Exclusividad y excelencia en el corazón de Ribera del Duero: Alonso del Yerro
  1. Gastronomía
  2. Vinos
alonso del yerro, maría y paydós

Exclusividad y excelencia en el corazón de Ribera del Duero: Alonso del Yerro

Uno de los proyectos de Ribera del Duero más exclusivos, que más mima el día a día de sus vinos, que más pasión pone en su trabajo. El resultado: Alonso del Yerro y María, dos delicias

Ribera del Duero es ancha y larga, y son cientos los elaboradores que día a día se esfuerzan por hacer excelencia en sus vinos. Unos se quedan por el camino, pero otros dan en el clavo y llegan a su meta.

Es el caso de la bodega de la que hoy os queremos hablar: Viñedos Alonso del Yerro.

Alonso del Yerro es el conjunto de dos apellidos: de Javier Alonso y María del Yerro. Un matrimonio que en 2002 se aventuró a crear un proyecto de vinos de finca a 2 kilómetros de Roa, Burgos, en la finca Santa Marta.

Para comenzar, realizaron un más que exhaustivo estudio del suelo que llevó a una escrupulosa selección de parcelas y las plantaron con uva tempranillo. El resultado son 26 hectáreas de viñedo dividido en 4 parcelas –que a su vez se dividen en total en más de 25 microparcelas- y con cepas que plantaron en 1989. Cada parcela se trabaja, vendimia, recoge y elabora por separado y es posteriormente, en el 'coupage'final, cuando se juntan. "Los depósitos con los que se elabora Alonso del Yerro se catan por lo menos una vez al mes", nos comenta María.

La exclusividad y la búsqueda de la excelencia son elleit motivde esta casa. Sí, suena a manual demarketing, pero es que es así. 1.La producción total no llega a las80.000 botellas al año, algo muy exclusivo.2. Elrespeto al 'terroir', y sobre todo a transmitir en cada trago que llega al cliente final el suelo del que nacen sus vinos, es una máxima. 3. "Respeto por el entorno, el valor de la amistad, el amor por la familia y la pasión por la excelencia”, reza en su página web.

Es más, la finca, Santa Marta, en la que se ubica la bodega, les permitiría plantar y elaborar mucho más. "No queremos ampliar viñedo. Si plantáramos todo, podríamos producir 5.000 o 6.000 botellas más, pero no es la idea.Alonso del Yerro tiene una tipicidad muy definida y no queremos que esto cambie", nos dice María del Yerro.

El resultado de todo este minucioso trabajo son dos vinos. El tinto principal de la bodega, que lleva el nombre de la misma, Alonso del Yerro, un vino del que se elaboran alrededor de 70.000 botellas al año y que es la mezcla (coupage) de la uva obtenida de la gran diversidad de suelos situados a más de 800 metros de altitud, todos muy calcáreos, desde la típica arcilla roja de Ribera del Duero a las arenas con gravas; de ahí procede la tipicidad y complejidad de Alonso del Yerro.

El otro es un paso a la otra dimensión. Se llama María, como la matriarca de la familia, y solo se elabora las mejores añadas y nace de dos parcelas concretas: un circo de arcilla calcárea que le otorga densidad y redondez, de nombre Circo, y un páramo de gravas calcáreas que le procuran su elegancia y sus toques florales, que se llama Violeta. Se trata de una de las delicias de Ribera del Duero, uno de esos vinosque hacen que esta denominación de origen saque pecho. De la añada 2010, que es la que está en vigor, solo se han elaborado 7.000 botellas.

La bodega, además, elabora un tercer vino en la denominación de origen Toro, desde 2007, de nombre Paydós.

Desde el primer día, Alonso del Yerro hizo partícipes de esta historia a un grupo de profesionales que entendían como ellos el concepto de los grandes vinos. Así, desde el inicio del proyecto contaron con el asesoramiento del enólogo bordelés Stéphane Derenoncourt y poco a poco han conformado un equipo joven, con gran solvencia técnica, dirigido por el enólogo francés Lionel Gourgue.

Sigue aBerto MonteblancoenTwitter.
Sigue aTodovinoenTwitter.

Vinos Tempranillo
El redactor recomienda