Logo El Confidencial
NEGOCIOS

La discreta vida privada de Javier Hidalgo, testigo en la 'boda' de Iberia y Air Europa

El consejero delegado de Globalia protagonizó durante años las páginas de la prensa rosa. Separado de la madre de su hija, ahora solo sale en los periódicos salmón

Foto: El consejero ejecutivo de Globalia, Javier Hidalgo. (Carmen Castellón)
El consejero ejecutivo de Globalia, Javier Hidalgo. (Carmen Castellón)

"La incorporación de Air Europa al Grupo IAG supone un fortalecimiento del presente y futuro de la compañía". Son las únicas palabras que, de momento, se le han atribuido a Javier Hidalgo, Consejero Delegado de la compañía. El hijo del fundador de Air Europa es un viejo conocido de las páginas de la prensa rosa, que durante años protagonizó por sus romances con modelos y su exclusivo círculo de amistades. "[La compañía] mantendrá la línea seguida por Air Europa durante los últimos años", explica, convencido de que el hecho de que Air Europa de incorpore a un grupo como IAG es "un éxito".

Según la información facilitada por IAG en un hecho relevante remitido a la CNMV este lunes a primera hora, el grupo capitaneado por Willie Walsh adquirirá Air Europa por 1.000 millones de euros en una operación que se cerrará previsiblemente en la segunda mitad del año que viene. El movimiento implica la unión de las dos mayores aerolíneas de nuestro país.

[LEA MÁS: Hidalgo consigue vender a la tercera]

Los Hidalgo han llevado prácticamente 'en familia' la negociación. Durante un tiempo, el rostro melenudo y salvaje de Javier Hidalgo aparecía siempre asociado a un verano continuo. Pero un día la prensa (y su familia) descubrió que detrás de su mediática frivolidad se encontraba un ejecutivo con talento para dar pelotazos como el de Pepephone (que vendió por 158 millones de euros). La leyenda lo atribuyó a su nueva relación con la bella y desconocida Sol González, con la que tuvo una hija en 2014. A finales de 2018 Hidalgo anunció que volvia al accionariado de Globalia por la puerta grande, mientras en lo personal confirmaba que la relación con Sol había acabado en términos románticos.

Sol González y Javier Hidalgo, en una imagen de archivo. (Getty)
Sol González y Javier Hidalgo, en una imagen de archivo. (Getty)

Javier Hidalgo estuvo meses buscando financiación para poder volver al accionariado de Globalia, la empresa que fundó su padre y de la que hoy es el consejero delegado. El hijo de Juan José Hidalgo recuperó primero cerca de un 10% de la sociedad comprándoselo al Banco Santander y a Inversiones Tirema, controlado por los herederos de Tatiana Pérez de Guzmán, la marquesa de Torre Arias. Luego le compró un 7% adicional a Unicaja. Hoy es el segundo accionista de la compañía.

Carta de despido

Hidalgo Jr cerró así un círculo que tuvo su peor momento en el año 2013, cuando las tensiones familiares llevaron a que su padre, Juan José, enviara una carta de despido a sus tres hijos, María José, Cristina y Javier. Luego se suavizaron los términos (solo les bajó el sueldo), pero fueron tiempos de tormenta. Javier estuvo entonces valorando seriamente dejar la dirección general de Globalia y marcharse a vivir a Estados Unidos. Vendió todas sus acciones del grupo a Abel Matutes por una cantidad cercana a los 36 millones de euros y por momentos parecía que daba un sonoro portazo a la empresa familiar.

La designación de Javier como sucesor de Juan José Hidalgo al frente del imperio (en el que se engloban Air Europa, Halcón Viajes, Viajes Ecuador, Travelplan o la cadena hotelera Be Live) era impensable entonces, pero todo cambió en apenas tres años. Tras pasar un tiempo en Miami alejado de todo y poner en órbita Pepephone, la sangre volvió a llamarle y quiso asumir más responsabilidades. En 2016 Globalia creó el cargo de consejero delegado (inexistente hasta el momento) para Javier y desde entonces, apoyados sobre todo en el crecimiento de Be Live y de Air Europa, todo ha ido mejor y hace tiempo que dijeron adiós a los números rojos.

Javier Hidalgo, en un foro de El Confidencial.
Javier Hidalgo, en un foro de El Confidencial.

Paralelamente, parecía que su vida personal había encontrado la estabilidad. Tras una relación que comenzó en 2013, Javier y Sol González fueron padres en la primavera del año siguiente de la pequeña Camila, y durante varios años la cosa fue bien. Hidalgo llegó a reconocer entonces que estaba ansioso por encontrarle un hermanito a su hija.

Ya no era objetivo preferente de los paparazzi en los veranos baleares: si antes siempre le acompañaba una modelo despampanante, los retratos con Sol (a la que sus amigos definen como "una madraza") incluían a sus amigos Alfonso de Borbón y Eugenia Silva en la playa jugando a castillos de arena. Una imagen muy alejada de aquellos excesos de antaño, cuando llegó a fletar un avión para llevar a sus 300 amigos íntimos a ver torear a José Tomás en Nimes.

Buena relación

Su relación, a pesar de la ruptura, es excelente. Como el empresario cumple años cerca de Nochevieja y es muy generoso, suele invitar a sus amigos la última semana del año a hacer un viaje a algún lugar paradisiaco. Este año se los llevó a Punta Cana y, por supuesto, también estaban Sol y Camila entre los invitados.

Ahora, los paparazzi se frotan las manos imaginando quién podría ser la nueva pareja del 'padrino' de la operación empresarial del año. Pero ya no es tan fácil que el CEO y segundo accionista de Globalia quiera abandonar la prensa salmón por la rosa.

Famosos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios