lo que ofrece esta espectacular finca ubicada en Guadalajara. ¿Cocinarán los celebrities en su cocina de Madrid?

Samantha Vallejo-Nágera. (Olga Moreno)
Samantha Vallejo-Nágera. (Olga Moreno)

A tan solo 20 minutos del centro de Madrid y con 400 años de historia, sus diferentes salones y espacios pueden acoger hasta a 400 invitados. "Un reto más, a mí nadie me frena", comentaba la propia Samantha en una entrevista concedida a Vanitatis meses antes de abrir este nuevo proyecto.

Una finca que este año no atraviesa su mejor momento por las restricciones del coronavirus pero que promete reabrir por todo lo alto este mes, cuando cumplen 2 de los 8 años de alquiler de este enorme terreno.

Pasado aristocrático

Sus primeros propietarios fueron los monjes dueños del monasterio de los Jerónimos. Y no fue hasta 1726 cuando quedó convertida en señorío por don Tomás de Yriberri y Goyeneche, caballero de Santiago, tesorero del rey y primero en ostentar el título de marqués de Valbueno.

A finales de 1900, la casa palacio (principal edificación) fue reformada manteniendo su estructura inicial y manteniendo la historia de tantos años. Una historia de la que aún hoy Samantha presume y conquista a más de 25 parejas al año hasta convertirse en una de las fincas de moda para casarse fuera de Madrid.

Uno de los salones de la finca. (Elena Bau)
Uno de los salones de la finca. (Elena Bau)

Lo que no hemos conseguido que nos desvelen es su mayor secreto: quién es su misterioso y acaudalado casero. Se rumorea que se trata de una de las sagas con más solera de España con apellido italiano, y a partir de ahí cualquier tipo de especulación es de quien se aventure a hacerla.

El pinar de 400 años

De todas las estancias de la finca (interiores y exteriores), sin duda el más llamativo y solicitado es el pinar de más de 400 años de historia que continúa virgen dentro de la finca. Y es que aunque el resto de zonas han sido adaptadas a los gustos y necesidades del siglo XXI, lo cierto es que esta zona parece recién salida de un cuento, con su terreno desigual y su vegetación salvaje.

Una boda en el pinar. (Cortesía Dehesa de Valbueno)
Una boda en el pinar. (Cortesía Dehesa de Valbueno)

La prueba de fuego de Samantha

Una de las claves de la finca, sin duda, es el detalle con el que está todo puesto. Los salones cuentan con vigas en el techo de madera y de forja que dan el aspecto de un castillo antiguo y cada rincón del jardín está lleno de flores y plantas que dotan al espacio de un carácter mágico.

Detalles como los de las lámparas que asemejan una lluvia de estrellas en uno de los salones o las imponentes mantelerías con el gusto sofisticado y francés de su madre, Sabine, que podrían verse empañados en la prueba de este lunes si los concursantes no bordan el menú que les toque elaborar.

Samantha ultima los detalles para recibir a los invitados. (RTVE)
Samantha ultima los detalles para recibir a los invitados. (RTVE)

Los equipos, tal y como hemos podido saber, pondrán a prueba dos cualidades necesarias en una cocina profesional: la creatividad y la estética. Dos de las cualidades más presentes en la finca que grita por todos lados a quién pertenece.

El reto será convertir cuatro cuadros del Museo Nacional Thyssen–Bornemisza en elaboraciones de alta gastronomía. Un menú cuyo artífice será el chef Diego Guerrero (DSTAgE), con dos estrellas Michelin, y que degustarán 40 artistas de los que aún no han trascendido las identidades.

Diego Guerrero presenta el menú a los aspirantes. (RTVE)
Diego Guerrero presenta el menú a los aspirantes. (RTVE)

¿Será uno de esos artistas el siguiente en casarse en esta finca?

Ocio

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios