Logo El Confidencial
FAMILIAS

Cayetano saca a la luz el documento que estuvo a punto de romper la Casa de Alba

La duquesa Cayetana escribió una carta en la Nochebuena de 2009, inédita hasta ahora. En ella, le daba la gestión de las fincas familiares a su hijo pequeño

Foto: Cayetano Martínez de Irujo, en San Isidro. (EFE)
Cayetano Martínez de Irujo, en San Isidro. (EFE)

Sabíamos que las memorias de Cayetano Martínez de Irujo iban a traer polémica. El duque de Arjona es un hombre poliédrico que ha llegado a sus 56 años derrapando. Las drogas y las mujeres, la herida emocional arrastrada por la falta de atención y su costumbre de hablar claro eran los ingredientes perfectos para este cóctel literario que llega hoy a las librerías. Entre las muchas revelaciones que hace, el 'hijo favorito' de Cayetana publica por primera vez un documento que podría haber roto la Casa de Alba.

La duquesa de Alba comenzó el año 2009 prácticamente postrada en una silla de ruedas debido a una hidrocefalia. Ese mes de enero hay programada una operación, pero el estado de salud de la paciente no permite a los médicos intervenirla. Finalmente, en marzo de 2009 Cayetana ingresa en la Clínica Sagrado Corazón de Sevilla para que le implanten una válvula y aliviar así sus problemas. Todos los hijos hacen piña en torno a la madre. No se ve a Alfonso Diez, que ya por entonces sale con la duquesa pero no mantiene entonces las mejores relaciones con los hijos y evita coincidir con ellos.

Carlos Fitz-James, Eugenia Martínez de Irujo, la reina Sofía, la duquesa de Alba, Alfonso Diez, Cayetano y Genoveva Casanova. (Getty)
Carlos Fitz-James, Eugenia Martínez de Irujo, la reina Sofía, la duquesa de Alba, Alfonso Diez, Cayetano y Genoveva Casanova. (Getty)

Tras la operación, Cayetana de Alba mejora sensiblemente y puede salir a menudo con su amigo. Mientras, los hijos recelan. Cayetano Martínez de Irujo, que ha hecho carrera como jinete, piensa en su futuro y cree que puede ayudar en la gestión de las grandes fincas agrícolas que tiene la Casa de Alba en Córdoba, Sevilla y Salamanca. Es en este contexto cuando la Nochebuena de 2009, Cayetana de Alba redacta una carta. Un documento del que se ha hablado alguna vez en los medios de comunicación pero que no se había visto hasta ahora. El texto que podría haber roto la Casa de Alba es el siguiente:

Queridos Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando y Eugenia:

Escribo estas líneas para encomendar encarecidamente, mientras que el Patrimonio de la Casa de Alba me pertenezca a mí por completo, mi deseo de que mi hijo Cayetano Martínez de Irujo Stuart se responsabilice y lleve todas mis fincas (Córdoba, Sevilla y Salamanca). Despachará conmigo todos los asuntos relacionados con las fincas y yo decidiré.

Vosotros tenéis mucho trabajo y no necesitais más cargas. Cayetano, cuando deje de montar, tendrá más tiempo, le gusta el campo y se asesora con gente del campo entendida que conocemos en Andalucía.

He puesto toda mi confianza en este asunto en Cayetano. No quiero discusiones, la decisión la he tomado porque es mi deseo.

Muchas gracias por ayudarme, un beso para todos. Mamá

Si muchas veces Cayetano se ha quejado de la falta de ternura de su infancia, estas frases institucionales, de la "excelentísima señora duquesa de Alba" a sus hijos, "el excmo. sr Duque de Huéscar, excmo. sr. Duque de Aliaga, excmo. sr. Conde de Siruela, excmo sr. Marqués de San Vicente del Barco y excma. sra. duquesa de Montoro" no pueden ser prueba más evidente de ello. Toda la carta está redactada a máquina, excepto la firma, un titubeante 'Mamá'.

Cayetano Martínez de Irujo y su pareja actual, Bárbara Mirjan.
Cayetano Martínez de Irujo y su pareja actual, Bárbara Mirjan.

Es lógico preguntarse por qué Cayetano no hizo valer este documento, un texto que prácticamente apartaba de la gestión diaria de las empresas agrícolas a Carlos Fitz-James Stuart, hoy duque de Alba. En sus memorias, el duque de Arjona alega que "se olvidó" de registrarlo. Su hermano mayor y hoy cabeza visible de la casa ha dudado de la legalidad de ese documento en varios foros.

Cayetana de Alba, el día de su tercera boda. (EFE)
Cayetana de Alba, el día de su tercera boda. (EFE)

Es sintomático que ya en 2009 la duquesa de Alba apuntara ese "mientras me siga perteneciendo a mí por completo". Año y medio más tarde, en julio de 2011, la duquesa llegó a un pacto con sus hijos tras meses de negociaciones. Cayetana se vio obligada a donarles en vida la mayor parte de sus propiedades. Lo hizo para preservar el patrimonio de la Casa de Alba, pero sobre todo para lograr el consentimiento de los "excelentísimos señores" y poder casarse con Alfonso Diez, el funcionario que la acompañó durante los últimos años de su vida.

Al parecer, este reparto no acabó con las desavenencias familiares. Cayetano Martínez de Irujo aporta otro documento en sus memorias que así lo atestigua. Se trata de un acta notarial firmada por la duquesa de Alba meses después del reparto, en febrero de 2012, en la que Cayetana hace constar expresamente lo siguiente:

Que es también su deseo que su hijo primogénito Don Carlos mantenga a su hermano Don Cayetano en la gestión de la Casa de Alba y en la Fundación Casa de Alba.

Como es vox populi, ni lo uno ni lo otro se cumplió. Mientras vivió su madre, Cayetano estuvo muy involucrado en la gestión de las fincas familiares, pero una vez que falleció, las cosas cambiaron. Como titular del ducado de Alba, Carlos Fitz-James es quien dirige, controla y supervisa todo lo relacionado con la administración de la Casa y de la Fundación. Su hermano Cayetano fue apartado de las empresas familiares. Hasta hoy.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios