Los imprescindibles en Zahara de los Atunes
  1. Gastronomía
cuatro alternativas buenas, bonitas y baratas

Los imprescindibles en Zahara de los Atunes

Zahara de los Atunes es uno de los pocos paraísos casi vírgenes que aún quedan en la costa española. La amenaza permanente del gaditano viento de

Foto: Zoko
Zoko

Zahara de los Atunes es uno de los pocos paraísos casi vírgenes que aún quedan en la costa española. La amenaza permanente del gaditano viento de levante, la escasez de infraestructuras playeras y su condición de lugar de destino y no de tránsito han mantenido buena parte de su encanto todavía en los momentos de mayor auge inmobiliario. Año tras año sigue igual, sin grandes sobresaltos para el visitante habitual (la mejor web para conocer sus posibilidades www.zaharadelosatunes.info)

Pese a ello, presenta una oferta gastronómica más que notable, ajustada a todos los bolsillos. A los imprescindibles de los alrededores como La Castillería en Vejer de la Frontera (templo de la carne donde si no reservas allá por el mes de mayo, no encontrarás mesa), Casa Varó en el mismo pueblo, cuyo Morrillo a la Sal es sencillamente espectacular, el romántico Tesoro en Betijuelo, pedanía próxima a la playa de Bolonia, lugar de difícil acceso y grandes triunfos en noches de luna llena, o el siempre petado Lola en Tarifa, atendido por el clan de los leoneses, se unen lugares míticos en el propio pueblo como el Antonio y su pescado al aceite en la Carretera a Atlanterra, La Sal en esa misma urbanización, el original Pradillo, estupendamente atendido por Rodrigo y Oscar, o la recién abierta sucursal de El Campero de Barbate donde estaba el decadente Ropiti, éxito de crítica y público en el año de su inauguración.

Sin embargo, dado que la crisis aprieta pero no ahoga, hoy les traigo a colación cuatro alternativas buenas, bonitas y baratas, únicas en las que servidor ha repetido visita en este verano de 2013.

Juanito el Costero. La tasca de Juanito, enfrente del restaurante original, sigue siendo la alternativa más segura para tapear en Zahara. Precios insuperables y calidad extrema, tanto en los platos elaborados como en el marisco ofertado, con la única excepción de una innecesaria y terrible Tortilla de Patata. Buen tratamiento del atún y del pescado azul en general (ese paté de caballa…). Bebidas a 1’5 euros, tapas generosas de su mítica Ensaladilla por 2, montaditos a 2’5 o raciones de gambas a 6 hacen que por 10 euros por barba uno se dé por comido. Infalible. (Calle de José Antonio)

Trasteo. En su segunda temporada y tras la ruptura con Jaime, su antiguo socio, Laura y José han decidido cerrar el innovador Albedrío y centrarse en el local de picoteo que abrieron el año pasado, situado a pocos metros de El Campero y muy cerca de esa irresistible tentación para las tarjetas de crédito femeninas que es la tienda de ropa De Helena, de la propietaria del mismo nombre. Buena oferta de medias raciones que permite recorrer tranquilamente la carta sin hartarse. Tartares, tatakis, unos boquerones fritos exquisitos, los gnochi rellenos y, por encima de todo, un Morrillo Estofado que es servido por San Pedro en la puerta del cielo a los llamados a entrar en la gloria divina. (María Luisa, 24)

placeholder

Zoko. Abierto este año, se trata de la sorpresa gastronómica de este 2013. Una carta apetecible en todos sus términos en la que destaca una curiosa oferta de Hamburguesas, en su doble versión mini y normal, y Molletes que le convierten en el lugar ideal para ir con niños. Completa el menú una original propuesta a base de cucuruchos y papeleos (de mojama, de calamares o de pescaíto frito) que permiten unir a la calidad la originalidad en la presentación. Sin tirar cohetes, una razonable calidad-precio para quien le apetezca picotear en la calle más bulliciosa de toda Zahara. (Calle Real, 14)

Tarifa Precios
El redactor recomienda